El pasado 13 de noviembre, el popular presentador de la televisión estadounidense sufrió un terrible accidente en el que resultó herido con graves quemaduras. Afortunadamente, todo ha salido bien y Jay Leno ya ha recibido el alta del hospital y se recupera en su casa.

Según informa la NBC, Jay Leno ya ha abandonado el hospital Grossman Burn Center el pasado lunes por la tarde, después de haber recibido un tratamiento por las quemaduras sufridas en su garaje.

Vídeo: Jay Leno nos enseña una impresionante camper de más de 700.000 euros

El hospital ha difundido una foto en la que aparece el presentador de 72 años junto con varias mujeres del personal médico. En la foto, se puede apreciar los injertos de piel realizados en el cuello. Según los informes, las quemaduras se extienden a otras partes de la cara, el pecho y las manos.

Jay Leno recibe el alta del hospital y se recupera en casa

Jay Leno

Jay Leno se quemó en un accidente mientras trabajaba con un White Steam Car de 1907, uno de los coches que completan su impresionante colección, con más de 300 automóviles, según DuPont Registry. El incendio provocó quemaduras de tercer grado en varias partes de su cuerpo y, si no hubiera sido por la rápida actuación de un amigo que estaba con él en ese momento, las consecuencias podrían haber sido mucho peores.

El centro ha emitido un comunicado en el que dice que “a Jay le gustaría que todos sepan lo agradecido que está por la atención y los buenos deseos recibidos. Está deseando pasar el Día de Acción de Gracias con su familia y amigos y desea a todos unas vacaciones maravillosas”.

Por este motivo Jay Leno no tiene ningún Ferrari

El especialista en quemaduras del hospital, el doctor Peter Grossman, se sintió satisfecho “con el progreso de Jay” y dijo que es optimista de cara a una pronta recuperación. El presentador está produciendo la octava temporada de Jay Leno’s Garage.

Imagen destacada: Grossman Burn Center

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.