El Mitsubishi L200 2020 de la prueba es uno de esos vehículos que te dejan muy buen sabor de boca. Porque tiene un diseño exterior de lo más atractivo del segmento. Porque ofrece soluciones técnicas que actualmente ninguno de sus rivales puede igualar. Y porque tiene un precio de venta muy competitivo, con tarifas que van de los 23.550 a los 34.500 euros.

Ram 1500 TRX, así es el pick-up más potente de todos los tiempos

Como casi todo en esta vida no es producto perfecto, tiene alguna pequeña pega que desgranaré a continuación, pero en líneas generales cumple con nota. Aunque guarda muchas similitudes con sus predecesores, Mitsubishi se refiere al L200 de la prueba como la sexta generación del pick-up. Un modelo, el L200, que fue el primer vehículo de su clase que se ofreció oficialmente en Europa allá por el año 1978.

Desde entonces se ha labrado la fama de ser un producto robusto y fiable. De hecho, actualmente circulan a diario por el Viejo Continente más de 416.000 unidades de las diferentes evoluciones de este modelo. Coches que en muchos casos se tiene que enfrentar a las condiciones de trabajo más duras que puedas imaginar. Porque como todos los pick-up, es un vehículo con un claro enfoque dual que permite que sea apto tanto para labores profesionales como lúdicas.

Un exterior atractivo y un interior agradable

Mitsubishi L200 2020 detalle delantera

Su predecesor (prueba del Mitsubishi L200 2016) contaba con un diseño más redondeado. El nuevo Mitsubishi L200 apuesta por unas formas claramente más agresivas, en la línea con el resto de productos de la firma de los tres diamantes. Un cambio que le ha sentado francamente bien, pues ahora resulta mucho más atractivo en su conjunto. Vamos, que ofrece un aspecto más acorde con lo que uno espera de un vehículo de su segmento, es decir, robusto y capaz.

El capó del Mitsubishi L200 2020 de la prueba se sitúa 40 mm más arriba. Suma a esto el nuevo diseño de la parrilla y la ubicación de los faros (de ledes para todas sus funciones), que enfatizan la anchura del conjunto y casi están integrados las aletas, y entenderás porque tiene ese aspecto tan poderoso. En la vista lateral, más allá de la considerable longitud del conjunto, destacan los rotundos pasos de rueda y el ya clásico corte en diagonal entre la cabina y la caja de carga.

Mitsubishi L200 2020 piloto

El interior no llega a tener las calidades de un SUV de precio similar, pero cumple. Todas las superficies que puedes tocar mientras conduces están bien rematadas. De hecho, hay detalles que me han gustado mucho como el acolchado que puedes encontrar en la zona de las rodillas. También hay que valorar positivamente la ausencia de crujidos provenientes de malos ajustes. Y el diseño es agradable, con una disposición intuitiva de los mandos.

Cuenta además con mejoras en apartados como los sistemas de información y entretenimiento o asistentes de conducción en comparación con su predecesor. A esto hay que añadir que el habitáculo es lo suficientemente amplio para que cinco adultos viajen con comodidad. En las plazas traseras hay dos anclajes Isofix.

Nuevo motor con un sistema de tracción único y probado

Mitsubishi L200 2020 interior

A nivel técnico, hay varias novedades con respecto a su predecesor. La más importante de ellas afecta a la motorización, pues ahora hay un único propulsor disponible. Se trata también de un cuatro cilindros en línea, pero en este caso con 2.268 cc. Es una mecánica de la familia 4N1, la misma que equiparon el ASX o el Outlander anteriormente, con bloque y culata de aluminio.

En esta aplicación desarrolla 150 CV de potencia a 3.500 rpm y un par motor de 400 Nm disponibles entre 1.750 y 2.250 vueltas. Un rendimiento suficiente para que el L200 2020 que pruebo pueda pasar de 0 a 100 km/h en 13,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 171 km/h. Y todo ello con un consumo medio homologado de 9,7 l/100km que no es difícil igualar en la práctica.

Mitsubishi L200 2020 cambio automático

Es decir, tiene un motor que ofrece menos potencia y par que el anterior 2.4 en su versión más poderosa (181 CV y 430 Nm). También da menos potencia pero más par que el anterior 2.4 en su variante de acceso (154 CV y 380 Nm). He podido comprobar durante la prueba del Mitsubishi L200 2020 que sí se nota esa pérdida de potencia con respecto al de 181 CV. Como el de 154 CV nunca lo conduje, no tengo una referencia.

