La cama del Jeep Gladiator tiene más de un easter egg.

Jeep es una marca diferente, de esas que con sus productos crea fieles seguidores, independientemente de si son propietarios o no. También los capta con los easter egg, los huevos de pascua que esconde en sus vehículos. El que más de estos detalles esconde es el Jeep Renegade, pero los demás tampoco se quedan cortos –aquí tienes los del Jeep Compass-; ¡y nosotros que lo celebramos!

Son detalles que no mejoran el rendimiento del vehículo; tampoco aligeran el peso del conjunto, pero son resultones. Asimismo, con ellos se aprecia el cuidado que tiene la firma por el mínimo detalle. Y cómo no, el nuevo de sus vehículos, el recién presentado Jeep Gladiator 2019, los adopta.

El jefe del diseño exterior del pick-up norteamericano, Taylor Langhals, ha declarado a Automotive News algunos de estos divertidos detalles ocultos: “Si miras la pared frontal de la bañera, puse dos huellas de cubiertas. Lo hice a propósito. Quiero que los tipos como yo no tengan que pensar en eso cuando ponen sus motocicletas en el camión. Lo alineas, la motocicleta se colocará perfectamente en la camioneta, con lo que te ayudará para guiarte en el lugar correcto”.

Como el primer easter egg del Jeep Gladiator, el segundo también está en la bañera, en concreto en un lateral. En él, Taylor ha expresado su afecto por Toledo incluyendo un corazón y los números del código postal que hacen referencia a esta localidad. Y lo ha introducido no solo por ser la ciudad de Ohio donde está una de las fabricas que Fiat-Chrysler, planta en la que se produce el Jeep Wrangler desde 1986, sino también por motivos personales: “Mi bisabuelo, mi tío y mi padre trabajaron para Jeep en la fábrica de Toledo“, ha manifestado Langhals al periodista. “Mi tío era supervisor de un taller de pintura. Mi padre trabajaba en la línea de montaje del Wrangler durante toda su carrera, 30 años. Fue genial. Al crecer, mi madre me llevaba a la planta todos los días a las tres en punto”, añade el diseñador.

Otros nuevos huevos de pascua vienen con el equipamiento opcional firmado por Mopar. Como verás en la galería de fotos, la bisagra del capó, que lleva impresa el Jeep Willys, o la tapa del colector de admisión, con este mismo modelo surcando el desierto del Moab, son algunos ejemplos.

Jeep Gladiator: historia y generaciones del pick-up estadounidense

Pero estos nos son los únicos Easter Eggs que tiene el Jeep Gladiator, porque también ‘esconde’ varios que ya hemos podido ver en modelos pasados, como, de nuevo, el Willys, sellado en la luna delantera y en las llantas de aleación.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.