El futuro eléctrico de la compañía de Stuttgart parece eclipsado con la inminente llegada del Porsche Taycan, el nombre que recibirá la versión de producción del Porsche Mission E cuando sea lanzado el próximo año. Sin embargo, lo que muchos están pasando por alto es que el siguiente modelo eléctrico de la marca será una versión del todopoderoso nueveonce. Esto está aún más lejos en el tiempo, pero un diseñador ya ha imaginado cómo podría ser el Porsche 911 eléctrico.

Dejan Hristov ha creado lo que él mismo ha bautizado como Porsche 911 Mission E, un 911 inspirado en el famoso prototipo presentado en el año 2015. Aunque el diseño resulta cuanto menos llamativo, lo cierto es que conserva las proporciones clásicas del icónico coupé de Porsche, eso sí, con unos rasgos de diseño que, de ser así finalmente, lo harían destacar principalmente entre el conservador estilo del 911.

Render Porsche 911 eléctrico

Así podría ser el Porsche 911 eléctrico

Si analizamos la visión del Hristov del Porsche 911 eléctrico, podemos comenzar por el frontal, donde encontramos unos faros únicos basados en los originales pero cubiertos por una especie de paneles en color carrocería que tan solo dejaría ver unos aros de luz cuando éstos estuvieran prendidos. El parachoques es mucho más plano, con superficies grandes que cubren cualquier ápice de que en la versión con motor de combustión ahí hubiera una entrada de aire, ya que, al ser eléctrico, no es necesario ningún flujo de aire adicional al motor.

PRUEBA: Porsche 911 991.2 GT3 Clubsport Package

En el perfil encontramos las líneas características del Porsche 911, a excepción de los espejos retrovisores exteriores con un claro estilo prototípico, mientras que la zaga presenta también importantes cambios, como el grupo óptico en una sola pieza que recorre todo el ancho, la ausencia total y absoluta de una luneta trasera y un parachoques con un diseño aerodinámico claramente enfocado en el rendimiento la eficiencia. La tapa del motor clásica se elimina por una superficie mucho más refinada y casi imperceptible.

Fotos: Dejan Hristov / Behance

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.