Pero lo más llamativo a mi juicio es la diferencia de par. Mejor dicho, la forma tan diferente de entregar el par. Porque el anterior 2.4 se notaba más lleno en la zona baja del tacómetro. En este, sin embargo, hay que esperar a que el motor sobrepase las 2.000 vueltas para que realmente ofrezca la fuerza esperada. Por mucho que la marca indique que la cifra de par máximo se alcanza a 1.750 vueltas, en condiciones de uso reales no empuja con energía hasta bien entradas las 2.000 rpm.

Cambio y sistema de tracción

Mitsubishi L200 2020 sistema tracción

No es que sea algo grave ni mucho menos, sobretodo porque ahora la caja de cambios automática cuenta con seis velocidades y no cinco (el coche de la prueba es un Mitsubishi L200 D/C 220 DI-D 6AT Kaiteki 2020 con cambio automático). Esto permite que las relaciones sean un poco más cerradas, lo que ayudad a diluir esta característica.

PRUEBA: Ford Ranger Raptor

Un punto destacable es que esa caja automática cuenta con un radiador independiente. Este será de gran ayuda para asegurar una temperatura óptima de funcionamiento incluso en las condiciones más duras. Igual de destacado es el hecho de que, con el modo manual seleccionado, la caja respete las decisiones del conductor y no suba de marcha incluso al llegar al corte.

Mitsubishi L200 2020 frontal campo

Esto aporta muchas ventajas en conducción todoterreno, ya que sabes que no subirá de marcha en un momento poco indicado. Por ejemplo, al atacar una subida con arena en la que la tercera con reductora es demasiado larga, sabrás que aunque llegues en algún momento al corte en segunda no subirá de marcha dejándote sin potencia. Además, las levas de cambio, metálicas y de tacto excelente, son fijas. Algo que es de agradecer y más en un vehículo con una dirección que no es rápida.

Esta transmisión automática trabaja junto al sistema de tracción Super Select 4WD (SS4-II), que es el más completo del segmento. Permite elegir entre tracción trasera (2H) o 4×4 con diferencial central abierto (4H), con el diferencial central bloqueado (4HLc) y reductora con bloqueo (4LLc). No es ninguna novedad en el L200, pues lleva estando disponible literalmente desde hace décadas en este vehículo, pero sí cuenta con modificaciones.

Mitsubishi L200 2020 delantera campo

Porque para mi sorpresa, Mitsubishi ha decidido suprimir la posibilidad de bloquear el diferencial trasero en España. Este ha sido sustituido por un control de tracción ajustable denominado Off-Road Mode. Es efectivo, muy solvente y gracias a él cualquier usuario sin experiencia previa puede abordar pasos técnicos sin dificultades. Ofrece varios modos en función de la superficie (Grava, Barro/Nieve, Arena y Roca) que hacen que el sistema permita una mayor o menor diferencia de giro entre las ruedas del mismo eje. Y cuenta con control de descensos ajustable entre 2 y 20 km/h.

Podrías pensar que no es posible combinar el bloqueo trasero con ese control de tracción avanzado Off-Road Mode. Pero no es así, de hecho, en otros mercados se venden L200 con esa configuración. El mencionado bloqueo permitiría aliviar la carga a la que se ven sometidos los frenos y eliminaría la dependencia electrónica para superar un obstáculo. El único consuelo es que siempre lo puedes instalar a posteriori acudiendo a especialistas como los australianos de ARB.

Más novedades que no se ven a simple vista

Mitsubishi L200 2020 trasera carretera

Han variado ligeramente las suspensiones. Mantienen la arquitectura original, es decir, la doble horquilla delante con muelles y barra estabilizadora y el eje rígido con ballestas detrás. Las diferencias radican en que ahora los muelles delanteros son más duros, con amortiguadores con émbolos de mayor diámetro. Mientras que en el tren trasero las ballestas cuentan con seis hojas en lugar de cinco y unos amortiguadores reajustados. Además, Mitsubishi asegura que el chasis de largueros y travesaños es más resistente.

