La casa de Stuttgart está haciendo del Infierno Verde su propio patio de juegos. Tras conseguir el récord de vuelta para un coche de producción con el Porsche 911 GT2 RS y bajar de los 7 minutos con el Porsche 911 GT3 RS y el Porsche 918 Spyder (que estuvo invicto como el coche más rápido de la pista durante cinco años), una marca a la que tan solo han conseguido acceder otros dos coches, el Lamborghini Huracán Performante y el Aventador SuperVeloce; ahora ha conquistado también el mejor tiempo general. Y es que el Porsche 919 Hybrid Evo ha completado una vuelta a Nürburgring en 5:19.55.

Los 100 coches más rápidos en Nürburgring Nordschleife

De esta forma, el Porsche 919 Hybrid Evo se convierte en el coche más rápido en el Nordschleife con Timo Bernhard al volante. Con este logro, el dos veces campeón de las 24 Horas de Le Mans y actual campeón mundial de resistencia ha batido el récord de vuelta en el reverenciado circuito de carreras germano de 20,8 kilómetros que se ha mantenido inaccesible durante 35 años.

Porsche 919 Hybrid Evo Récord Nürburgring

El Porsche 919 Hybrid Evo bate el récord de Nürburgring

Fue el 28 de mayo de 1983 cuando Stefan Bellof recorrió la famosa pista de carreras con un Porsche 356 C en un tiempo de 6 minutos y 11,13 segundos. El nuevo registro conquistado por el 919 Hybrid Evo no solo baja de la barrera de los seis minutos, sino que evidencia el gran salto evolutivo que han mostrado los coches de carreras en las últimas tres generaciones y media, bajando el anterior registro en más de 51 segundos.

El Porsche 919 Hybrid Evo es un prototipo de desarrollo de Le Mans con el que la firma alemana ganó las 24 Horas en la pista de La Sarthe en 2015, 2016 y 2017, encumbrando a Porsche como el máximo ganador de la legendaria carrera con 19 victorias en el cómputo global, así como el FIA World Endurance Championship (WEC) en tres ocasiones consecutivas, tanto títulos de fabricantes como de pilotos, respectivamente.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here