Los denominados “desplazamientos de última milla” son considerados aquellos trayectos que realizamos después de aparcar el coche de camino a la oficina, a casa o la compra. Estos recorridos pueden ser mucho más extensos cuando resides en una gran ciudad y, en los últimos años, los fabricantes han puesto el foco en el desarrollo de soluciones de movilidad eléctrica para estos desplazamientos. Sin embargo, hay una marca que innovó en este sentido a principios de la década de 1980 con su Honda Motocompo.

Hablamos de Honda, obviamente. Y es que a principios de 1981 decidió lanzar al mercado el Honda City, un pequeño kei car ideado para las grandes y congestionadas ciudades japonesas que, en su maletero, escondía una importante novedad en forma de pequeña motocicleta plegable ideal para esos “desplazamientos de última milla” de los que te hablaba al principio del artículo.

Honda Motocompo, la moto plegable para desplazamientos urbanos

Como buen fabricante japonés, Honda siempre ha buscado extraer el máximo potencial y usabilidad a cualquier producto que lanzase al mercado. Cuatro décadas atrás, la firma asiática se fijó en un problema que ya empezaba a manifestarse entre los conductores urbanos: largas caminatas entre su destino y el lugar en el que habían aparcado el coche.

5 productos de Honda que no son coches ni motos

Para dar solución a esta problemática, la compañía diseñó la Honda Motocompo, una pequeña motocicleta plegable que se complementaba con el Honda City, viajando en su maletero y que servía para cubrir estos desplazamientos y moverse con soltura entre el tráfico. Además, sus pequeñas dimensiones eran perfectas para que cupiera en el maletero y se pudiera estacionar en casi cualquier sitio.

Honda Motocompo

Honda presentó esta motocicleta en un accesorio que combinaba el Honda City (también con el Honda Today), un kei car con un pequeño motor de gasolina de 1.2 litros, y Honda Motocompo, la cual se alojaba en el maletero asegurada con cinchas y ganchos para que no se moviera durante el viaje. Sus contenidas dimensiones, de 1.185 mm de longitud, 240 mm de anchura y 540 mm de altura (910 mm con el manillar desplegado) eran suficientes para que, una vez en el maletero del utilitario, no sacrificara las plazas traseras ni limitara la visión a través de la luneta posterior.

Un pequeño motor y una limitada producción

La pequeña motocicleta plegaba estaba equipada con un pequeño motor monocilíndrico de 49 cc y dos tiempos que ofrecía una potencia de 2,5 CV a 5.000 rpm, cifra que era suficiente para impulsar al vehículo y al conductor hasta los 45 km/h. Su peso era de 45 kilogramos y estaba equipada con unas asideras y argollas a las que se podían fijar las cinchas para mantenerla fija al compartimento de carga del City.

Su preparación, como puedes ver en el vídeo más arriba, es muy sencilla. Una vez descargado, se retiraba una cubierta que alojaba los manillares. Estos se ubicaban en su posición y se fijaban mediante una rueda en la parte superior. Una llave permite activar el encendido, dos estriberas plegables y una tija de asientos elevable son todo lo que necesitabas.

Honda calculó una producción de 8.000 Honda City mensuales dotados con una unidad de la Motocompo, a lo que se debían sumar otros 2.000 ejemplares de la motocicleta plegable para venderla por separado. Sin embargo, mientras que la producción del City superó las expectativas previstas, de la Motocompo se vendieron un total de 53.369 unidades hasta que su producción finalizó en 1983.

Honda Motocompo

La moto plegable y transportable en un maletero de Honda estaba disponible en colores rojo, blanco y amarrillo, y equipaba una batería recargable con un pequeño enchufe y un sistema antirrobo integrado, así como un cierre específico para dejar un casco. El precio de la Honda Motocompo era de algo menos de 300 euros de la época.

Honda City R (1981)

Fotos: Bring A Trailer

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.