Cuando conocemos coches como el Mercedes-Maybach GLS 600 solo podemos quedarnos boquiabiertos. La firma de Stuttgart acaba de sacarse de la chistera un conejo que no nos esperábamos y que ha sido creado para luchar contra los SUV o todoterrenos de lujo más valorados del mundo. Por ejemplo, los primeros que se me vienen a la mente son el Rolls-Royce Cullinan y el Bentley Bentayga. Pero, ¿cómo es este nuevo Mercedes-Maybach GLS?

Mercedes NECAR 1, el primer Mercedes con pila de combustible

Mercedes-Maybach GLS: el lujo es lo más importante

Como puedes imaginar, para que todo el lujo del Mercedes-Maybach GLS 600 quepa en su interior, sus dimensiones son de escándalo. Tiene una logitud de 5,20 m, lo que hace que su distancia entre ejes sea de 3,13 m. Mientras tanto, su anchura supera por poco los 2 m, hasta llegar a los 2,03 m. Se me ocurren pocos coches tan grandes.

Su base es, lógicamente, un Mercedes GLS. Pero por dentro en lo único que tiene que ver con este es en sus formas, ya que todos los materiales que componen el habitáculo son sublimes. Además, las butacas traseras son reclinables y se echan hacia atrás hasta el punto de ser casi un sofá de tu salón. Cojines incluidos.

Mercedes-Maybach GLS plazas traseras

El diseño ya deja entrever algo

Pero esto no se trata de una sorpresa al entrar en su interior, pues la carrocería ya muestra sus intenciones. Lo hace a través de una parrilla frontal exclusiva y muy cuidada, de la insignia de Maybach en zonas como el pilar C o de algunos elementos cromados. Por no hablar de unas llantas que pueden ser bien de 22 o bien de 23 pulgadas y que también tienen una imagen distinta a lo visto hasta ahora en el GLS.

Además, la carrocería puede ser bicolor y hay hasta siete tonos principales. También llama la atención un pequeño escalón que ayuda a adentrarse en el vehículo y las colas de escape de este Mercedes-Maybach. Estamos ante un vehículo perfecto para gritar a los cuatro vientos que te sobra el dinero.

Mercedes C111-IV Concept: el culmen cazarécords alemán

¿Y el motor?

De mover semejante bestia se encarga un propulsor de gasolina turboalimentado V8 de 4,0 litros que recurre a la micro hibridación para ser más eficiente, con una red de 48 V. La cifra de potencia es de 565 CV, mientras que el par motor máximo llega hasta los 730 Nm. Va asociado a una caja de cambios automática de nueve velocidades 9G-Tronic.

Con esta combinación, el Mercedes-Maybach GLS 600 acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos, y ligado a una tracción a las cuatro ruedas, la única opción disponible, su consumo medio homologado es de 11,7 l/100km. Llegará al mercado a partir de mediados del año que viene y todavía no han trascendido los precios. Pero será caro.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.