Hoy estamos en Los Ángeles y vamos a probar el Mitsubishi Lancer Evo X Final Edition, la última serie del Lancer Evolution, la leyenda.

Comenzando por el techo, me gusta que sea negro. Da continuidad al parabrisas. El capó es agresivo, con muchos nervios, e incluye dos salidas de aire laterales y una toma frontal. Todo funcional. La línea de diseño principal apunta hacia la parrilla trapezoidal negra y lo único brillante es la insignia de la marca.

Prueba Mitsubishi Lancer Evolution X Final Edition

Un exterior con detalles específicos ‘Final Edition’

Los faros tienen la típica mirada del Mitsubishi Lancer, si bien cambia su iluminación, que ahora es bi-xenón. Debajo están los antiniebla sobre una moldura negra que es simplemente decorativa. En el splitter inferior vemos cómo se ha quedado un poco desfasado en relación a los modelos más modernos, tanto por diseño como por eficiencia aerodinámica. Es muy simple.

El Mitsubishi Lancer Evolution podría volver a la vida

En el lateral hay varios detalles a destacar. El primero es la línea de cintura, que pasa por encima de los pasos de rueda delanteros y le da mucha presencia con su anchura… sin ser exagerada. La branquia también está detrás de los pasos de rueda y es relativamente discreta, ya que de poner una nota más agresiva se encargan los faldones.

Prueba Mitsubishi Lancer Evolution X Final Edition

Los espejos retrovisores son calefactables y ahora tienen la luz de los intermitentes. El pilar A es bastante inclinado y la línea va subiendo según avanzamos. No tiene elementos cromados, cosa que me gusta. Las llantas son de 18 pulgadas, pero no son las forjadas de BBS, y termino con el alerón trasero, que es fijo y enorme. Bloquea un poco la visión trasera desde el habitáculo, pero a cambio es funcional, o eso dicen desde Mitsubishi.

La zaga no tiene una antena de aleta de tiburón y en este sentido también está un poco anticuado. El techo sigue siendo negro como continuación de la luneta trasera, que es bastante amplia imagino que para compensar un alerón tan grande. Y pesado, porque pesa mucho. Eso es malo por la parte de que le hace tener más lastre al vehículo y también por la del consumo de combustible. Pero, por otro lado, le estás haciendo tener más agarre en la parte posterior.

Prueba Mitsubishi Lancer Evolution X Final Edition

La imagen de los faros también es típica, son muy agresivos y por dentro están divididos en diferentes círculos. Además, su diseño también hace que sean eficientes en cuanto a la aerodinámica. Su aspecto es limpio y casi no tiene líneas, y en la insignia también vemos la versión ‘Final Edition’.

Los escapes, a cada lado son anchos, y el difusor está esculpido. Espero que sea funcional. Se puede abrir el maletero desde dentro, con la llave, o en el botón que hay en la carrocería. Es un poco pequeño, con unos 200 litros, muy poco espacio. ¿Por qué? Pues porque al fondo del mismo tiene la batería o el líquido limpiaparabrisas para distribuir mejor el peso. También está la rueda de repuesto, pero es de galleta.

Un interior a la altura de un Lancer Evo X

La llave de esta edición especial del Mitsubishi Lancer Evolution es bastante sencilla y tiene el mando para la apertura remota. Curiosidad: el arranque no es por botón. Los asientos ya no son Recaro, pero los nuevos son cómodos. Cuentan con el suficiente apoyo lateral, pero definitivamente no son tan radicales y deportivos como los Recaro. ¿Esto es bueno o malo? A mí me da un poco de pena, pero bueno, vamos a probarlos porque la primera impresión no ha sido mala.

Los ajustes pueden ser en altura y en longitud, que, aunque parezca normal, no me lo había encontrado antes en el Evo. El volante tiene regulación en altura, pero no en profundidad, una limitación importante. Es de calidad, y aunque es completamente redondo su diseño es bueno. Tiene botones para controlar el sistema multimedia o elementos como el control de crucero.

De hecho, el volante es una de las pocas diferencias con respecto a los Lancer más normales. El interior utiliza unos materiales bastante pobres, cosa que me ha sorprendido para mal teniendo en cuenta que es la versión Evo, y encima la serie final. Me hubiera gustado algo más que un par de etiquetas en las alfombrillas. El coche se lo merece.

El sistema de infoentretenimiento no tiene navegador al ser el acabado GSR; entiendo que el MR lo incluye. La pantalla es muy sencilla de manejar y rápido. Más abajo están los controles de la climatización, que son simples y permiten mantener la atención en la carretera. También hay espacio para meter el teléfono móvil, pero no hay puertos USB para conectarlo.

