La policía ha llevado a cabo una operación que ha desarticulado una banda especializada en el robo y clonación de coches deportivos, deteniendo a 10 personas y recuperando 10 vehículos que están valorados en 300.000 euros.

16 SUV deportivos que te harán perder la cabeza

Aunque el informe no desvela el modelo concreto con el que operaban, por lo que se puede ver en las imágenes parece claro que estaban centrados en robar y trabajar con Abarth.

El modus operandi era relativamente sencillo. Por un lado, compraban a muy bajo coste ejemplares que estuvieran siniestrados. Aunque no podían circular y su reparación era inviable desde el punto de vista económico, de ellos utilizaban tanto el chasis como los elementos identificativos.

Por otro, robaban unidades del mismo modelo utilizando unos dispositivos electrónicos que permitían desactivar sus sistemas de seguridad.

Después, lo que hacían era montar las piezas identificativas de los modelos siniestrados en los que habían robado, consiguiendo que el coche funcionara a la perfección y que, cuando en algún control o, por ejemplo, a la hora de pasar la ITV, mirasen su número de bastidor o los permisos de circulación, pasaran completamente desapercibidos sin llamar la atención de los agentes o los operarios.

De esta manera, vendían los coches a compradores que no conocían su procedencia a un precio muy cercano al de mercado, lo que les permitía sacar importantes beneficios sobre el coste de adquirir las unidades siniestradas.

La investigación de la policía permitió dar con uno de los coches en los bajos de un inmueble del distrito de Puente de Vallecas, en Madrid, y posteriores pesquisas les llevaron a dar con un taller en Toledo que se empleaba para ocultar y despiezar de los coches robados. De hecho, al inspeccionarlo se encontraron numerosas partes de los mismos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.