Hay pocos vehículos en el mercado tan icónicos como el Wrangler, un todoterreno auténtico que ofrece una imagen y una serie de características técnicas que no puedes encontrar en ningún otro modelo. Tomando esa base, Jeep ha querido adaptarlo a los tiempos que corren desarrollando la versión de esta prueba, el Jeep Wrangler 4xe. Un 4×4 que mantiene intacta esa esencia que tanto gusta introduciendo un sistema de propulsión híbrido enchufable que encaja a la perfección con su filosofía.

Jeep Wrangler Xtreme Recon Package: capacidad 4×4 incrementada

Porque sigue siendo un verdadero todoterreno, con unas capacidades off road idénticas a las del modelo que ya conocíamos. De hecho, mantiene sus característicos ejes rígidos, su sistema de tracción Selec-Trac con reductora e incluso los bloqueos de diferencial en la versión Rubicon. Pero es que además gracias este conjunto mecánico, el Wrangler 4xe mejora sustancialmente sus prestaciones en carretera con respecto a las versiones convencionales al tiempo que resulta mucho más eficiente.

Tanto es así que es capaz de recorrer hasta 53 kilómetros en modo eléctrico, es decir, sin utilizar ni una sola gota de gasolina. Esto le permite obtener la etiqueta 0 de la DGT y disfrutar así de una serie de ventajas en grandes ciudades con zonas de bajas emisiones. Pero quizá lo más llamativo de todo esto es que su precio sea entre 2.700 y 3.300 euros más elevado que el de las variantes de gasolina el mismo acabado. Una diferencia de alrededor de un 5% que hace del Wrangler 4xe un producto mucho más atractivo que sus hermanos de gama.

El mito se hace híbrido enchufable sin perder su esencia

Jeep Wrangler 4xe prueba trasera

El hecho de que resulte difícil saber a simple vista si estamos ante el nuevo Jeep Wrangler 4xe o ante uno normal es una muestra del buen trabajo realizo por la marca. Porque el diseño exterior, uno de los puntos más característicos del Wrangler, permanece casi inalterado a pesar de los importantes cambios realizados a nivel mecánico.

Por fuera, los ojos más entrenados percibirán la presencia de nuevos logotipos, de elementos pintados en azul o de la toma de corriente para recargar la batería. Esta se sitúa justo delante del pilar A, en el lado del conductor. Una ubicación que no es casual, pues se ha buscado un lugar que quede alejado del suelo para evitar que pueda entrar agua durante vadeos.

Jeep Wrangler 4xe prueba toma carga

Por lo demás, es idéntico a un Wrangler Sáhara o Wrangler Rubicon con motor térmico convencional. Así que como estos últimos, al Wrangler 4xe se le puede desmontar el techo y las puertas o incluso abatir el parabrisas. Precisamente esa capacidad para transformarse es una característica que sólo encontramos en este 4×4 y no en ningún otro de los que se fabrican y comercializan en España en la actualidad.

Por dentro sucede lo mismo que en el exterior, ya que salvo por algún detalle es idéntico al Wrangler normal. Las diferencias se centran en el cuadro de mandos, que ahora luce una disposición distinta necesaria para mostrar la información propia del sistema híbrido enchufable. También hay un grupo de ledes en la parte central del salpicadero que nos informan del estado de carga de la batería cuando el coche esté enchufado (son cinco ledes en total y cada uno representa un 20%). Además, hay una serie de botones específicos para manejar el sistema motriz así como detalles como costuras en blanco o azul en función de la terminación.

El Jeep Wrangler 4xe se une a los Renegade y Compass 4xe

Jeep Wrangler 4xe prueba logotipo

La expansión de la gama de vehículos híbridos enchufables de Jeep está siendo rápida. Hace poco más de un año aterrizaba en el mercado el Jeep Renegade 4xe (prueba) como el benjamín de la familia. Poco después debutó el Jeep Compass 4xe (prueba), la versión electrificada del modelo más popular de la compañía estadounidense. Y ahora llega el Wrangler 4xe, que emplea una fórmula similar a la de estos dos SUV.

Debajo de su gran capó encontramos un motor de gasolina de cuatro cilindros con dos litros de capacidad con 268 CV y 400 Nm. Un propulsor turboalimentado que es idéntico al que ya conocíamos salvo porque ahora cuenta con un motor eléctrico que hace las veces de alternador, generador y motor de arranque. Este se encarga no solo de poner en marcha la mecánica o de generar energía, también proporciona un extra de par (hasta 53 Nm) en momentos puntuales.

Jeep Wrangler 4xe prueba modos conducción

El segundo motor eléctrico está situado entre el motor y la caja de cambios, a los que se une mediante el empleo de dos embragues multidisco. Este puede mover el coche por sí mismo gracias a los 143 CV y 245 Nm que produce, rendimiento suficiente como para impulsar el coche a velocidades de hasta 130 km/h. Y es capaz de proporcionar una aceleración notable gracias a la disponibilidad inmediata del par.

La ubicación del motor eléctrico P2 (así es como lo denomina la marca) permite que el Jeep Wrangler 4xe pueda moverse gracias a la electricidad incluso con la tracción 4×4 o la reductora conectada. La potencia total combinada del sistema alcanza unos imponentes 380 CV y 637 Nm. Un rendimiento que convierte a esta versión en el segundo Wrangler más poderoso jamás comercializado, solo por detrás del nuevo Wrangler Rubicon 392 con motor V8.

