Poco a poco, el coche eléctrico va implantándose en nuestras vidas y cada vez son más los vehículos movidos por baterías que encontramos en las calles de las ciudades. Quizá el ritmo sea más lento del deseado por las autoridades y en función de qué países, pero no hay duda de que la industria del automóvil está poniendo todo de su parte para su desarrollo. Pero, seguramente, nunca habrías imaginado que un supermercado vendiera un coche. Eso ha pasado en Alemania con el Elaris Finn, el coche eléctrico de Lidl.

Cuando alguien va al supermercado, lo normal es que compre alimentos, principalmente, o productos de higiene, entre otros. Pero no un automóvil. Sin embargo, la cadena de supermercados alemana, Lidl, ha puesto a la venta en Alemania un pequeño utilitario eléctrico de carácter puramente urbano a un precio muy asequible. Y, claro está, se agotó en cuestión de horas.

Elaris Finn, el coche eléctrico de Lidl que se agotó en 48 horas en Alemania

coche eléctrico Lidl

Concretamente, 48 horas tardó en agotarse el Elaris Finn. Así es como se llama este coche eléctrico de Lidl, de 2,87 metros de largo, 1,56 de ancho y 1,57 de alto, biplaza y con un maletero de 229 litros. un vehículo básico para desplazamientos urbanos como, precisamente, ir al súper a hacer la compra de la semana.

Como recogen los compañeros de El Motor, El coche está producido en China y, gracias a la asociación del supermercado con la distribuidora like2drive, los clientes se lo pueden llevar a casa a través de la aplicación Lidl Plus. Está equipado con un motor de 48 CV y una batería de 32 kW que le permite una autonomía de 265 kilómetros según el ciclo WLTP. Gracias a su peso contenido, apenas 930 kilogramos, puede alcanzar los 115 km/h, más que de sobra para circular por ciudad y alrededores.

Batería que se carga a hasta 30 kW, necesitando solo una hora y cinco minutos para recuperar toda su capacidad, utilizando un enchufe convencional.

Un coche sencillo y práctico

El coche eléctrico de Lidl luce unas formas sencillas y espartanas. Sin embargo, el interior sorprende por su diseño bastante cuidado y moderno. Cuenta con un salpicadero con acabado de dos tonos y líneas muy fluidas, presidido por una pantalla táctil compactible con Apple CarPlay y Android Auto. Además, está equipado con aire acondicionado, faros LED, llantas de aleación, frenos de disco en las cuatro ruedas, asientos de cuero y cámara de marcha atrás. ¿Qué más se puede pedir?

El coche eléctrico del supermercado de podía adquirir por renting, a través de una cuota mensual de 222 euros, o pagando al contado el importe total de 20.333 euros, a lo que hay que restar 7.000 euros de ayuda que ofrece el gobierno alemán.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.