El Porsche Macan S de la prueba es un producto que es perfecto para entender el éxito que está teniendo Porsche. Porque es un SUV que cuando lo conduces no parece un SUV gracias a un comportamiento dinámico que no dista mucho del de una buena berlina deportiva. Porque tiene un diseño exterior e interior de lo más seductor, todo ello acompañado por una calidad de materiales y ejecución difícil de igualar.

Desde que probé la primera generación de este todocamino siempre he pensado que es el mejor SUV que hay en el mercado. Y ahora que me he puesto a los mandos de la última evolución del Macan, como es el Macan S que tienes en las fotos, vuelvo a corroborar lo que ya pensaba. Es un producto magnífico y no me sorprende en absoluto que goce de tantísima popularidad, situándose como el modelo más vendido de Porsche a nivel global.

Prestaciones y comportamiento con el sello de Porsche

Porsche Macan S trasera

Antes de continuar, permite que ponga en contexto a esta variante del Macan. Porque el Porsche Macan S que pruebo se sitúa como la versión intermedia de la gama con sus 381 CV y un precio que parte de 85.556 euros. Es decir, está un peldaño por encima del (prueba) Macan 2.0 265 CV de 4 cilindros, que arranca en 72.941 euros; pero ligeramente por debajo del (prueba) Macan GTS 2021 de 441 CV, que se ofrece desde 104.515 euros.

Comparte motorización con este último, que es sensiblemente más potente y ofrece un comportamiento todavía más deportivo. Pero también es más caro (18.959 euros, concretamente), por lo que en mi opinión se alza como el más equilibrado e interesante de la familia. Al fin y al cabo, combina todas las bondades de cualquier Macan con un propulsor a la altura de lo que uno espera de un Porsche.

Porsche Macan S motor

Se trata de una unidad V6 con 2.9 litros sobrealimentada con un turbocompresor de doble entrada. Desarrolla los mencionados 381 CV y 520 Nm de par. Este último dato, el más importante al fin y al cabo, es especialmente bueno y más si tenemos en cuenta que se ofrece de manera constante entre las 1.750 y las 5.000 revoluciones por minuto.

La consecuencia de esto es un empuje extremadamente lineal en cualquier circunstancia y unas prestaciones muy buenas. Así lo demuestran los 4,6 segundos que necesita para hacer el 0 a 100 km/h con el paquete Sport Chrono (4,8 segundos sin él). Más significativo aun es el registro de 3,2 segundos que obtiene en el paso de 80 a 120 km/h o los 14,1 segundos que necesita para pasar de 100 a 200 km/h. No hay ninguna duda de que es rápido, ¿verdad?

Porsche Macan S detalle logotipo

El responsable de esto es el motor, pero no hay que olvidarse de la caja de cambios. Se trata de una unidad PDK de doble embrague con siete velocidades y un funcionamiento que es lo más perfecto que vas a encontrar en cualquier SUV. Realiza las transiciones entre marchas a la velocidad del rayo, tiene una respuesta muy buena a baja velocidad y encima obedece con fidelidad las órdenes que transmitas a través de las levas que hay en el volante.

Tampoco hay que olvidarse del efectivo sistema de tracción a las cuatro ruedas. Un dispositivo que recuerda en concepto y respuesta a los que montan algunos Porsche 911. Como en estos, la potencia se envía predominantemente al tren trasero y un embrague multidisco se encarga de mandar fuerza al eje delantero siempre que sea necesario. Es uno de los causantes de que el Porsche Macan S que pruebo tenga un comportamiento dinámico tan ágil.

Opciones que hacen que sea todavía mejor

Porsche Macan S detalle escape

Pero tirando del amplio catálogo de elementos opcionales que ofrece Porsche, puedes hacer sea incluso mejor. Fíjate, por ejemplo, en el Porsche Torque Vectoring Plus (1.697 euros), que añade un diferencial trasero controlado electrónicamente que permite variar la cantidad de potencia que llega a cada neumático.

Otro detalle de equipamiento que recomendaría es la suspensión neumática adaptativa (1.683 euros). Incluye tres niveles de altura, para por ejemplo, poder acceder al vehículo con más facilidad o aumentar la distancia libre al suelo para superar obstáculos. Del mismo modo, incorpora unos amortiguadores con regulación continua y con tres opciones de ajuste manual: confort, Sport y Sport Plus.

Porsche Macan S detalle frenos

El paquete Sport Chrono (1.134 euros) es igualmente interesante si te gusta aprovechar las prestaciones del coche. Incluye nuevos modos de conducción -Sport Plus-, el mando satélite del volante para elegirlos con más facilidad y funciones adicionales como el Launch Control. Otra opción que equipa esta unidad es el escape deportivo (2.742 euros), que ofrece la posibilidad de variar el sonido que produce el motor gracias a unas mariposas controladas electrónicamente.

