El año pasado conocimos el caso curioso de tres Teslas Roadster abandonados en un contenedor en China. Se trataba de tres unidades sin estrenar que, según supimos tiempo después, las adquirió un fabricante de automóviles chino que luego quebró. Ahora, descubrimos que un multimillonario anti Tesla ha pagado 740.000 euros por los tres Roadster abandonados.

El hombre en cuestión se llama Dan O’Dowd, quien ha arremetido en varias ocasiones contra el sistema de conducción autónoma de Tesla. De hecho, recientemente ha publicado dos anuncios durante la Superbowl, a través de su empresa The Dawn Project, advirtiendo de los peligros de dichos sistemas autónomos. Y, sin embargo, se ha gastado 800.000 dólares (739.620 euros) en comprar tres Tesla Roadster. ¿Por qué?

Un multimillonario anti Tesla se gasta 740.000 euros en tres Roadster abandonados en China durante 12 años

Los tres vehículos se descubrieron el año pasado en un contenedor de transporte en China. Un fabricante de automóviles los compró en 2011 con la intención de desmontarlos y aplicarles ingeniería inversa, pero los funcionarios de aduanas bloquearon la importación y los coches permanecieron en dichos contenedores durante 12 años, hasta que se enviaron de vuelta a Estados Unidos.

Las fotos de los coches se hicieron virales, pero la historia se fue diluyendo, hasta que el canal de YouTube What’s Inside? los rastreó hasta un taller dirigido por el especialista en Tesla Roadster, Carl Medlock and Sons. Medlock trabajó en el desarrollo del Roadster y revela que el sistema de conducción autónoma de Tesla no es tan malo como lo describe O’Dowd. También comenta que este multimillonario posee otras dos unidades del Roadster, además de las que acaba de comprar.

Un juez anula la retribución de Elon Musk por 55.000 millones de dólares

Los tres coches no están listos para circular, porque, debido a que han permanecido muchos años sin cargarse, las baterías se han estropeado. Así que O’Dowd tendrá que gastarse un buen dinero en sustituirlas, además de lo que ha pagado ya por comprar los vehículos. Además, necesitarán un repaso de pintura y reparar algunos daños provocados por el paso del tiempo sin uso.

Según Medlock, este multimillonario anti Tesla no los ha comprado para conducirlos. Una vez que estén en perfectas condiciones, los conservará como piezas de museo. Quizá se revaloricen mucho en el futuro, quién sabe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.