Otro aspecto técnico optimizado con respecto al anterior son los frenos. Estos disponen de discos más grandes delante (han pasado de 294 a 320 mm de diámetro) con pinzas flotantes de dos pistones en lugar de uno. Es algo de agradecer ya que era uno de los puntos débiles de su antecesor, especialmente si aprovechabas al máximo su capacidad de carga. Y ya que menciono esto último, quiero hacer unos apuntes sobre la caja de carga.

Mitsubishi L200 2020 caja carga

Esta, como en todos los pick-ups que se comercializan oficialmente en nuestro país, tiene un tamaño más reducido de lo que imaginarías teniendo en cuenta las dimensiones del coche. Ofrece una superficie útil de 1.520 mm de largo por 1.470 mm de ancho, con una altura de 475 mm. Es decir, unas dimensiones muy similares a las de los modelos de la competencia a excepción de la anchura, que es menor en el L200. La capacidad de carga máxima es de hasta 1.075 kilogramos.

De serie ofrece seis puntos de anclaje para fijar lo que transportemos, pero me habría gustado encontrarme con una cerradura en el portón, con una toma de corriente o con un amortiguador que facilitara su apertura y cierre (se vende como accesorio). Otro hándicap, común a todos los pick-up disponibles en España, es que la mayor parte de la superficie de la caja queda por detrás del eje trasero. Esto afecta al voladizo posterior, que es enorme para ofrecer una superficie de carga con un tamaño aceptable, pero repercute en más medida en el reparto de pesos. Porque si realmente llevas mucho peso este se ubica en una posición no muy adecuada, ‘colgando’ por detrás del tren posterior, y hace que el comportamiento varíe notablemente.

Conclusión de la prueba del Mitsubishi L200 2020

Mitsubishi L200 2020 frontal campo

He de confesar que llevo mucho tiempo valorando la posibilidad de adquirir un pick-up como coche principal. Tienen argumentos que hacen que sea una propuesta que encaja con lo que necesito: son todoterrenos de verdad, tienen habitáculos equipados y bien rematados y ofrecen una capacidad de carga sin igual, tanto por volumen como por peso. Y como colofón, desde mes de agosto de 2017 pueden circular a 120 km/h en lugar de a 90 km/h como hasta entonces.

PRUEBA: Nissan Navara NP300 2.3 190 CV en el desierto del Sáhara

Hay varias muchas opciones en el mercado: Isuzu D-Max, Ford Ranger, Nissan Navara, Mercedes Clase X, Fiat Fullback, Toyota Hilux o Mahindra Goa. Pero considero que el Mitsubishi L200 2020 de la prueba es uno de los mejores por varios factores. Primero por su sistema de tracción Super Select 4WD que le permite adaptarse mejor a una mayor variedad de situaciones. Segundo, porque tiene un precio de venta competitivo si tenemos en cuenta su equipamiento y sus características técnicas. Y tercero por su diseño, que a mi juicio es uno de los más logrados de la categoría.

A destacarA mejorar
Capacidad todoterrenoAusencia de bloqueo de diferencial trasero
Relación entre precio y equipamientoSuspensión trasera demasiado rígida sin carga
VersatilidadEntrega del par motor
Ficha técnica Mitsubishi L200 2020 D/C 220 DI-D 6AT Kaiteki
MotorCilindrada2.268 cc
Cilindros4 en línea
Potencia máxima150 CV / 3.500 rpm
Par máximo400 Nm / 2.000 rpm
AlimentaciónTipoInyección directa por conducto común,
turbo e intercooler
TransmisiónCaja de CambiosAutomática, convertidor de par
6 velocidades
TracciónTotal conectable
SuspensiónDelanteraParalelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
TraseraEje rígido
Ballestas
FrenosDelanterosDiscos ventilados de 320 mm
TraserosTambor de 295 mm
DimensionesLongitud5.305 mm
Anchura1.815 mm
Altura1.780 mm
Distancia entre ejes3.000 mm
MaleteroCarga1.075 kilogramos
PesoPeso2.110 kg
PrestacionesVelocidad máxima171 km/h
Aceleración 0-100 Km/h13,5 seg
ConsumoCombinado9,7 l/100 km
Velocidad baja11,2 l/100 km
Velocidad media9,6 l/100 km
Velocidad alta8,5 l/100 km
Velocidad muy alta10,2 l/100 km
EmisionesEmisiones de CO2254 g/km Euro 6
PrecioPrecio oficialDesde 34.500 euros

 

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.