PRUEBA: Subaru WRX STi 2015

Delante del cambio de marchas me encuentro con la clásica placa identificativa de la versión con el número de unidad. Acabará siendo un clásico seguro. Es una pena que estén dedicando recursos a hacer coches familiares, SUV y crossover en detrimento de modelos como este.

Prueba Mitsubishi Lancer Evolution X Final Edition

En los asientos traseros el espacio es generoso, tanto para piernas como para hombros y cabeza. Esperaba encontrarme más apretado. No obstante, también hay peros. Principalmente, los materiales. Son plásticos de una apariencia y un tacto pobre, aunque, al menos los asientos son cómodos y su acolchado y la tapicería están muy bien. En el apoyabrazos central hay dos espacios para un par de vasos.

No hay salidas de climatización posteriores ni tampoco puertos USB, como en la parte delantera. Y además la fila trasera de asientos no es abatible. Eso limita mucho el almacenamiento en los viajes.

Prueba Mitsubishi Lancer Evolution X Final Edition

Es raro, pero esta unidad tiene un cambio de cinco velocidades. Resulta extraño encontrar coches manuales de esta categoría con cinco marchas. Eso sí, este es el GSR, y el MR sí que viene ya con una transmisión automática de doble embrague y seis velocidades. Es otro mundo. Uno de los primeros cambios automáticos que me enamoraron.

La primera impresión es que su rodar es muy rígido. Me parece que es la combinación de varios factores. El primero son los neumáticos, luego está la calibración de la suspensión, la rigidez torsional… Es un pequeño sacrificio que hay que hacer si se quiere tener una conducción tan exquisita. La respuesta del motor sobrealimentado es buenísima, es una de las grandes bazas de este modelo. Acelera muy bien, te da mucha confianza al conducirlo.

La visibilidad, por otro lado, es estupenda. El parabrisas es enorme y la posición del asiento es buena. Ahora bien, la instrumentación está en una posición algo baja. El reloj de las rpm está a la izquierda y la zona roja está en las 7.000 rpm. El velocímetro se sitúa a la derecha y las agujas son analógicas, aunque entre ambos diales hay una pantalla LCD para reflejar los datos del ordenador de a bordo.

Prueba Mitsubishi Lancer Evolution X Final Edition

Al lado del freno de mano hay un botón para elegir el modo de conducción, que puede ser tierra, nieve o asfalto. Porque el Evo viene con tracción permanente a las cuatro ruedas en cualquiera de sus versiones. Es una de las grandes virtudes de este modelo, como su filosofía. Ofrece todo el aprendizaje previo de Mitsubishi en los rallyes, y en parte es triste que lo abandonen con esta versión.

Subaru Impreza WRX vs Mitsubishi Lancer Evo: la eterna lucha

La conducción es maravillosa. Al llevarlo rápido te pone los pelos de punta como tiene que hacerlo. Mantiene su espíritu. Pero están atrasados en el equipamiento, los materiales, el diseño… por eso se entiende que lo dejen de lado. Porque a día de hoy, las matemáticas no fallan y los números no salen para seguir haciendo coches como este y que pueda competir en el mercado actual. Aun así, siguen existiendo alternativas.

Prueba Mitsubishi Lancer Evolution X Final Edition

La respuesta de los frenos Brembo es también excepcional. Se le va a echar de menos. Por cierto, el motor es solo uno. Un cuatro cilindros turbo de 2.0 litros que desarrolla 295 CV de potencia y 413 Nm de par motor máximo. En cuanto a consumo, ‘bebe’ unos 14 l/100km en ciudad y 10 en la autopista.

Ficha técnica Mitsubishi Lancer Evo X Final Edition
MotorCilindrada1.998 cc
Cilindros4 en línea
Potencia máxima295 CV a 6.500 rpm
Par máximo413 Nm a 3.500 rpm
AlimentaciónTipoInyección Indirecta. Turbo
TransmisiónCaja de CambiosManual, 5 velocidades
TracciónTotal
SuspensiónDelanteraMcPherson
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
TraseraParalelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
FrenosDelanterosDiscos ventilados / 350 mm
TraserosDiscos ventilados / 330 mm
DimensionesLongitud4.505 mm
Anchura1.810 mm
Altura1.480 mm
Distancia entre ejes2.650 mm
MaleteroCapacidad323 litros
PesoPeso1.635 kg
PrestacionesVelocidad máxima240 km/h
Aceleración 0-100 Km/h5,4 seg
ConsumoUrbano8,6 l/100 km
Extraurbano13,3 l/100 km
Combinado10,2 l/100 km
EmisionesEmisiones de CO2243 gr/km
PrecioPrecio oficial37.995 dólares (unos 34.800 euros)

Univisión – A bordo

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.