Deja de frotarte los ojos, porque lo que estás viendo es real: un Mitsubishi Galant AMG de 1989. Todos sabemos que AMG es la firma que prepara desde hace décadas algunos modelos de Mercedes-Benz, dotándolos de una imagen más deportiva y de mecánicas más potentes. Pero no todos saben que anteriormente, la compañía alemana preparaba cualquier vehículo bajo pedido para aquellos clientes que estuvieran dispuesto a pagar lo que fuera. Esta es la historia del AMG olvidado y el más raro.

A subasta este Mitsubishi Lancer Evolution Tommi Mäkinen Edition de 2000

Entre finales de los 80 y principios de los 90, Mitsubishi mantuvo un acuerdo con AMG para preparar el Galant, una berlina media que tuvo un éxito notable en algunos mercados. Ya en 1987, AMG había metido mano en el Mitsubishi Debonaire V 3000 Royal AMG. AMG también ha prestado sus servicios en otros coches que no son Mercedes.

Mitsubishi Galant AMG, el AMG olvidado

Mitsubishi Galant AMG

El Galant AMG fue producido entre 1989 y 1991, en las versiones Tipo I y Topo II. Se cree que solo fueron construidas unas 500 unidades, por lo que es un coche muy exclusivo y raro de ver. La mayoría de las modificaciones se centraron en la mecánica, aumentando la potencia desde los 130 CV originales hasta los 170 CV del motor atmosférico 4G63.

Mitsubishi Starion Group B (1984): el coche que no llegó a tiempo al Grupo B

Este incremento de potencia fue muy llamativo, y que la mayoría de los motores de 2.0 litros y cuatro cilindros de entonces necesitaban un turbocompresor para alcanzar esa cifra. En este caso, se trataba de un motor atmosférico que, además, llegaba a las 8.000 vueltas. Esos 170 CV llegaban directamente al tren delantero mediante un cambio manual de cinco relaciones.

Estética deportiva, pero sin estridencias

Mitsubishi Galant AMG

El Mitsubishi Galant AMG lucía una estética más deportiva y menos seria que el modelo original, aunque sin estridencias, muy a la alemana. Recibió un kit de carrocería que lo acercaba al Galant VR-4, una parrilla frontal específica, nuevos pasos de ruedas e insignias AMG. También montaban llantas AMG con doble tonalidad en gris y negro, aunque se podían elegir otros colores.

Así podría ser el Mitsubishi Lancer EVO XI 2023

Existen varias razones para explicar la rareza de este coche. La primera, que solo se fabricaron alrededor de 500 unidades, como ya hemos reseñado. La segunda, que fue vendido exclusivamente en Japón, ya que en aquella época Mitsubishi concentraba la mayor parte de sus ventas en el mercado nacional. Otra razón puede ser que AMG raramente ha preparado modelos que no pertenezcan a Mercedes. Y, por último, el Galant AMG tuvo un duro rival en su propia casa, siendo eclipsado por el Galant VR-4 turbo con tracción total.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.