En 2014 FIAT dio con la tecla. Si la familia 500 ya destacaba a nivel comercial dentro del segmento de los urbanos, con la suma de la sigla X que le transformaba en un SUV-B musculoso pero sin perder el ADN estilístico del icono, consiguió llegar a un mayor número de clientes. Para corroborarlo, sus cifras. Más de 500.000 unidades producidas y vendidas en todo el mundo, todocamino más vendido de Italia, top 5 a nivel europeo y una cuota de captación de nuevos clientes del 70%.

Fiat 500X Sport

Cifras que la firma pretende seguir aumentando con el nuevo acabado que acabamos de probar en Florencia: el 500X Sport. Un nivel que se sumará a los existentes Urban y Cross y cuyo cometido es captar a un tipo de cliente joven y dinámico, con marcadas actitudes deportivas para colocarse como uno de los grandes valedores de la gama.

A todo ello se sumará un precio de partida muy atractivo, el cual, con descuentos y asociado al motor 1.0 Turbo FireFly de 120 CV y cambio manual, parte de los 17.000 €. En el caso de los bloque 1.3 Turbo FireFly de 150 CV y 1.6 MultiJet de 120 CV con  transmisión automática DCT de doble embrague y seis relaciones, la tarifa se comunicará en unos días, pero a tenor de lo visto en las otras dos versiones de la gama, su precio podría rondar los 20.500 €.

El motor a equipar

Durante la toma de contacto el encargado de animarnos fue, precisamente, el motor de 150 CV. En términos de comportamiento, no descubrimos nada nuevo que no aporte al resto de terminaciones del 500X, con un empuje bastante contundente desde un régimen bajo de vueltas que se mantiene constante hasta casi las 4.000 vueltas, pero que quizá queda ligeramente diluido por una transmisión automática a la que le cuesta responder con rapidez.

Prueba del Fiat 500X Sport

Si bien a velocidades de crucero apenas encontramos peros, en las arrancadas se muestra demasiado perezosa y el tiempo de reacción evita que seamos más enérgicos de lo que a priori se espera. La fortuna, como decimos, es que una vez cogemos ritmo, disfrutaremos en cualquier situación, incluso reduciendo o aumentando marchas mediante las levas situadas tras el volante (opcionales). Sea como fuere y a sabiendas de que el 1.0 Turbo quizá sea el que más ventas se lleve, lo cierto es que vemos en este 1.3 Turbo el motor a escoger por aquellos que quieran tener un SUV con cierto carácter.

Durito, pero se agradece

Más aún si tenemos en cuenta que los ingenieros italianos han realizado ciertas modificaciones en su chasis para dotarle de ese perfil racing. La primera medida, ajustar el esquema de suspensiones endureciendo ligeramente amortiguadores y muelles utilizando la tecnología FSD (amortiguación de frecuencia selectiva) o rebajando la altura de la carrocería en 13 mm respecto a un 500 X Urban. Junto a ella, una calibración específica de la dirección para hacerla más rápida y directa en los giros.

Prueba del Fiat 500X Sport

Soluciones que, según la firma italiana, consiguen reducir en un 26% el subviraje o un 17% el sobreviraje al tiempo que aumentan la aceleración lateral en un 8%. Números aparte, en la práctica y en marcha sí notamos cómo este 500X Sport es un coche más duro que sus hermanos, hecho que se agradece al acometer tramos revirados dada su mayor estabilidad y agarre, pero que se volverá en nuestra contra en caso de realizar una conducción diaria más tranquila ya que notaremos en exceso las irregularidades del terreno incluso sin estar demasiado roto.

Prueba dinámica del Fiat 500X Sport
Los nuevos ajustes en la dirección hacen que sea más reactivo y directo.

Sí notamos una cierta mejora en la dirección, algo más comunicativa que en el resto de sus hermanos mientras que el balanceo en curva se ha reducido drásticamente permitiéndonos aumentar un punto más el ritmo en zonas reviradas como por las transcurridas. La guinda quizá hubiera sido dotarle de un equipo de frenos un poco más potente, aunque lo cierto es que los ofertados de serie responden con solvencia y no dan síntomas de fatigarse ante una conducción más dinámica.

Se deja ver

Cualidades dinámicas que se acompañan de un envoltorio de lo más atractivo. Si el diseño es la primera variable de compra por parte de los conductores españoles, con los detalles diferenciadores de este 500X Sport FIAT lo ha vuelto a clavar. Visto en estático impresiona pero en marcha cautiva incluso más.

parte frontal del Fiat 500X Sport

Parte de culpa la tienen, por un lado, la nueva tonalidad ‘Rojo Seduzzione’ exclusiva para este 500X Sport, las llantas de 19 pulgadas montadas sobre neumáticos en medida 225/45 R19 hasta con cinco diseños diferentes y específicos, el paragolpes delantero más robusto, las molduras en gris titanio que cubren las carcasas de los retrovisores, los tiradores de la puerta o de los marcos de las luces antiniebla y el difusor posterior con dos salidas de escape situadas en la zona derecha. Como no podía ser de otra forma, el logo Sport preside las aletas delanteras.

En el habitáculo, conductor y pasajero se rodearán de una atmósfera más sugerente gracias a las inserciones en Alcantara en la zona superior del cuentarrevoluciones y el volante deportivo (opcional), los pedales en aluminio o las costuras rojas hechas a mano en contraste. Ni que decir tiene que en términos de ergonomía y habitabilidad, este 500X mantiene las virtudes del resto de modelos de la firma.

interior del Fiat 500X Sport

Cargado de tecnología

Por último, pero no por ello menos importante, ni mucho menos, el nuevo 500X Sport cuenta con un generoso surtido tecnológico con sistemas de ayuda a la conducción como el reconocimiento de señales de tráfico, los sistemas de alerta por exceso de velocidad o de salida de carril que se combina con la dirección activa y el control de velocidad de crucero con limitador, luces LED delanteras.

A ello se suman el sistema Uconnect con pantalla táctil de 7 pulgadas, navegador, sincronización con Apple CarPlay y Android Auto, climatizador automático. El equipamiento se completa con los sensores de aparcamiento traseros y el freno de estacionamiento eléctrico.

prueba del Fiat 500X Sport

Ficha técnica Fiat 500X Sport 1.3 Turbo FireFly 150 CV DCT6
Motor Cilindrada 1.332 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima 150 CV / 5.500 rpm
Par máximo 270 Nm / 1.850 rpm
Transmisión Caja de cambios Automática, 6 velocidades, doble embrague
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Tipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.264 mm
Anchura 1.796 mm
Altura 1.595 mm
Distancia entre ejes 2.570 mm
Alimentación Tipo de alimentación Inyección directa. Turbo
Peso Peso N.D.
Prestaciones Velocidad máxima 200 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 9,1 seg
Consumos Urbano 7,5 l/100 km
Extraurbano 5,2 l/100 km
Combinado 5,7 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 138 g/km
Precio Precio oficial N.D.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.