Conducir tu coche de carreras favorito por la calle es el sueño de cualquier niño. Ahora, algunos adultos podrán hacer realidad su sueño de la infancia gracias al JRM GT23. Este galimatías de siglas es la denominación con la que el equipo de carreras británico JR Motorsport (JRM) ha bautizado a su última creación. Se trata de una versión homologada para circular por carretera del Nissan GT-R GT3 de competición.

Nissan GT-R Nismo Special Edition: nuevo logo y dosis extra de carbono

Se fabricarán 23 unidades de este GT3 de calle en la planta de producción de JRM en Daventry, en Inglaterra. Todos ellos estarán equipados con el mismo chasis, sistema de propulsión y carrocería básicos que monta el GT-R GT3. Esto incluye un cambio en la ubicación del motor, que ahora está sentado más abajo y más atrás que en el Nissan GT-R (prueba) de calle. Esto se debe a que el GT3 es un coche de propulsión trasera, y el diferencial situado debajo del motor en la versión de carretera, ha sido eliminado junto al sistema de tracción a las cuatro ruedas.

JRM GT23, el Nissan GT-R GT3 de carreras que podrás conducir por carretera

JRM GT23

Por otro lado, el motor V6 biturbo de 3.8 litros también deriva de la versión de competición, aunque lo hace sin restricciones de potencia. Ahora entrega 675 CV, a diferencia de los 570 CV originales del Nissan GT-R -conoce su historia-, pero los clientes que así lo deseen podrán aumentar la cifra hasta los 750 CV. Para hacer esto posible, los pistones, bielas, árboles de levas y turbos han sido reforzados. En cuanto al peso, el JRM GT23 registra 1.350 kg sobre la báscula, lo que le confiere una relación peso-potencia de 500 CV/tonelada.

La transmisión asociada al motor también deriva de la competición. Se trata de una unidad secuencial neumática de seis velocidades que ha sido modificada para el GT23. Lo mismo ocurre con el bastidor auxiliar delantero y la suspensión, aunque presenta una geometría completamente nueva, así como muelles y amortiguadores a medida.

JRM GT23

Los compradores podrán elegir entre dos opciones de llanta diferentes, ambas con bloqueo central. La versión de 18 pulgadas puede revestirse con slicks, mientras que las llantas de 20 pulgadas de carbono están pensadas para neumáticos de calle. Detrás, un equipo de frenos AP Racing, con pinzas de seis pistones sobre discos de 380 mm en el tren delantero, y de cuatro pistones que muerden discos de 355 mm en el eje posterior.

Un interior de competición

En lo que respecta al habitáculo, hay piel Alcantara envolviendo el interior, una jaula de seguridad y una severa reducción de peso. Se ha instalado también un cuadro de instrumentos digital de carreras, que da acceso a diferentes modos de conducción. El exterior, por su parte, luce ventanillas de policarbonato, piso de fibra de carbono y un enorme alerón trasero con especificaciones de competición. Por el momento no se han dado a conocer los precios oficiales.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.