En esta prueba del Mercedes Clase A 200 Sedán me he dado cuenta de que la firma de Stuttgart ha de tener las cosas muy claras para lanzar dos productos tan parecidos como este modelo y el CLA Coupé. Pero en los últimos años ‘algo ha pasado en Mercedes’ y sus decisiones han sido acercadas en prácticamente todos los casos. Ya te adelanto que este coche es un acierto total, algo que faltaba en la gama y que a mí me ha convencido.

Las diferencias entre el Mercedes Clase A Sedán y el Mercedes CLA 2019

La cuestión es que no soy solo yo al que le ha pasado. El tercer volumen le queda que ni pintado a esta carrocería, con un morro largo y una firma luminosa LED característica. El blanco no es mi color favorito, pero con el paquete Night, con llantas y espejos negros, entre otros, le hace llamar la atención y no son pocas las cabezas que se giran a su paso. Es pequeño, pero matón.

prueba del Mercedes Clase A 200 Sedán

No le hace falta el paquete AMG exterior para llamar la atención: lo que de verdad destaca es su aerodinámica. Tiene un coeficiente de 0,22 Cx, lo que influye no solo en su eficiencia, sino también en su diseño. Además, a pesar la presencia del CLA Coupé en la gama de Mercedes, cuenta con un pilar C con una caída bastante suave. No quiero decir de coupé, pero sí destacar su línea y la buena integración del ‘culo’.

Hay ciertos detalles hacia los que también se van los ojos, como a sus llantas multi radio de 19 pulgadas acabadas en negro o a unos tiradores de las puertas muy originales. Están cromados por su parte superior, pero la zona inferior es del mismo color de la carrocería. Crean un efecto muy chulo. ¿Y sabes qué es lo mejor? Permiten abrir el coche mediante la tecnología NFC con una llave digital integrada en el teléfono móvil. Igual que cuando pagas en un datáfono.

Por dentro ya puedes olvidar todo lo visto en la anterior generación. El Mercedes Clase A Sedán de esta prueba ya sí está en condiciones de luchar con BMW y con Audi en este sentido. Nada de crujidos, nada de malos materiales, nada de ajustes que mal resueltos. Eso sí, abusa del uso del negro piano, que se ensucia solo con mirarlo y también es fácil de rayar.

El paquete AMG sí que está presente en el interior a través de unas costuras rojas o un volante deportivo. Pero los asientos me parecen demasiado normales y no sujetan el cuerpo todo lo bien que cabría esperar. La tapicería sí que me satisface, con cuero en las orejas de los asientos y Alcantara en el centro. Nada de sudor en verano, nada de frío en invierno. Estupendo.

interior del Mercedes Clase A 200 Sedán

Pero bueno, lo que todos estamos esperando es otra cosa, ¿verdad? ¿Qué son esas dos pantallas que brotan del salpicadero? Pues dos displays de 10,25 pulgadas que están unidos y que pueden ser, en opción, también de 7 pulgadas. Se llama MBUX -de Mercedes Benz User eXperience- y es la nueva instrumentación e infoentretenimiento de la nueva generación de Mercedes.

Si sabes cómo funciona Siri en los dispositivos Apple, esto es parecido. Basta con decir “Mercedes” para tener tu mayordomo personal a bordo. Di “tengo frío” y te encenderá la calefacción. O “tengo hambre” y te llevará a un restaurante de tu agrado. Porque aprende de tus búsquedas anteriores y de lo que te gusta. Puede hasta cambiar la iluminación ambiental a tu color favorito.

PRUEBA: Mercedes B 200 d 8G-DCT

Además, los relojes de la instrumentación son completamente personalizables. Hay varios ambientes y en las esferas pueden mostrar las ayudas a la conducción, un reloj analógico, las indicaciones del sistema de navegación, el consumo y la eficiencia… Como tú quieras. Y entre los dos círculos también podrás elegir los datos que quieres que se muestren. ¿No te gusta? No hay problema, el Head-Up Display te enseña lo principal en el propio parabrisas.

En general, el diseño me parece excelente con unas salidas de la climatización en forma de turbina y una disposición de los mandos como las teclas de un piano. Algo que cada vez está más de moda y cuya introducción en el mercado, si no me falla la memoria, fue culpa de Mini. En el nuevo Peugeot 508 podemos ver algo parecido.

MBUX del Mercedes Clase A 200 Sedán

Detrás el espacio es el justo para dos pasajeros que no midan más de 1,85 m de alto. En caso de que así sea, las cabezas chocarán con el techo. Hay espacio suficiente para las rodillas. Sin embargo, la plaza central es testimonial por anchura, altura, espacio para los pies y mullido del asiento. Lo bueno es que permite acceder al maletero a través de una apertura central.

Por cierto, el maletero me parece estupendo. Tiene una boca de carga muy amplia para ser un sedán de cuatro puertas, y las formas interiores son muy regulares. Al ser un coche bajito facilita la carga y descarga de maletas, y sus 420 litros, 50 más que en el de cinco puertas, son una cifra excelente. No me parece bien que el interior de la tapa del maletero no esté tapizado, son detalles que un fabricante premium debería cuidar.

prueba del Mercedes Clase A 200 Sedán

Prueba del Mercedes Clase A 200 Sedán: ¡en marcha!

