El Ford Mustang -conoce su historia completa- es el pony car por excelencia. Creado para dar respuestas a la clase media americana que buscaba un coche deportivo de precio asequible en la década de 1960, el modelo de Ford ha perdurado a lo largo de los años, consagrándose con seis generaciones repletas de éxitos y reconocimiento mundial. Sin embargo, hoy vamos a hablar del Mustang de 1948, un coche con forma de microbús que nació antes que el Ford Mustang, concretamente, 16 años antes que el modelo de la firma del óvalo azul.

Mazda RX500 (1970): el prototipo de superdeportivo de Mazda

Como bien sabrás, la fecha oficial del lanzamiento del primer Ford Mustang (prueba) es el 17 de abril de 1964. Ese día dio comienzo una historia de éxito y pasión por el automovilismo que nos ha llevado hasta nuestros días gracias a un coche deportivo caracterizado por sus dimensiones compactas, sus potentes V8 y su carrocería musculosa, todo ello sin que la etiqueta de precio fuera desorbitada.

Mustang (1948): el coche con forma de microbús que nació antes que el Ford Mustang

Mustang 1948
The Old Motor

El Mustang de 1948 que protagoniza estas líneas poco o nada tiene que ver con el modelo de Ford. Su creador es la compañía Mustang Engineering Corporation, con sede en Renton (Washington, Estados Unidos), y se trata de una especie de vehículo familiar con la forma de un microbús y espacio en su interior para hasta seis pasajeros. El coche fue diseñado por Roy C. McCarty, un gerente de un concesionario Lincoln en Seattle (Washington) que tuvo la idea de crear un vehículo que fuera barato, seguro e ideal para la producción en masa, y decidió materializarlo en un coche real.

Con el fin de ahorrar costes, el Mustang emplearía piezas que ya se fabricaban para otros modelos y que serían ligeramente modificadas para que encajaran entre sí. Por ello, se escogió la dirección de un Jeep Willys, un motor de Continental y unos ejes Spicer que habían sido diseñados para otro coche. El problema era que McCarty no tenía los recursos económicos necesarios para fundar una compañía fabricante de automóviles desde cero y esto, en cierta medida, condenó al fracaso el futuro del Mustang.

Mustang 1948
BangShift

Su diseño era extraño incluso en 1948. Sus formas redondeadas recuerdan a las de un microbús o un monovolumen de la época. El frontal, casi plano, incluye un parabrisas dividido en dos, faros redondos y un parachoques metálico en la parte inferior. Hacia el lateral, el Mustang creado inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial presentaba una línea descendente que se fundía casi en una cuña en la zaga. Tres ventanillas recorrían los laterales, con una puerta a cada lado que recuerda a las que encontramos en el fuselaje de un avión.

Y en la zaga, la carrocería parecía estrecharse, emulando las formas del cuerpo de una ballena, mientras que los guardabarros que cubrían parcialmente las dos ruedas traseras, equilibraban la anchura del conjunto, recordando a la ancha cola de un cetáceo. En cierta medida, su diseño recuerda poderosamente al del Fiat 600 Multipla construido por la firma italiana entre 1956 y 1966. Su carrocería fabricada en aluminio descansaba sobre un chasis tubular de acero con casi 2.600 mm de distancia entre ejes.

Un diseño aerodinámico, una construcción liviana y un precio asequible

Mustang 1948
BangShift

Un aspecto llamativo de su construcción era la ubicación del motor. Los propulsores de cuatro cilindros de Hércules y Continental estaban situados en un gran marco en forma de A suspendido por resortes. Tan orgulloso estaba Mustang de esta configuración que anunció que el motor se podía retirar del chasis en solo nueve minutos. Por el contrario, esta elección tenía el punto negativo de que restaba un gran volumen de espacio en la parte trasera de la carrocería, inmediatamente detrás de los asientos posteriores.

Estos motores, de apenas unos 60 CV de potencia, permitían al Mustang de 1948 alcanzar una velocidad máxima de unos 100 km/h, mientras que la compañía anunció en los numerosos folletos publicitarios creados para promocionar el vehículo, que el Mustang era capaz de recorrer entre 30 y 35 millas por galón, lo que equivaldría a un consumo de entre 8 y 9,5 litros a los 100 km. Esto era posible gracias a su peso en vacío de solo 1.000 kg.

Los enormes esfuerzos de McCarty para promocionar el Mustang

Mustang 1948
BangShift

Entre los diferentes esfuerzos publicitarios llevados a cabo por McCarty para promocionar su coche, se encuentra la banda ‘The Mustang Riders’, unos músicos que viajaban por el oeste de Estados Unidos en un Mustang, dando conciertos para promocionar el vehículo y su red de concesionarios. Todo estaba listo para que la fabricación en serie del Mustang diera el pistoletazo de salida en 1949, con una producción que rondaría entre 1 y 12 ejemplares diarios, en el mejor de los casos, y un precio de 1.235 dólares.

Lamentablemente, como ocurría con la mayoría de pequeños fabricantes que llegaban al negocio de los automóviles a mitad del siglo XX, Mustang Engineering Corp. despareció tras solo un año en activo y no conseguir una ronda de financiación necesaria para la expansión de la empresa. Tan solo se fabricaron 12 Mustang entre 1948 y 1949. Se cree que todos, a excepción de uno de ellos, han sido destruidos con el paso de los años y que este rara avis forma parte de una colección privada.

Mustang 1948
BangShift

Roy McCarty renunció a la junta directiva de la compañía que había fundado en mayo de 1949, pero fue el primer hombre que bautizó un vehículo con la denominación ‘Mustang’ y, entre otras medidas, registró el nombre. Cuando Ford lanza su Mustang en 1964, el modelo suscita gran expectación, al mismo tiempo que McCarty decide ir contra el fabricante americano por uso indebido de un nombre registrado por la friolera de 10 millones de dólares.

Citroën PLR (1972), el monstruo de diez ruedas para probar neumáticos Michelin de camión

En noviembre de 1965 se presenta una demanda formal contra Ford Motor Company. Los abogados de McCarty y de Ford intercambiaron una serie de cartas, pero desconocemos cómo terminó este asunto y si Ford finalmente pagó las demandas del fundador de Mustang Engineering Corporation.

Fuente: BangShift, The Old Motor, Ford Performance

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.