También existe la posibilidad de montar dos equipos de freno diferentes. El primero y más asequible es el Porsche Surface Coated Brake (3.394 euros), que incorpora pinzas y discos más grandes, estos últimos recubiertos con una finísima pero resistente capa de carburo de tungsteno. Característica con la que prometen aumentar su vida útil un 50% y disminuir al mínimo los residuos que se producen durante las frenadas. Por encima están los frenos cerámicos (9.163 euros). La unidad de la prueba montaba los de serie, que me parecen más que suficientes para practicar una conducción normal.

Prueba del Porsche Macan S

Porsche Macan S delantera

Uno de los aspectos que más me ha gustado del renovado Macan S es su habitáculo. Ahora presenta una imagen más moderna, fundamentalmente gracias al actualizado sistema multimedia y la aplicación de una consola central con botones táctiles. Es cierto que los anteriores resultaban más fáciles de manejar, pues para usarlos no necesitabas apartar la vista de la calzada como sucede ahora. Pero a cambio, ofrecen un diseño más acorde a los tiempos que corren.

Quitando esto, el resto casi no cambia. La calidad de los materiales o los ajustes son excelentes y ofrece espacio suficiente para que viajen cuatro adultos con comodidad. La postura de conducción es más deportiva que en otros SUV similares, con un asiento que se puede bajar más de lo habitual. El volante tiene un tacto exquisito gracias a un cuero muy agradable al tacto y a un aro redondo con un grosor que me parece perfecto.

Todo esto es una parte importante de la experiencia de conducción que ofrece el Porsche Macan S de la prueba. El resto viene determinado por su buena puesta a punto y por un conjunto propulsor que mueve con mucha soltura el conjunto en cualquier circunstancia. Cuando te pones en marcha, desde la primera curva que tomas tienes la sensación de estar conduciendo un vehículo mucho más ligero de lo que sugiere la ficha técnica (2.005 kg en orden de marcha).

Frena muy bien y apenas cabecea o balancea cuando fuerzas la situación en busca de reacciones. Sentado en el puesto de mando tienes la sensación de estar conduciendo una berlina deportiva si no fuera porque vas sentado más arriba. El morro entra en las curvas sin que se perciba un atisbo de subviraje (siempre que no sobrepases los límites físicos de agarre, claro) y el tren trasero responde a las órdenes que doy a través del acelerador ayudando a redondear el giro.

Prueba Porsche Macan S trasera movimiento

Al final me encuentro circulando a un ritmo sorprendente y todo ello con una sensación de seguridad y control excelente. Pero lo mejor del Macan S es que hace todo esto sin renunciar a un confort de marcha envidiable. Especialmente con la suspensión neumática y los amortiguadores variables, con los que las irregularidades de la calzada prácticamente desaparecen incluso a pesar de que los neumáticos no tienen mucho perfil.

¿Merece la pena pagar los 12.615 euros de diferencia que hay entre el Macan normal y el Macan S? Si valoras las prestaciones, que son muy superiores, sin lugar a dudas. Lo mismo se puede decir si dudas entre el Macan S y el Macan GTS (18.959 euros más caro), pues el segundo es todavía más rápido y ágil.

Ficha técnica Porsche Macan S
Motor Cilindrada 2.894 cc
Cilindros 6 en V
Potencia máxima 381 CV / 5.200 – 6.700 rpm
Par máximo 520 Nm / 1.750 – 5.000 rpm
Alimentación Tipo Inyección directa. Turbo. Intecooler.
Transmisión Caja de Cambios Automática, 7 velocidades
Doble embrague
Tracción Total
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados
360 mm
Traseros Discos ventilados
330 mm
Dimensiones Longitud 4.726 mm
Anchura 1.922 mm
Altura 1.621 mm
Distancia entre ejes 2.807 mm
Maletero Volumen 458 / 1.503 litros
Peso Peso 2.005 kg
Prestaciones Velocidad máxima 259 km/h
Aceleración 0-100 km/h 4,8 seg
Consumo
WLTP
Combinado 11,1 l/100 km
Velocidad baja 15,2 l/100 km
Velocidad media 10,6 l/100 km
Velocidad alta 9,5 l/100 km
Velocidad muy alta 11,1 l/100 km
Emisiones Emisiones de CO2 251 g/km Euro 6d – Etiqueta C
Precio Precio oficial Desde 85.556 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.