Si existe una rivalidad en Japón dentro del sector del automóvil que sea conocida por todos es la existente entre el Subaru Impreza WRX STi y el Mitsubishi Lancer Evolution. Forjada a fuego en los rallyes, este enfrentamiento ha provocado que muchos se decanten del lado de un modelo u otro. Y a lo que no están dispuestos estos fans es a combinar ambos modelos en un solo vehículo. Pero no todos tienen esa percepción y alguien ha decidido que este Subaru Impreza reciba el frontal de un Mitsubishi Lancer EVO.

El Mitsubishi Lancer Evo VIII tenía una versión base con llantas de acero

Ese alguien es conocido en las redes sociales como @Shoodbgood y es el autor de esta atípica creación bautizada como “Subevo”, aunque a nosotros nos gusta más cómo suena «Mitsubaru». El Frankenstein de los sedanes japoneses de alto rendimiento ha sido construido combinando la parte delantera de un Lancer EVO IX con el resto de la carrocería de un Subaru Impreza WRX “Blobeye”. Esto significa que la modificación es casi correcta en el tiempo, lo que lo hace aún más interesante.

Este Subaru Impreza WRX ha recibido el frontal de un Mitsubishi Lancer EVO

Esto ha sido posible gracias a que ambos modelos comparten muchos de sus rasgos de estilo. Los dos tienen guardabarros cuadrados, ventanillas casi idénticas y una carrocería de tres volúmenes con un gran alerón trasero. Sin embargo, instalar el frontal de un EVO en la carrocería de un Impreza no es tarea sencilla y requirió de mucho trabajo para lograr un resultado tan bueno como el de las imágenes.

El capó casi se pudo atornillar en las bisagras originales (requirió leves modificaciones), pero el resto del frontal hubo que cortarlo y compensarlo soldando una estructura tubular. Otro problema fue el tamaño de los faros del EVO, que obligó a eliminar el aire acondicionado y el módulo del ABS originales del Subaru. Además, el Mitsubishi es ligeramente más ancho, lo que se solucionó fusionando las aletas de ambos vehículos.

subaru impreza wrx frontal mitsubishi lancer evo
@Shoodbgood

A pesar de todos los obstáculos, el vehículo está casi listo, con una parrilla delantera y un intercooler también adaptado. El propietario se decantó por una pintura rojo Soul metalizada y un juego de llantas estilo BBS. Actualmente, el “Subevo” no presenta insignias de ninguno de los fabricantes ni referencias a sus respectivos modelos.

Bajo el capó, @Shoodbgood dejó el motor bóxer de 2.0 litros sobrealimentado del Impreza WRX. Sin embargo, instaló un downpipe, una nueva admisión, turbo, inyectores, válvula de descarga HKS, y más, para potenciar sus prestaciones. Finalmente, el vehículo cuenta con un nuevo conjunto de suspensión coilover que mejora su rendimiento en carretera. Puedes ver muchos de estos detalles en las fotos y el vídeo (en inglés) que acompaña a estas líneas.

Fotos: @Shoodbgood

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.