El Volkswagen Beetle nació para ser el coche del pueblo, fiable, cumplidor y, sobre todo, asequible. Eso implicaba que, pese a ser capaz de alojar a dos adultos, tres niños y su equipaje, por razones de presupuesto era un vehículo bastante compacto incluso para su época. Eso hace que hoy, con los modelos actuales, parezca una miniatura entre gigantes, algo que no pasa con este ejemplar en particular: un VW Beetle gigante.

Historia del Volkswagen Beetle: el mito

La idea es de lo más peculiar, pero surgió el seno de una familia amante del vehículo, que pese a su gusto por éste no terminaba de estar convencida por el hecho de sentir constantemente que en la carretera otros coches más grandes te iban a pasar por encima.

La solución al problema parecía sencilla: hacer un Escarabajo mucho más grande. De hecho, en un primer momento pensaron en hacerlo un 50% mayor que el original, pero se pasaba de las dimensiones permitidas para poder ser conducido de manera legal por la calle, así que finalmente tuvieron que conformarse con un aumento del 40%. Esto tampoco implicó un cambio muy grande, ya que este Volkswagen es más grande que un Hummer.

Partieron de un ejemplar descapotable del 59 al que digitalizaron por completo, pieza por pieza, para luego aumentar la escala a un 140% y, a partir de ahí, construir cada una de sus partes. Para aguantar el peso añadido decidieron emplear la plataforma de una camioneta Dodge y, de hecho, también tomaron prestado de la marca su motor 5.7 V8.

Ahora bien, no se trata solo de una réplica de tamaño aumentado, también se ha aprovechado para añadir tecnología moderna como la dirección asistida, aire acondicionado, elevalunas eléctricos, asientos ventilados y calefactados, etc. De hecho, hasta han “falseado” algunos aspectos como la transmisión, que es automática en el Dodge y aquí está simulada como manual, contando incluso con un pedal de embrague que no es tal, si no que hace las mismas funciones que el de freno.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.