Me atrevería a decir que el nuevo Toyota GR Yaris es el automóvil más excitante del año, de la década o de lo que llevamos de siglo. Un coche del segmento de los utilitarios que consigue que a su lado -casi- todo parezca aburrido. Incluido el Toyota GR Supra (prueba). Y eso que este último es un deportivo biplaza de propulsión que produce 340 CV y 500 Nm de par y que ofrece un comportamiento dinámico muy divertido.

Los mejores deportivos Toyota de la Historia

Pensarás que me he vuelto loco, pero no lo creo. Es que este GR Yaris es en realidad mucho más que un Toyota Yaris (prueba) convencional. Estrena una plataforma específica, cuenta con una carrocería aligerada, dispone de un sistema de tracción a las cuatro ruedas con distribución variable del par y monta un motor tricilindrico turbo con 261 CV de potencia. No es un utilitario deportivo más, es un auténtico coche de rallye homologado para la calle -tal y como escribía en Instagram-.

toyota gr yaris tierra

Hacía mucho tiempo que un fabricante no se atrevía a lanzar al mercado un vehículo tan salvaje como el Toyota GR Yaris. Un coche muy ambicioso con el que Toyota nos ha dejado boquiabiertos, como en otras tantas ocasiones. Porque estemos acostumbrados a que esta marca japonesa produzca coches eficientes y racionales. Pero sabemos que de vez en cuando es capaz de crear auténticas obras maestras sobre ruedas capaces de conquistar el corazón de cualquier aficionado.

Como ya hizo con el Toyota 2000GT, desarrollado con el apoyo de Yamaha, que demostró al mundo que Japón podía fabricar deportivos de primer nivel; con el Toyota Celica GT-Four con el que destronaron a Lancia en el WRC; con el Toyota Supra A80 de cuarta generación, que montó el que probablemente es el motor más famoso del mundo: el 2JZ-GTE; o con el increíble Lexus LFA, un superdeportivo que esconde otra joya en su interior: un bloque V10 con un sonido verdaderamente embriagador.

Toyota GR Yaris, de los tramos de rallye al concesionario

toyota gr yaris calle y wrc

Y ahora con el GR Yaris, que precisamente es ensamblado por los mejores técnicos de Toyota en la planta de Motomachi, de donde salieron los 500 LFA construidos. Por desgracia, el actual Toyota GR Supra no va a formar parte de esta lista de los modelos más especiales construidos por la marca. Y eso a pesar de que es un buen deportivo.

El problema es que no es el deportivo Toyota que muchos esperábamos, algo que no se puede decir del Toyota GR Yaris. Todavía no he podido conducir este pequeño coche de carreras para la calle, pero a tenor de sus características técnicas estoy seguro de que no defraudará. El que sí he podido probar ha sido el GR Supra. Y es un coche que tiene mucho de BMW y poco de Toyota.

Eso no es malo, a fin de cuentas, BMW fabrica algunos de los mejores deportivos del mundo. Y tampoco pienses que no me alegro de que exista el GR Supra, porque no es así. Es perfectamente comprensible que hayan tenido que asociarse con otra marca de coches para desarrollar un automóvil tan de nicho como este. Especialmente si valoramos que la popularidad de los coupés deportivos es cada vez menor, en parte por el incontestable éxito de los SUV. Además, cualquier modelo de propulsión es bien recibido y más si es tan entretenido de conducir como este.

Pero al lado de los modelos anteriormente mencionados, el actual Supra parece un producto muy conservador. Del GR Yaris, sin embargo, no se puede decir lo mismo. Porque aunque su aspecto y denominación nos evoquen una similitud con el resto de la gama Yaris, lo cierto es que es un coche radicalmente diferente.

toyota gr yaris interior

Ha sido desarrollado con el apoyo de Tommi Mäkinen y la división de competición de la marca nipona, Toyota Gazoo Racing. Eso ya debería ser suficiente para despertar el interés de cualquier aficionado al mundo del motor. Si quieres descubrir todas sus características técnicas te recomiendo que visites este artículo dedicado en exclusiva el Toyota GR Yaris, donde detallamos cada uno de los aspectos de este modelo.

No menos llamativo es su precio, porque aunque no se puede decir que sea barato en comparación con el resto de la gama Yaris o frente a utilitarios deportivos al uso, sí lo es si tenemos en cuenta lo que ofrece. Se puede adquirir en la red de concesionarios de Toyota con precios que van de los 32.900 euros para la versión normal hasta los 37.900 euros de la variante con el ‘Circuit Pack’. También se puede financiar con el programa Toyota Easy desde solo 250 euros al mes para el primero o desde 295 euros/mes para el segundo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.