El lujo suele ser algo bastante subjetivo, sujeto a la percepción de aquel que recibe la experiencia supuestamente distinguida. Sin embargo, hay ocasiones en las que resulta innegable. Algo es lujoso por unanimidad de opiniones. En esta prueba del Mercedes Clase E 220d vas a leer por qué la nueva generación de esta berlina alemana forma parte de lo comentado.

Un coche, el Mercedes Clase E 2024 de esta prueba, que cumple con nota en prácticamente todos los apartados importantes. Además, teniendo en cuenta lo que ofrece, con mucha tecnología y un sistema de propulsión realmente eficiente con la etiqueta ECO a la cabeza, puede resultar incluso 'barato'. No para todo el mundo, por supuesto, pero sí en relación a lo que hay en el mercado actual.

PRUEBA: Mercedes GLC 220d 4Matic

¿Cómo es por fuera?

Para empezar a situarnos, vamos a ver cuáles son las medidas del Mercedes Clase E 220d de la prueba: cuenta con una longitud de 4.949 milímetros, por una anchura de 1.880 y una anchura de 1.468. No obstante, aunque se trata de un vehículo muy largo, quizá lo que más llame la atención sea su distancia entre ejes, que se queda muy cerca de los 3 metros.

prueba mercedes clase e 220d

A nivel de diseño resulta apabullante. La unidad probada cuenta con los pertinentes paquetes AMG exterior e interior, y eso incluye, al menos visualmente, unas llantas multi radio de 20 pulgadas terminadas en negro. Un color que también aparece en los espejos retrovisores, en el techo o en algunas molduras de los paragolpes. Y todo ello aderezado con un precioso color verde agua que cuesta, como opción, poco más de 1.000 euros.

La parrilla es ahora más grande y además del logo de la marca en el centro, bien grande, cuenta con un fondo estrellado que le da un toque de distinción. También aparecen elementos cromados por toda la carrocería y las líneas de tensión son más bien sutiles, haciendo que se vea como un modelo fluido a pesar de ser el clásico sedán de cuatro puertas.

Tanto es así que la caída del techo es bastante suave. La firma lumínica LED delantera está adaptada a la nueva generación de Mercedes, mientras que la trasera hace la forma de dos estrellas en cada faro. Eso sí, los escapes son simulados a través de molduras cromadas, algo ya asentado pero no por ello menos criticable.

PRUEBA: Mercedes-AMG C 43 4Matic Estate

¿Y por dentro?

Hay muchos aspectos en los que el Mercedes Clase E 2024 de esta prueba sorprende, pero sin duda los que más boquiabierto me han dejado a mí son su interior y su fantástico rodar. Comenzando por lo primero, dispone de unos asientos con regulación eléctrica. Pero también calefactados. Y ventilados. Y cómodos... pero que sujetan bien el cuerpo. Están tapizados en un cuero excelso, microperforado.

Ahora bien, lo que me ha robado el corazón ha sido su masaje. Sus masajes, de hecho, porque hay 5 diferentes. El volante es perfecto por grosor, mullido y calidad, y las levas están terminadas en un aluminio que da una sensación estupenda. Sin embargo, yo habría elegido botones físicos en vez de táctiles. Incluso con las marcas y la señal háptica que emiten todos sus controles, no dejan de ser menos ergonómicos que un botón 'de toda la vida'.

prueba mercedes clase e 220d

La calidad de fabricación es sobresaliente, con casi toda la cabina tapizada y mullida, una iluminación envolvente y hasta madera delante del reposabrazos central. Huecos y puertos USB tampoco faltan, y como el cambio está situado donde normalmente se encuentra el limpiaparabrisas, hay una zona central diáfana... con un doble portavasos. Cubierto, no obstante, por una persiana fabricada en negro piano. Es su único 'lunar'.

