La cuarta generación del (prueba) SEAT León destaca por su variada gama de motorizaciones. A los más tradicionales propulsores diésel y gasolina se han unido dos variantes híbridas enchufables como gran novedad. También lo hace el (prueba) SEAT León TGI DSG 130 CV, la versión de gas natural comprimido (GNC). Acabamos de ponerlo a prueba en este vídeo, donde descubrirás todos los detalles.

PRUEBA en VÍDEO: SEAT Tarraco e-Hybrid

El motor 1.5 TSI de cuatro cilindros entrega 130 CV de potencia y 200 Nm de par máximo. Está asociado a un cambio automático DSG de doble embrague y siete relaciones conectado al tren delantero. Gracias a sus depósitos de GNC y el tanque de gasolina tradicional, el León TGI anuncia una autonomía combinada de 600 kilómetros. Además, hay que sumar un consumo medio homologado de 3,9-4,3 kg/100 km, según el ciclo WLTP.

PRUEBA en VÍDEO: SEAT León TGI DSG 130 CV

El nuevo SEAT León TGI DSG 130 CV de la prueba destaca por conservar el dinamismo característico del León. También por las calidades en la construcción y por su equipamiento. Registra, además, un consumo medio contenido que contribuye a unos costes de utilización que rondan los tres euros por cada 100 km recorridos. Súmale el distintivo ambiental ECO de la Dirección General de Tráfico y tendrás un compacto eficiente y económico de mantener.

¿Hay alguna pega que se le pueda poner al nuevo León de GNC? Pocas, aunque la más destacada es que dada la configuración de su sistema de propulsión y la disposición de los tanques de gas, el maletero reduce su capacidad volumétrica de los 380 litros iniciales a los 300 litros de esta versión. Está disponible, además, desde poco más de 20.000 euros con descuentos y promociones ya aplicados.

Para descubrir qué nos ha parecido este compacto de gas, no te pierdas la prueba en vídeo del SEAT León TGI DSG 130 CV:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.