1976 es un año muy importante en la historia del automóvil en España. Aquel año comenzó la producción del mítico Ford Fiesta en la planta de Almussafes, construido ex profeso para acoger el nuevo modelo de la marca del óvalo. La historia del Ford Fiesta ya te la hemos contado, pero quizá no sabías que su motor Ford Kent OHV recibió el podo Valencia.

El Fiesta fue un coche completamente revolucionario para el fabricante estadounidense, ya que fue el primero con carrocería hatchback y con tracción delantera. A esto hay que añadir que fue el primer modelo que producía después del Granada, lanzado cinco años antes.

Un amigo que se fue

motor Ford Kent OHV Valencia

Todo comenzó a principios de la década de los 70. La demanda de vehículos pequeño aumentó, sobre todo, a raíz de la crisis del petróleo de 1973 que dejó temblando los cimientos de la industria mundial del automóvil. Ya circulaban por las carreteras europeas los Audi 50, Renault 5 y Fiat 127, entre otros, y Ford necesitaba un modelo que pudiera competir con ellos.

PRUEBA: Ford Mustang Dark Horse 2024

Así nació el prototipo ‘Bob Cat’ que, a la postre, se convirtió en el Ford Fiesta, aunque en Detroit barajaron otros nombres, como Bolero, Bravo, Metro, Sierra, Amigo… De hecho, Bravo fue el nombre que recibió más votos, pero Henry Ford II se decantó por Fiesta. El coche se presentó, finalmente, en 1976 y se puso a la venta ese mismo año. Lamentablemente, ya no está con nosotros. Ford decidió jubilarlo a finales de 2023, tras más de 47 años en el mercado y más de 18 millones de unidades vendidas.

El motor Ford Kent OHV se llamó Valencia

La primera generación del Ford Fiesta fue un éxito rotundo que llevó a la marca del óvalo azul a ocupar los primeros puestos del ranking de ventas durante varios años. Apenas tres años después de su lanzamiento, alcanzó el millón de unidades fabricadas.

En cuanto al apartado mecánico, montaba un motor de cuatro cilindros y 1.1 litros que desarrollaba 40 CV, suficientes para alcanzar los 137 km/h y acelerar de 0 a 100 en 17’6 segundos. Había otra opción más potente, con 53 CV, asociadas a un cambio manual de cuatro relaciones. Se trataba de una nueva versión del motor Ford Kent OHV, apodado Valencia, precisamente, en honor a la Ford Valencia Body & Assembly, la fábrica de Almussafes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.