Voy ahora con lo más importante: sus pantallas. En esta unidad está instalado un tercer display frente al copiloto para que conecte sus propios auriculares, visualice redes sociales, YouTube... lo que quiera. Además, la cámara superior que hay en el salpicadero la opaca si nota que el conductor la mira, evitando su distracción. Al menos, con esta pantalla.

Porque luego hay otras dos. Una para la instrumentación, de 12,3 pulgadas y con visión 3D. Para mi gusto es un extra prescindible, pero curioso. Además, el Head-Up Display es más que suficiente y de una información muy valiosa. Pero por si acaso prefieres lo 'tradicional', puedes personalizar esta instrumentación de una manera casi infinita.

PRUEBA: Mercedes-Benz EQE SUV 350+

La otra pantalla, que parece una sola (pero en realidad no es así, pues se trata de un módulo que da esa sensación) junto a la del copiloto, es la del sistema multimedia. El sistema MBUX es el mejor reconocimiento de voz que he probado. Pero es mucho más que eso. Es conectividad total sin cables. Es rapidez, y también dispone de un manejo muy intuitivo.

No voy a negar que al principio abruma un poco dadas todas las opciones que ofrece a los ocupantes. Sin embargo, en cuanto te has hecho a ella y pasas 3 o 4 días al volante de este sedán te das cuenta de lo fácil que es dominarla. Bajo la misma hay una hilera de botones táctiles para modos de conducción y alguna función más, pero todo lo relevante está en su pantalla multimedia.

Plazas traseras y maletero del Mercedes Clase E

Una distancia entre ejes de casi 3 metros de longitud es la mejor carta de presentación para las plazas traseras del Mercedes Clase E. Alguien de incluso más de 2 metros de altura puede acomodarse sin estrecheces, y hasta tres adultos caben sin estrecheces. Te diría que hasta el túnel de transmisión no molesta demasiado a un pasajero central, y entre los asientos ha salidas de climatización con regulación independiente y puertos USB.

prueba mercedes clase e 220d

Un detalle curioso es que esas salidas también se sitúan en el pilar B, por lo que el 'chorro' de aire llega desde varias partes... y en cuatro zonas. Los asientos laterales están calefactados y en el centro hay un reposabrazos con doble portavasos. Como ocurre con el resto del interior, la comodidad es la nota dominante y llama la atención un techo panorámico dividido en dos: uno para los asientos delanteros y otro para los traseros.

Sea como fuere, cuando se accionan se abre y se cierran a la vez. Por otro lado, el maletero del Mercedes Clase E 220d es enorme. 540 litros al servicio del equipaje de sus pasajeros con una boca de carga más que aceptable para tratarse de una berlina de cuatro puertas, y utilidades como ganchos o anclajes... y hasta un compartimento bajo el piso. Eso sí, para llegar hasta el fondo tienes que agacharte y estirarte, porque es muy profundo.

Mercedes Clase E 220d: así va

En conducción, en esta prueba del Mercedes Clase E 220d 2024 me he sentido como un aristócrata. De hecho, lo primero de lo que me han entrado ganas es de poner música clásica y de empezar a 'tragar' kilómetros. Porque al fin y al cabo, esa es la principal finalidad de un vehículo de este tipo. Cubrir largas distancias con el máximo confort y consumiendo el mínimo combustible posible.

PRUEBA: Mercedes EQS 580 4Matic+

Y eso es justo lo que hace. El consumo medio, cifrado en 4,8 l/100km, es perfectamente válido en condiciones reales. Le ayuda un sistema de micro hibridación de 48V y 23 CV con el que puede presumir de etiqueta ECO. Aun así, el motor principal es un 2.0 turbodiésel de 197 CV, que coincide con la potencia total, y 440 Nm de par motor máximo. Este sistema de propulsión mueve sus más de 1.900 kg con una soltura apabullante.

No estamos hablando precisamente de un peso pluma, pero aun así acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y alcanza una velocidad punta de 238 km/h. Son cifras excelentes para un coche cuya pretensión no es correr. Pero puede hacerlo. Además, el Clase E parece más torpe de lo que realmente es, pues con un centro de gravedad bajo y una buena puesta a punto cuenta con reacciones ágiles incluso en cambios de apoyo acusados.

