El coche de la prueba, el BMW Z4 M40i, es uno de esos automóviles creados para hacerte disfrutar de cualquier desplazamiento. Porque si te gustan los descapotables, con este podrás conducir a cielo abierto mientras disfrutas de la melodía y el empuje de un poderoso motor de seis cilindros en línea y de un chasis rígido con una puesta a punto ágil. Todo esto lo combina además con un diseño exterior de lo más sugerente y una calidad general en el habitáculo de primer nivel.

Los planes de futuro de BMW hasta 2023

Este Z4 M40i, como sus hermanos de gama, tiene una esbelta carrocería con unas proporciones típicas del biplaza descapotable de propulsión. Tiene unos voladizos cortos, un capó largo y bajo, un puesto de conducción retrasado situado muy cerca del tren trasero y una línea de cintura que culmina en una trasera ancha y poderosa.

Un diseño deportivo y sugerente: así es el BMW Z4 M40i

BMW Z4 M40i trasera

Esta variante M Performance ofrece multitud de diferencias estéticas con respecto al Z4 normal y sutiles cambios comparado con la terminación M Sport. El paragolpes delantero presenta un diseño más agresivo, con entradas de aire más grandes y una parrilla con un embellecedor rematado en ‘Gris Cerium’. Este mismo acabado está presente en otras zonas del Z4 M40i, como las carcasas de los retrovisores, en las entradas de aire ubicadas en los extremos del parachoques delantero, las llantas de aleación o en los arcos de seguridad.

La zaga se diferencia gracias a un diseño más agresivo en el difusor, que además cuenta con unas salidas de escape trapezoidales de gran tamaño. Otro detalle que diferencia a simple vista al BMW Z4 M40i de la prueba son los frenos M Sport. Lo que no se aprecia tan fácil es la suspensión adaptativa M, que rebaja la altura libre al suelo en 10 mm.

 

La capota, que es de lona a diferencia de su antecesor, se puede abrir o cerrar automática en solo 10 segundos y a velocidades de hasta 50 km/h. El cambio del techo rígido del anterior Z4 a uno de lona aporta más encanto al coche. No solo es más ligero, algo fundamental en un deportivo, es que además rebaja el centro de gravedad ayudando a mejorar la agilidad.

Otro punto destacado de este cambio tiene que ver con la capacidad del maletero. Puede que en el anterior el volumen máximo (con el techo rígido puesto) fuese superior, con 310 litros frente a los 281 del último, pero esa cifra disminuía dramáticamente al descapotarlo hasta quedarse en 180 litros. En el BMW Z4 M40i de la prueba, sin embargo, el volumen dela zona de carga no merma al plegar la capota.

BMW Z4 M40i interior

Por dentro, nos encontramos con un habitáculo con un aspecto moderno y que además es funcional, pues todos los controles son muy intuitivos y quedan al alcance del conductor. Es un coche bajito, por lo que acceder al interior requiere cierto esfuerzo. Pero una vez dentro, te encuentras con una posición de conducción deportiva en parte gracias a los asientos M, que son cómodos y sujetan bien el cuerpo. El Z4 M40i viene de serie con un tapizado de cuero y Alcantara con costuras en contraste de color azul, aunque opcionalmente puedes optar por otras terminaciones. El volante deportivo M, los pedales y reposapiés M o los logotipos de los umbrales de las puertas son otros detalles diferenciadores.

El poderoso seis cilindros en línea del BMW Z4 M40i

BMW Z4 M40i motor

Pero la verdadera estrella del BMW Z4 M40i que pruebo es sin duda alguna su motor, pues es lo que más le diferencia con respecto a otras versiones del Z4 (prueba del BMW Z4 sDrive20i). Se trata del bloque B58 de BMW, una mecánica de seis cilindros en línea con 2.998 cc de capacidad que está sobrealimentada por un turbocompresor. Es un motor que podemos encontrar en multitud de vehículos de la marca, como en los X5, X6 o X7. Y si a estos los mueve con mucha soltura, imagina qué es capaz de hacer cuando lo combinas con un roadster más ligero.

Este propulsor de 340 CV de potencia y 500 Nm de par también está presente en el Toyota GR Supra (prueba) más poderoso. De hecho, este Z4 M40i y el mencionado modelo de Toyota tienen muchas más cosas en común que el motor, pues ambos están desarrollados sobre la misma plataforma e incluso se fabrican en las mismas instalaciones. Pero mientras que el alemán apuesta por una carrocería descapotable, el nipón solo se ofrece en versión coupé.

