El Mercedes Clase V 2019 es una actualización del modelo que Mercedes-Benz introdujo por primera vez en 2014. Un monovolumen de grandes dimensiones que desde entonces ha conseguido alzarse como uno de los líderes del segmento, tal y como atestiguan las más de 209.000 unidades comercializadas desde entonces. Y aunque las ventas siguen acompañando, pues solo en 2018 se han vendido 64.000 unidades, la marca ha decidido renovar algunos aspectos del vehículo.

Las novedades del Salón de Ginebra 2019

Disponible en Europa a partir de marzo de este mismo año, el Clase V 2019 llega con cambios en su aspecto exterior e interior, con nuevas opciones mecánicas y con más equipamiento. Visualmente, puedes distinguirlo de su predecesor gracias a los rediseñado paragolpes delantero con entradas de aire más grandes, a su nueva parrilla o a los cuatro nuevos diseños de para las llantas de aleación. Además, la marca ha aprovechado la ocasión para introducir más colores (son dos en concreto, ‘Graphite Grey Metallic’ y ‘Hyacinth Red Metallic’).

Mercedes Clase V 2019 trasera

El interior del Mercedes Clase V 2019 también presenta cambios, aunque no son tan visibles como los del exterior. Hay nuevas salidas de ventilación para el sistema de climatizador con aspecto de turbina, un panel de instrumentos ligeramente diferente, nuevos colores para los tapizados y novedades en el equipamiento.

Ahora, por ejemplo, los pasajeros de la segunda fila pueden disfrutar de butacas reclinables con climatización (calefacción y ventilación) además de la función de masaje para la espalda. Otros aspectos destacados del apartado de equipamiento son el sistema Active Brake Assist de frenada automática de emergencia o el nuevo asistente de luces largas automáticas. Estos se suman a otros ya disponibles, como el Attention Assit, el Crosswind Assist.

Mercedes Clase V 2019 interior

En cuanto a la gama de motores del Mercedes Clase V 2019, destaca la introducción del motor OM 654 diésel de cuatro cilindros en línea del V 300 d. Esta mecánica, que desarrolla 239 CV de potencia y 500 Nm de par (o hasta 530 Nm con la función ‘overtorque’), convierte a este monovolumen en un vehículo extremadamente ágil. La prueba está en el hecho de que a pesar de sus dimensiones y peso, permite que pueda acelerar de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y alcanzar una punta de 221 km/h.

Este propulsor resulta además eficiente (5,9 l/100km), en parte gracias a la nueva caja de cambios automática 9G-Tronic con nueve velocidades. La renovada gama del Mercedes Clase V 2019 será desvelada en el Salón de Ginebra 2019 y probablemente entonces descubriremos un prototipo de monovolumen equipado con un sistema de propulsión 100% eléctrico.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.