Tras conocer hace casi un año que las matrículas australianas podrán llevar emojis, hay otro lugar en el mundo que está a punto de aprobar una ley que permitirá lucir estos iconos en las placas de los vehículos. Y es que las matrículas de los coches estadounidenses podrían tener emojis, concretamente los pertenecientes al estado de Vermont.

Última matrícula: ¿qué matrícula me tocará?

Un proyecto de ley propuesto en la legislatura estatal de Vermont abrirá las puertas a los propietarios de vehículos que decida incluir los famosos emojis a sus matrículas personalizadas. Las placas verdes del estado ubicado al noreste de Estados Unidos, generalmente han estado limitadas al uso de números y letras, aunque estas limitaciones podrían llegar a su fin si se aprueba este proyecto.

Las matrículas de los coches estadounidenses podrían tener emojis

Esta nueva ley aún tiene que pasar por el proceso legislativo, pero si pasa la votación, los conductores de Vermont podrán agregar uno de los seis emojis aprobados en sus matrículas. Los símbolos no reemplazarán ninguna de las letras o números que normalmente aparecen e las matrículas. En su lugar, se agregarán a los dígitos estándar como una especie de decoración adicional. El proyecto de ley no especifica qué emojis se permitirán, pero actualmente hay más de 3.000 de estos iconos reconocidos diferentes en varias plataformas.

Si se aprueba, la medida convertirá a Vermont en el primer estado en permitir este tipo de personalización. Los conductores podrán elegir entre los emojis de risa, sonriente, guiño, amor o gafas de sol. Estas placas cuestan alrededor de 336 dólares (305 euros). Sin embargo, se mantendrían las restricciones actuales, donde se prohíbe que una matrícula empiece por la letra ‘Z’ o están terminantemente prohibido el uso de lenguaje que sea “vulgar, escatológico u obsceno”. Tampoco está permitido escribir palabras malsonantes combinando números y letras.

Fuente: The Drive, CNET

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.