Tesla acaba de anunciar los resultados financieros que ha obtenido durante el primer trimestre de 2021 y Elon Musk tiene razones para estar contento. Los beneficios de su empresa han sido sorprendentemente altos aunque la cifra alcanzada poco tiene que ver con los coches eléctricos. Y es que Tesla pierde dinero vendiendo vehículos, pero lo recupera con créditos y Bitcoin.

Tesla CyberLandr: la versión camper oficial del Cybertruck

Los tres primeros meses de 2021 suponen el séptimo trimestre fiscal consecutivo en el que Tesla cierra con ganancias. Los ingresos del último período han ascendido a 10.400 millones de dólares (8.614 millones de euros), con unos beneficios de 438 millones de dólares (362,8 millones de euros). Y lo más curioso, como decíamos, es que no provienen de sus propios productos.

Elon Musk

Créditos y criptomonedas

De esa cifra, 518 millones de dólares (429 millones de euros) corresponden a la venta de créditos de emisiones. Los fabricantes de coches tienen un límite de emisiones que no pueden sobrepasar y que se ha convertido en todo un negocio para algunas marcas. Aquellas que se quedan lejos de ese máximo pueden vender sus créditos a las que sí lo superan: aquí es donde reside uno de los éxitos financieros de Tesla. Eso sí, a medida que otros fabricantes aumenten sus ventas de coches eléctricos, el mercado para esos créditos se reducirá… y habrá que ver cómo afecta a la compañía californiana.

La otra clave la encontramos en el Bitcoin. En febrero, Tesla anunció que había invertido 1.500 millones de dólares (1,242 millones de euros) en esta criptomoneda y ofrecía la posibilidad de comprar sus coches con ella. Ahora ya sabemos qué ha hecho con esa inversión: durante este último trimestre, han vendido una parte por 272 millones de dólares (225,3 millones de euros). Una operación con la que obtuvo unos 101 millones de dólares (83,66 millones de euros).

Tesla

¿Y los coches?

Sin los créditos y sin el Bitcoin, Tesla habría perdido 181 millones de dólares (150 millones de euros) en el primer trimestre. Meses en los que la compañía vendió 184.800 unidades del Tesla Model 3 (prueba) y del Tesla Model Y a las que hay que sumar 2020 ejemplares del Tesla Model X (prueba) y Tesla Model S (prueba) procedentes del stock de ambos modelos. Es decir: la compañía perdió 970 dólares (803,4 euros) por cada modelo.

A pesar de ello, Tesla espera tener un crecimiento del 50% en 2021, lo que implicaría vender, como mínimo, 750.000 vehículos. No en vano, Elon Musk cree que el Tesla Model Y será el coche más vendido en el mundo el próximo año: para ello necesitaría matricular 1,5 millones de unidades en 2022.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.