Jeep Wrangler 4xe prueba batería

En cuanto a la batería, se trata de una unidad iones de litio fabricada por Samsung que está situada debajo de la fila de asientos trasera con una capacidad de 17 kWh, 400 voltios y 96 celdas. Está convenientemente protegida para soportar las condiciones que el Wrangler 4xe se pueda encontrar en conducción todoterreno. Proporciona una autonomía eléctrica de hasta 53 kilómetros  y se puede recargar en menos de tres horas con una potencia de 7,4 kW.

En cuanto a los modos de conducción, decir que son tres: Hybrid, Electric y e-save. El primero realiza combinaciones de todos los motores para lograr la mayor eficiencia posible. En el segundo, funciona como un eléctrico puro siempre que haya energía suficiente en la batería. Y el tercero está pensado para salvaguardar la carga de la batería para otro momento. A esto hay que sumar una función adicional que se activa desde un botón ubicado en la parte central del salpicadero con la que se consigue aprovechar todavía más la regeneración de energía durante las desaceleraciones.

Ibiza, un escenario ideal para probar el Jeep Wrangler 4xe

Jeep Wrangler 4xe prueba lateral

Para realizar esta primera toma de contacto con la versión más eficiente jamás creada del Wrangler, la firma nos llevó hasta la isla de Ibiza. Allí los Wrangler son uno de los coches más populares por esa imagen que tienen, porque pueden llegar a cualquier rincón por complicado que sea y porque pueden descapotarse. Y es un entorno todavía más ideal para esta versión PHEV, que a todo lo anterior añade la posibilidad de poder moverse por casi toda la isla sin consumir ni una gota de gasolina.

Con 640 Nm de par y 380 CV, el Jeep Wrangler 4xe de la prueba se mueve con más soltura que cualquier otro Wrangler disponible en nuestro país. Acelera con contundencia incluso en modo eléctrico y tiene una respuesta francamente agradable a las órdenes que transmites a través del pedal del acelerador. Corre mucho y así lo demuestra el registro oficial en el 0 a 100 km/h de tan sólo 6,4 segundos.

Jeep Wrangler 4xe prueba habitáculo

Pero más allá de su capacidad para ganar velocidad, lo que más me ha gustado es lo suave y silencioso que resulta. Una característica que no hace más que mejorar la experiencia de conducción. Ahora, por ejemplo, puedes circular por el campo casi en completo silencio (salvo por el ruido de rodadura), algo que no deja de resultar extraño pero sorprendentemente gratificante. Esto último es todavía más palpable si abres o desmontar el techo.

También me ha convencido la respuesta del sistema híbrido enchufable. Porque obedece instantáneamente gracias a la presencia de esos motores eléctricos que producen todo su par desde que empiezan a trabajar. Algo que se agradece en conducción urbana pero también por el campo, donde es fundamental disponer de muchos bajos para poder superar los obstáculos lentamente.

Conclusión de la prueba del Jeep Wrangler 4xe

Jeep Wrangler 4xe prueba delantera

Jeep ha acertado de pleno con el Wrangler 4xe y ha sabido adaptar este mito a los tiempos actuales. Gracias a los cambios introducidos es más urbano que nunca y al mismo tiempo, tan aventurero como siempre. En un mismo día puedes estar superando los pasos más difíciles en una ruta todoterreno para, a continuación, bajar al centro de una gran ciudad y beneficiarte de su etiqueta 0. Y lo mejor de todo ello quizá sea su precio, pues cuesta solo unos 3.000 euros más que un Wrangler normal equivalente a pesar del importante incremento en potencia y prestaciones que ofrece.

Si tuviera que ponerle una pega esta sería su capacidad de carga. Y no lo digo precisamente por el volumen de su maletero o por el espacio disponible para los pasajeros, pues es el mismo. Me refiero a la masa máxima que puede transportar, que es de tan solo 375 kilogramos debido al incremento de peso que supone toda la tecnología PHEV. Pero es el precio que hay que pagar para poder disfrutar de un todoterreno híbrido enchufable como este.

Ficha técnica Jeep Wrangler 4xe Sahara
Motor Cilindrada 1.995 cc
Cilindros 4 en L
Potencia máxima Potencia motor combustión:
268 CV a 5.250 rpm
Potencia motor eléctrico:
143 CV
Potencia máxima: 380 CV
Par máximo Par motor combustión:
400 Nm a 3.000 rpm
Par motor eléctrico:
245 Nm
Par máximo: 637 Nm
Alimentación Tipo Inyección directa. Turbo.
Eléctrica
Transmisión Caja de Cambios Automática
Convertidor de par
8 velocidades
Tracción Total conectable
Suspensión Delantera Eje rígido
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Eje rígido
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados
Traseros Discos
Dimensiones Longitud 4.882 mm
Anchura 1.894 mm
Altura 1.838 mm
Distancia entre ejes 3.008 mm
Maletero Volumen 533 – 1.910 litros
Peso Peso 2.279 kg
Prestaciones Velocidad máxima 177 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 6,4 seg
Consumo
WLTP
Combinado 3,5 l/100 km
Velocidad baja n.d.
Velocidad media n.d.
Velocidad alta n.d.
Velocidad muy alta n.d.
Emisiones Emisiones de CO2 79 g/km Euro 6 – Etiqueta 0
Precio Precio oficial Desde 68.900 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.