La cuarta generación del Seat León ha llegado hace no demasiado al mercado. Es por eso que su gama está terminando de desperezarse y de dar a conocer todas las versiones disponibles en cuanto a motorización. Y en esas estamos, con la prueba del SEAT León TGI, que puede funcionar tanto con gasolina como con gas natural comprimido o GNC.

tres cuartos frontal del SEAT León TGI DSG 130 CV

Una variante que luce en su parabrisas la etiqueta ECO y que, junto a una economía de uso encomiable, representa su mayor fortaleza en comparación con los León con otro tipo de motorizaciones. Y es que según la propia marca el coste de su utilización ronda los tres euros por cada 100 km recorridos. Nada mal.

Tan bueno como siempre

Las diferencias dinámicas del SEAT León TGI de esta prueba en comparación con los demás es prácticamente inapreciable. Conserva ese dinamismo propio de cualquier SEAT, y que se hace patente en uno de los compactos más exitosos de nuestro país. En este sentido, ofrece una dualidad de uso excepcional.

PRUEBA: SEAT Tarraco FR 2021

Y digo dualidad porque no es necesario ir continuamente con el cuchillo entre los dientes para apreciar su buen comportamiento. También resulta un vehículo muy cómodo en los desplazamientos en el día a día, mostrándose muy refinado tanto por el aislamiento acústico generalizado como por las vibraciones de su motor, que no se dejan notar en el habitáculo.

Prueba Seat León TGI

Ahora bien, enlazar un tramo de curvas o afrontar un puerto de montaña con el León es un gusto. La dirección tiene un tacto muy directo y el buen trabajo que los ingenieros han hecho con la suspensión sale a relucir en los trayectos más exigentes. Resulta firme en los cambios de apoyo, invitándonos a disfrutar.

130 CV son suficientes

El motor del Seat León TGI es un bloque 1.5 TSI de cuatro cilindros que entrega una potencia de 130 CV y un par motor máximo de 200 Nm. Este último dato hace que de vez en cuando haya que jugar con el cambio para que nos muestre su carácter cuando demandamos una exigencia mayor, pero en los desplazamientos rutinarios es más que suficiente.

motor a gas del SEAT León TGI DSG 130 CV

Y no quiero dejar de lado su eficiencia. Según el ciclo de homologación WLTP, el consumo medio del Seat León TGI es de 3,9 y 4,3 kg/100km siempre que hablemos de GNC. La realidad es que, en un trayecto de unos 50 km por un entorno en el que han predominado carreteras secundarias, hemos obtenido una media de 4,0 kg/100km. Cumple con lo que promete.

PRUEBA: SEAT 1430

Los datos oficiales nos dicen que la autonomía conjunta es de casi 600 km. Esta cantidad sale de sumar los 440 km que puede recorrer con GNC, con un depósito de 17,3 kg mediante, y con gasolina, cuya capacidad del depósito es de tan solo 9 litros. Esto puede suponer un hándicap en caso de no contar con una estación de servicio que suministre gas natural comprimido cerca de casa ya que con el depósito de gasolina la autonomía se reduce hasta los 150 km.

barrido durante la prueba Seat León TGI

Hablar del cambio de marchas es hablar de algo ya muy conocido. Una caja automática DSG de doble embrague y siete relaciones que resulta cómoda y rápida. Además, puedes cambiar mediante las levas que hay tras el volante de forma secuencial. Eso sí, me gustaría algo más de calidad en el plástico en el que están construidas. Aun así, puedes elegirlo también con cambio manual de seis velocidades.

Una cosa por otra

El hecho es que para que pueda disponer de la etiqueta ECO y del depósito de GNC que permite moverte por ‘cuatro duros’, como aquel que dice, también ha de renunciar a algunas cosas. Como por ejemplo a parte del maletero, que pasa de los 380 litros de los León con motor de combustión a tan solo 300, una cifra baja para un compacto pero más que suficiente para un vehículo de uso diario.

Prueba Seat León TGI

Acabados y precios

La gama del Seat León TGI ya está disponible a cambio de un precio que parte de los 26.250 euros, cantidad que se puede rebajar hasta los 20.050 en el mejor de los casos aplicando todas las promociones y descuentos disponibles. Por su parte, las opciones en cuanto a configuraciones son muy variadas.

PRUEBA: SEAT 600 D

De esta manera, se puede escoger tanto con un cambio manual de seis velocidades como con uno automático DSG de doble embrague y siete relaciones. Además, hay tres acabados disponibles, que son Style, Xcellence y FR. ¿Una opción interesante? Por supuesto, sobre todo si tienes una ‘gasinera’ cerca de tu casa.

Prueba Seat León TGI cargando en una gasinera

Ficha técnica SEAT León TGI DSG 130 CV
Motor Cilindrada 1.498 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima 130 CV / 5.000 – 6.000 rpm
Par máximo 200 Nm / 1.400 – 4.000 rpm
Alimentación Tipo Inyección directa. Turbo.
Transmisión Caja de Cambios Automático, 7 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Rueda tirada con elemento torsional
Resorte helicoidal
Frenos Delanteros Discos ventilados
Traseros Discos
Dimensiones Longitud 4.368 mm
Anchura 1.800 mm
Altura 1.456 mm
Distancia entre ejes 2.686 mm
Maletero Volumen 300 litros
Peso Peso 1.382 kg
Prestaciones Velocidad máxima 203 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 9,8 seg
Consumo
WLTP
Combinado 3,7 kg/100 km
Velocidad baja n.d.
Velocidad media n.d.
Velocidad alta n.d.
Velocidad muy alta n.d.
Emisiones Emisiones de CO2 103 g/km Euro 6
Precio Precio oficial Desde 26.250 euros

Fotos: Mikel Prieto

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.