Aunque el accidente sigue bajo investigación, un medio local (The Leader) ha desvelado lo que pudo ocurrir con el tren que arrolló a un camión que transportaba un Ferrari SF90 Stradale y un Porsche 911, entre otros modelos. Según los primeros indicios, el vehículo se quedó atascado mientras intentaba cruzar las vías en una intersección: el conductor no conocía bien la zona e intentó llegar al otro lado atravesando una parte muy estrecha.

Vídeo: accidente de 130 vehículos debido a la nieve y el hielo

El pasado 1 de abril, cerca de la intersección entre Roy Street y Allen Street, en Houston, un tren se llevó por delante a un camión: no hubo heridos ni fallecidos, algo asombroso considerando la escala de la colisión que mantuvo bloqueadas las vías del tren y parte de las calles colindantes durante un día. Las vías ubicadas al norte de la intersección volvieron a estar abiertas horas después del incidente.

Todo apunta a que el conductor del camión no estaba familiarizado con el área y se encontró con un cruce que, evidentemente, no había sido diseñado para que un remolque largo y bajo lo atravesase. El camión se quedó atrapado y aunque no hubo tiempo suficiente para alertar a los trabajadores ferroviarios, el tren circulaba a baja velocidad. El impacto hizo que la plataforma se hundiera y la empujó a poca distancia de la intersección.

Ferrari SF90

Modelos de alta gama

Como decíamos no pérdidas humanas, pero sí víctimas automotrices. La colisión fue suficiente para causar un daño significativo al remolque que se da por perdido, aunque la plataforma podría estar libre de daños. No obstante, la clave estaba en su interior ya que transportaba modelos de alta gama: Bentley, un Ferrari 488 (prueba), un Ferrari SF90 Stradale de color oscuro o un Porsche 911 Targa (prueba), entre otros.

Un Lexus IS es embestido por una avioneta en mitad de un aterrizaje de emergencia

No todos los vehículos quedaron expuestos y, por lo tanto, se desconoce el alcance de los daños. El 911 (que a tenor de las imágenes sería un modelo que rondaría los 150.000 euros) y el 488 amarillo (desde 258.237 euros) parecían relativamente ilesos, pero, aparentemente, el SF90 Stradale no tuvo tanta suerte ya que habría recibido la peor parte del impacto: una de las placas que se desprendieron del remolque cayó sobre el deportivo italiano… que en España cuesta unos 475.000 euros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.