Este ejemplar incorpora la suspensión neumática y el eje trasero direccional, dos elementos que ayudan soberanamente con lo comentado y para mí extras más que obligatorios. La dirección es precisa y directa, pero con un buen nivel de asistencia, y el compromiso entre estabilidad y comodidad conseguido por los amortiguadores es magnífico.

prueba mercedes clase e 220d

Por visibilidad va muy bien incluso con un techo cuya caída es poco pronunciada, pero... ¿quién necesita visibilidad con esas cámaras? Igualmente, en marcha es silencioso como el que más, en todos los aspectos. Y la transmisión de 9 relaciones y convertidor de par resulta perfecta para esta combinación mecánica. ¿Modos de conducción? Tiene varios; los clásicos Eco, Sport, Comfort... Pero sinceramente, este no es un modelo para jugar con ellos.

Gama y precios del Mercedes Clase E

La unidad probada en este artículo cuesta, de base, algo menos de 65.000 euros. Es el Mercedes Clase E más barato, pero claro, lleva algo más de 30.000 euros en equipamiento opcional. La gama comienza con este 220d, pero en diésel también puedes optar por el 450d de 367 CV. Además, en gasolina se ofrece el 200 de 204 CV. Todas estas alternativas disponen de etiqueta ECO al ser micro híbridos.

PRUEBA: Mercedes Clase C Estate 220d

Por otro lado están las opciones con la pegatina 0 de la DGT. El gasolina híbrido enchufable 300 e eroga 313 CV, los mismos que el diésel híbrido enchufable 300 de. En cuanto a los AMG, también son híbridos enchufables, y por un lado está el 53 de 585 CV y por el otro el 53 Dynamic Plus, con 612 CV.

Conclusión de la prueba del Mercedes Clase E 220d

En esta prueba del Mercedes Clase E 220d se han derribado un montón de mitos. El primero, su precio. No al alcance de muchos, eso está claro, pero a todas luces proporcionalmente inferior si lo comparamos con un compacto de 150 CV a cambio de 35.000 o 40.000 euros. El segundo, su filosofía clásica de berlina de toda la vida, pero funcional. Más si cabe en la versión familiar.

prueba mercedes clase e 220d

Pero dejando de lado todo eso, por lujo, tecnología, comodidad, diseño e innovación se plantea una duda más que razonable. ¿De verdad hace falta ir a por un (prueba) Mercedes Clase S teniendo un Clase E de este nivel? Mi opinión es que, salvo capricho puntual, no. Ni de lejos. Este modelo cumple con todo y lo hace con una suficiencia apabullante. Incluso por consumo de combustible. Matrícula de honor.

Ficha técnica del Mercedes Clase E 220d
Motor Cilindrada 1.993 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima Motor de combustión: 197 CV
a 3.600 rpm
Motor eléctrico: 23 CV
Total: 197 CV
Par máximo Motor de combustión: 440 Nm
entre las 1.800 - 2.800 rpm
Motor eléctrico: 205 Nm
Total: 440 Nm
Alimentación Tipo Inyección directa, turbo
geometría variable
Transmisión Caja de Cambios Automática, 9 vel.
Convertidor de par
Tracción Trasera
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados
Traseros Discos ventilados
Dimensiones Longitud 4.949 mm
Anchura 1.880 mm
Altura 1.468 mm
Distancia entre ejes 2.961 mm
Maletero Volumen 540 litros
Peso Peso 1.915 kg
Prestaciones Velocidad máxima 238 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 7,6 seg
Consumo Combinado 4,8 l/100 km
Velocidad baja N.D.
Velocidad media N.D.
Velocidad alta N.D.
Velocidad muy alta N.D.
Emisiones Emisiones de CO2 125 g/km Euro 6 Etiqueta ECO
Precio Precio oficial Desde 64.511 euros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.