Los swaps o cambios de motor son una práctica común en otros países. En España no se suele hacer, siempre que no sea para cambiar un motor original por otro igual. Sin embargo, en países vecinos podemos ver con cierta asiduidad este tipo de modificaciones, como el propietario que ha instalado un motor 2.5 TFSI de 492 CV de Audi RS 3 en un Skoda Yeti y lo ha puesto a la venta.

12 coches que son auténticos ‘lobos con piel de cordero’

El Skoda Yeti es un crossover que la firma checa tuvo a la venta entre 2009 y 2017. Sus características son las de un coche generalista, con bastante espacio en su interior, gran habitabilidad y motores sencillos. Nada de versiones deportivas para el Yeti al tratarse de un vehículo que iba enfocado a un público muy concreto. Es considerado como el precursor de la actual gama SUV de Skoda.

Alguien ha instalado un motor 2.5 TFSI de 492 CV de Audi RS 3 en un Skoda Yeti

skoda yeti motor audi rs 3
eBay

Sin embargo, el ejemplar que ilustra estas líneas ha dejado atrás todas sus características originales y se ha convertido en todo un sleeper. Para hacerlo posible, su propietario decidió instalar el sistema de propulsión del Audi RS 3 (prueba), concretamente el de la generación 8P que debutó en el año 2010. Pero no solo su motor, sino también la caja de cambios, los frenos y la suspensión.

El bloque 2.5 TFSI de cinco cilindros en línea con turbocompresor que, de fábrica, generaba 340 CV de potencia. Esto ya sería impresionante para un humilde Yeti. Pero su propietario quería más. Por ese motivo, se realizaron una serie de ajustes y modificaciones para elevar su potencia hasta los 492 CV. El bloque está ligado a un cambio automático de doble embrague. No se conocen sus nuevas especificaciones.

Exterior sutil, interior con varios elementos de Audi

skoda yeti motor audi rs 3
eBay

A nivel de diseño, pocos son los indicios que apuntan a que bajo el capó hay un motor de Audi Sport. Solo las llantas, provenientes de un Audi S3 (prueba), la suspensión rebajada y los tubos de escape ovalados nos podrían dar una pista. La carrocería se ha pintado en Carpathion Grey, un color de Range Rover, e incluye un sutil kit compuesto por un splitter, parrilla, taloneras, un parachoques trasero de la versión Monte Carlo y un alerón trasero de buen tamaño. Además, se han eliminado las barras longitudinales del techo y los logos de Skoda.

El interior también cuenta con algunos detalles especiales. Hay una pareja de asientos de cuero de un S3, así como un volante plano, un cuadro de instrumentos, una palanca de cambios y un conjunto de pedales de un RS3. La consola original se ha eliminado y en su lugar tenemos el sistema de infoentretenimiento y el climatizador del Audi, así como la palanca de cambios. Faltarían tan solo unas molduras para que estas tres partes encajen a la perfección en la consola central del Yeti.

skoda yeti motor audi rs 3
eBay

Lo más curioso es que este Skoda Yeti con motor 2.5 TFSI de 492 CV de Audi RS 3 está actualmente a la venta en eBay. Por este vehículo, que acumula 40.000 millas (64.373 km) piden 25.995 libras, unos 31.100 euros al tipo de cambio actual. Dada la magnitud del trabajo realizado para materializar este proyecto, quizá valga la pena por precio y por la capacidad de sorprender a todos tus conocidos con un sleeper de manual.

Fotos: eBay

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.