La versión del Mercedes Clase A Sedán que he probado es la A 200. Esto implica un motor de gasolina de 1,3 litros de origen Renault que desarrolla 163 CV de potencia y un par máximo de 250 Nm. Lo cierto es que la combinación con el cambio automático de doble embrague y siete velocidades le sienta de cine. Los precios de todas las versiones de este coche son los siguientes:

  • A 180 Sedán -136 CV-: 30.100 euros.
  • A 200 Sedán -163 CV-: 32.725 euros.
  • A 180 d Sedán -116 CV-: 34.050 euros.
  • A 220 4Matic Sedán -190 CV-: 39.450 euros.
  • A 35 4Matic+ Sedán -306 CV-: 58.700 euros.

Me parece el motor correcto para este coche, aunque quizá lo preferiría con un cambio manual. Ahora voy con eso; antes me justifico. Acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos. Es rápido y el motor sube de vueltas que da gloria; encima suena bien. La velocidad máxima es de 230 km/h, así que resulta más que suficiente.

PRUEBA: Mercedes CLA Coupé 2019

Además, los modos de conducción Individual -configurable por el conductor-, Sport, Eco y Normal ayudan a circular como prefieras. En Sport las sensaciones se maximizan, aunque la agilidad de este Mercedes Clase A Sedán está bastante marcada en cualquiera de los modos.

motor del Mercedes Clase A 200 SedánEso sí, homologa un consumo de 6,1 l/100km, mucho más fácil de conseguir en el modo Eco. En caso de darle un poco de caña en Sport prepárate para que suba a los 8 u 8,5 l/100km, pero tampoco me parecen cifras demasiado altas para las sensaciones que proporciona esta configuración.

Ahora, el cambio de marchas. Tengo la sensación de que es algo lento para ser una caja de doble embrague. Se maneja también a través de las levas y las transiciones entre marchas se notan. Recuerda a una transmisión de convertidor de par en este sentido, pero tampoco resulta algo grotesco. No destaca, simplemente.

Otra cosa que me siempre me sorprende de Mercedes es la posición del cambio automático. Está donde normalmente se encuentras los controles del sistema limpiaparabrisas. A pesar de que te acostumbras en cinco minutos, para todo aquel que coge el coche de primeras le pilla descolocado.

prueba del Mercedes Clase A 200 Sedán

La pisada del coche es muy noble y la suspensión tiene un tarado más bien firme. Los cambios de apoyo son excelentes y por empaque, si cierras los ojos, cuesta distinguirlo de un coche perteneciente a un segmento superior. Se le nota el aislamiento y el aplomo de un fabricante premium; el trabajo en este sentido ha sido excelente.

PRUEBA: Mercedes CLS 350d 4MATIC

Para terminar, decir que esta prueba del Mercedes Clase A Sedán me ha dejado claro que se trata de un coche perfecto para una familia pequeña, para una pareja o para una sola persona. Tiene esa versatilidad que le da el maletero pero con un diseño muy atractivo. Además, si quieres te ofrece sensaciones; y es muy tecnológico y eficiente. “Hey Mercedes, bien hecho”.

A destacar A mejorar
Aplomo en vías rápidas Interior tapas capó y maletero sin tapizar
Diseño atractivo Plaza central trasera
Relación entre rendimiento y consumo Precio del equipamiento opcional
Ficha técnica Mercedes Clase A 200 Sedán
Motor Cilindrada 1.333 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima 163 CV / 5.500 rpm
Par máximo 250 Nm / 1.620 – 4.000 rpm
Transmisión Caja de Cambios Automático de 7 relaciones
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Rueda tirada con elemento torsional / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.549 mm
Anchura 1.796 mm
Altura 1.446 mm
Distancia entre ejes 2.729 mm
Alimentación Tipo de alimentación Inyección directa. Turbo. Intercooler
Peso Peso 1.385 kg
Prestaciones Velocidad máxima 230 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 8,1 seg
Consumos Urbano N.D.
Extraurbano N.D.
Combinado 6,1 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 123 g/km
Precio Precio Oficial 34.982 euros

Fotos: Víctor Delgado

Valoración
Diseño
9
Acabados
8.5
Habitabilidad
7.5
Maletero
8.5
Motor
8
Consumo
8.5
Comodidad en marcha
8.5
Comportamiento
8
Equipamiento
7
Precio
7.5
Artículo anteriorVídeo: el Ferrari 488 Pista completa una vuelta a Nürburgring en 7 minutos
Artículo siguiente8 coches que superan los 400 km/h
Víctor Delgado
Desde pequeño pasaba de todo lo que no fuera una revista de coches, un 'problema' del que aún no me he curado ¿Si me dan a elegir? Motor de gasolina delante, yo en el centro y la propulsión detrás.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.