Seguramente, si piensas en el primer Volkswagen de tipo utilitario, te vendrá a la cabeza el Polo o, incluso, el Escarabajo. En realidad, el Beetle debemos sacarlo de la ecuación, ya que es un modelo anterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando no existían los segmentos como los entendemos hoy. Pero quizá te sorprendas cuando sepas que el coche que introdujo al Grupo Volkswagen en el segmento de los coches pequeños fue Audi. Concretamente, el Audi 50.

En 1974, el mundo vivía una situación muy complicada a nivel geopolítico, aunque no muy diferente a la actual. La crisis en Oriente Próximo, con la guerra del Yom Kipur iniciada en octubre de 1973, hizo que la OPED (Organización de Países Exportadores de Petróleo) cerrara el grifo del petróleo a los países que habían apoyado a Israel, lo que provocó una subida espectacular del precio del petróleo, afectando de lleno a la industria del automóvil.

En España, la dictadura se acercaba a su final. Todavía faltaba un año para que Franco muriese en la cama, pero las potencias extranjeras implicadas en el tablero geopolítico de esos años, en plena Guerra Fría, ya hacían sus movimientos de piezas para defender sus intereses estratégicos. Lo que luego se llamó ‘La Transición’ ya estaba en marcha. Mientras, nuestros vecinos portugueses se liberaban del régimen de Salazar con la Revolución de los claveles.

Audi 50, el antecesor del A1 cumple 50 años

De todo eso hace ya 50 años, los mismos que cumple el Audi 50. Todo comenzó en 1970, cuando los ingenieros de Audi NSU Auto Union AG empezaron a trabajar en el proyecto, liderados por el director técnico Ludwig Kraus. En aquel momento, la gama de Audi estaba integrada por el 80 y el 100, dos modelos de segmentos superiores, y tenía que completarla con un coche de acceso.

Buscaban un sucesor para el incondicional modelo compacto de NSU, que se acercaba al final de su producción. Los desarrolladores siempre tuvieron el siguiente objetivo: “Un coche contemporáneo debe tener el tamaño adecuado para los imperativos actuales”, como se afirmaba en el manifiesto de diseño del Audi 50.

Audi 50

El nuevo Audi 50 debía ser moderno y versátil. Y vaya si lo consiguieron. Medía apenas 3,49 metros de longitud, tenía una carrocería de dos puertas con portón trasero y un gran maletero, asientos traseros con respaldos abatibles y lo más importante: un motor en posición transversal y tracción delantera. Esto, unido a un peso de 685 kg, hacía que el Audi 50 proporcionara un comportamiento en carretera y unas características de conducción muy atractivas.

El diseño corrió a cargo de Hartmut Warkuß, quien anteriormente había diseñado el Audi 80. Warkuß creó una forma delicada y atemporal en torno al conjunto desarrollado por Ludwig Kraus. El coche se planificó y desarrolló inicialmente en Neckarsulm y, posteriormente, en el departamento de Desarrollo Técnico de Ingolstadt, y se fabricó en la planta de Volkswagen en Wolfsburg.

La base del Volkswagen Polo

Audi 50

Se lanzaron dos versiones: LS de 50 CV y GL de 60 CV, ambos con motores de cuatro cilindros y 1.1 litros. En el primer caso, utilizaba gasolina normal y alcanzaba una velocidad máxima de 142 km/h. En cambio, el GL funcionaba con gasolina súper y llegaba hasta los 152 km/h. Esta versión se sustituyó en 1977 por otra con un nuevo motor de 1.3 litros que también utilizaba gasolina normal.

El Audi 50 se presentó en Cerdeña en el verano de 1974 y llegó a los concesionarios en octubre. La versión de acceso partía desde los 8.195 marcos, mientras que el GL arrancaba en 8.510 marcos. Siete meses después de su lanzamiento, el 31 de marzo de 1975, 43.002 unidades del Audi 50 habían salido de las líneas de montaje de Wolfsburgo. Ese mismo día, se inició la producción del Volkswagen Polo, diseñado sobre la base del Audi 50, con el que gran parte de su desarrollo. ambos modelos eran, estructuralmente, casi idénticos.

Proyecto Skorpion, o cómo Audi iba a llevar su prototipo ganador de Le Mans a la calle con un hiperdeportivo diésel

La producción del Audi 50 cesó en el verano de 1978, con un total de 180.828 unidades fabricadas. A partir de entonces, Audi se centró más en vehículos de gama media y alta. Aunque el Audi 50 sólo estuvo en el mercado unos pocos años, estableció el segmento de los coches pequeños en el Grupo Volkswagen. Posteriormente, se fabricaron millones de Volkswagen Polo a lo largo de sus distintas generaciones. Su legado lo recogió el Audi A1 en 2010.

Audi 50

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.