Corría el año 1995 cuando España comenzó a hablar del renting de coches. Es, por lo tanto, una alternativa que lleva tiempo presente en el mundo del motor, pero ha sido en los últimos cinco años cuando ha experimentado un crecimiento considerable. No en vano, en 2019, los coches de renting representaron el 20,23% del total de las matriculaciones. Esta es la evolución de la alternativa al coche particular.

Antes de analizar la evolución del renting de vehículos en los últimos años conviene ponernos al día respondiendo a una pregunta: ¿qué es el renting? Se trata de un alquiler de coche a largo plazo en el que tenemos dos variables: la duración (entre tres y cinco años) y los kilómetros que vamos a recorrer anualmente (10.000, 15.000, 20.000…).

Renting de coches

A cambio habrá que pagar una cuota mensual que variará en función del modelo elegido. ¿Qué incluye? Prácticamente todos los gastos relacionados con un coche: seguro a todo riesgo, mantenimiento con revisiones en talleres oficiales, reparación de averías, impuestos, neumáticos… Esta cartera de servicios es el punto de partida ya que hay algunas empresas que ofrecen otras prestaciones como coche de sustitución, entrega a domicilio, etc.

Los 10 coches que más pasan por el taller en España

La inclusión de todos estos elementos en la cuota mensual supone uno de los puntos fuertes del renting frente a la propiedad ya que el conductor se ‘ahorra’ todas estas inversiones. Por otro lado, la mayor parte de las compañías no exigen ninguna entrada y, además, está el hecho de poder estrenar coche cada poco tiempo con los últimos sistemas de seguridad, ayudas a la conducción, tecnología…

Concesionario

La evolución del renting en España

Como decíamos antes, la trayectoria del renting en España es dilatada, pero lo cierto es que ha sido en los últimos cinco años cuando su desarrollo ha despuntado. Las cifras proporcionadas por la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER) son las que mejor representan esta escalada: han pasado de los 55.586 clientes de 2015 a los 191.696 de 2019.

Concesionario

El parque de coches de renting, por su parte, ha crecido un 58,98% llegando a alcanzar las 263.993 unidades -existen diferentes empresas que ofrecen este servicio, como Renting Coches-. Un pastel en el que los pedazos más grandes son para las pequeñas empresas, autónomos y particulares que son responsables del 61,81% de este incremento. Vamos a detenernos en los dos últimos grupos.

Hubo un tiempo en el que el renting se asociaba a las empresas: ni autónomos ni particulares se planteaban esa opción. No obstante, de un tiempo a esta parte son los que más han aumentado su presencia en el mundo del renting. Tanto es así que el parque de vehículos correspondiente a estos colectivos se ha multiplicado por más de ocho: se ha pasado de 10.537 unidades en 2015 a 87.191 en 2019. Un incremento, en términos relativos, del 727,47% y 76.654 coches que les ha llevado a representar el 12,25% del segmento.

Las mejores marcas de neumáticos, según la OCU

Unos y otros han contribuido a que las matriculaciones del renting cerrasen el último ejercicio con 302.900 unidades, lo que supone un crecimiento del 13,14% respecto a 2018, cuando se contabilizaron 267.732.

Campa de coches

El panorama de los futuros ¿compradores?

Europcar Mobility Group España realizó un estudio sobre la movilidad del futuro en el que profundizaron sobre las tendencias del mercado investigando los planes de futuro que tienen los conductores españoles. Un 71,4% considera que el coche compartido sustituirá al coche en propiedad a corto o medio plazo. El 70,3% cree que lo hará el alquiler de vehículos y un 55% apuesta por los coches con conductor.

Unas cifras a las que hay que añadir que caminan en la misma dirección que las que explican cuál es el panorama actual de los futuros compradores de vehículos: el 40% de los jóvenes europeos menores de 35 años no tiene coche propio y el 75% de los españoles piensa que en diez años el coche no será un bien propio, sino compartido. Un escenario propicio para el renting, pero ¿cómo ha llegado hasta aquí?

¿Por qué el renting no para de crecer?

No existe una única respuesta que explique la tendencia creciente del renting en España. Han sido varios factores los que han coincidido y han propiciado esta evolución.

Pagar por usar, simplemente

El primero de ellos es el cambio de mentalidad de la sociedad: hoy en día prima una relación más racional con el coche. El consumidor ha pasado de querer un vehículo a querer vivir una experiencia y de pagar para poseer a pagar para usar.

Algo que se agudiza aún más en el caso de los jóvenes, los futuros compradores: los coches han dejado de ser un objeto de deseo para convertirse en un instrumento que les permite cubrir sus necesidades de movilidad. Por lo tanto, sólo quieren disfrutar de las ventajas de su uso sin los inconvenientes que supone tenerlo en propiedad.

Concesionario

Las normativas

Otro de los puntos a tener en cuenta son las leyes sobre las emisiones. Se ha legislado largo y tendido sobre ellas, pero todavía queda terreno por conquistar en este aspecto. Y esto genera incertidumbre en el comprador: si no sabe si va a poder circular con el coche que se va a comprar, quizás le sale más rentable, económicamente hablando, elegir un renting y retrasar la compra. No podemos olvidar que la adquisición de un vehículo es la segunda inversión más importante de la unidad familiar, algo para lo que se necesita confianza y seguridad.

El futuro

Todo apunta a que el futuro de la industria del motor se dirige a modelos más respetuosos con el medio ambiente. Algunas marcas ya se han despedido de los motores diésel y, prácticamente, todas ya están apostando por energías alternativas: ¿nos espera un futuro en el que sólo tengan hueco los coches eléctricos y otros con cero emisiones? Ahora mismo prepararse para algo hipotético no está al alcance de todos los bolsillos y la infraestructura tampoco acompaña.

Llaves de coche

Por lo tanto, mientras se despejan las dudas sobre el tipo de tecnología que se podrá utilizar, el renting se perfila como una solución de movilidad para este tiempo de espera: alquilas un coche por dos, tres o cuatro años y cuando finalice el contrato puedes cambiarlo por uno que se adapte a la normativa vigente.

8 coches cuyos motores aguantan más de un millón de kilómetros

¿Desaparecerá el coche en propiedad? Parece que habrá hueco para todas las opciones porque siempre habrá conductores que prefieran ser dueños a largo plazo, pero todo apunta a que la tendencia que se podría imponer es la racionalización de la movilidad. Y ahí el renting tiene mucho que decir.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.