BMW Z4 M40i lateral

Es una mecánica muy refinada con una personalidad dual. Porque tiene un funcionamiento suave y silencioso cuando practicas una conducción tranquila y es muy explosiva y contundente cuando pisas el acelerador a fondo. Los 500 Nm de par están disponibles desde tan solo 1.600 rpm (y se mantienen hasta las 4.500 vueltas), por lo que siempre responde con gran solvencia independientemente de la relación que lleves engranada. Y los 340 CV de potencia se alcanzan cuando el motor gira a 5.000 revoluciones y permanecen ahí hasta llegar a las 6.500 vueltas. Es decir, que tiene un rango de uso extremadamente amplio.

Las particularidades técnicas del motor del BMW Z4 M40i incluyen un sistema de reglaje variable de las válvulas de admisión y escape, inyección directa de alta presión (350 bares), un turbocompresor de doble entrada o un colector de escape integrado en la culata y refrigerado por agua. Este motor está asociado exclusivamente a una caja de cambios automática de origen ZF, una transmisión con ocho velocidades que puede manejarse desde la palanca de cambios o desde las levas ubicadas en el volante.

BMW Z4 M40i llanta

El cambio automático cuenta con una puesta a punto específica M e incluye de serie una función ‘Launch Control’ para mejorar la aceleración desde parado. Los 340 CV y 500 Nm se envían a los neumáticos traseros a través de un diferencial activo M de dos vías, que ayuda a completar un paso de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos.

Así se comporta el BMW Z4 M40i

BMW Z4 M40i curva

Cuando pones en marcha el motor, este cobra vida con un sonido contundente aunque no escandaloso. Este es uno de los aspectos que más me han gustado, el del sonido, pues esta mecánica de seis cilindros en línea ayuda a que la experiencia de conducción sea todavía más gratificante cuando circulas descapotado. Además, el empuje que proporciona es tremendo en cualquier circunstancia y consume poco combustible cuando no exprimes sus prestaciones al máximo. Es fácil igualar e incluso mejorar la media oficial de entre 8,4 y 8,5 l/100km si te contienes y no pisas mucho el acelerador.

Al volante, el Z4 más potente ofrece un comportamiento todavía más deportivo que el de sus hermanos de gama precisamente gracias a esa mecánica, además de por su puesta a punto. La dirección es muy rápida y precisa, aunque no transmite mucha información. Y las suspensiones filtran todas las irregularidades de la calzada con suavidad en el modo más confortable y son muy rígidas en el más deportivo.

BMW Z4 M40i curva trasera

Da gusto tomar curvas rápidas o lentas, pues la estabilidad y la capacidad de tracción es excelente en todas las circunstancias. Esto se debe, además de al ajuste y diseño de la suspensión, a la presencia de un chasis sorprendentemente rígido que permite un guiado preciso de las ruedas. El diferencial activo ayuda también, pues logra aumentar el agarre sin reducir la entrega de potencia y permite que la zaga deslice con control siempre que el conductor lo desee.

PRUEBA: Audi TT Roadster 20 Years

Llega el momento de hablar de la parte más ‘dolorosa’, el precio. El BMW Z4 M40i está disponible desde 70.950 euros, una cantidad considerablemente más alta que sus hermanos de gama. Es cierto que el Z4 con motor 2.0 de 197 o 258 CV es igualmente ágil y divertido de conducir, por lo que si no valoras la deportividad por encima de todo seguramente sea la mejor opción. Pero si te gustan las prestaciones puras y disfrutar de un sonido de motor embriagador, está claro que el M40i debería ser tu elección.

BMW Z4 M40i zaga

A destacarA mejorar
Sonido y respuesta del motorQue no esté disponible con cambio manual
Comportamiento dinámicoDiferencia de precio con respecto al Z4 de acceso
Imagen
Ficha técnica BMW Z4 M40i Steptronic
MotorCilindrada2.998 cc
Cilindros6 en línea
Potencia Máxima340 CV / 5.000 – 6.500 rpm
Par Máximo500 Nm / 1.600 – 4.500 rpm
TransmisiónCaja de CambiosAutomático, ocho velocidades
TracciónTrasera
SuspensiónDelanteraParalelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
TraseraParalelogramo deformable / resorte helicoidal / Barra estabilizadora
DimensionesLongitud4.324 mm
Anchura1.864 mm
Altura1.304 mm
Distancia entre Ejes2.470 mm
AlimentaciónTipo de AlimentaciónInyección directa, turbo e intercooler
PesoPeso1.610 kg
PrestacionesVelocidad Máxima250 km/h
Aceleración 0-100 km/h4,5 seg
Consumos WLTPUrbanoN.D.
ExtraurbanoN.D.
Combinado8,4 – 8,5 l/100km
Emisiones WLTPEmisión CO2191 – 193 g/km Euro 6
PrecioPrecio finalDesde 70.950 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.