Hasta cuatro años de espera para tener el nuevo Toyota Land Cruiser 300. Ese es el tiempo que tendrán que aguardar pacientemente los clientes que hayan encargado una unidad del nuevo Land Cruiser 300. Algo que se rumoreaba desde hace meses, cuando publicamos esta noticia, y que ahora Toyota ha confirmado al publicar una nota aclaratoria en su página web para el mercado japonés, pidiendo “sinceras disculpas”.

Vídeo: así es el nuevo Toyota Land Cruiser 300 completamente desmontado

Ya en septiembre te contamos que la crisis de los semiconductores, que tanto impacto está teniendo en todas las marcas de coches, había afectado especialmente a la nueva generación del buque insignia de la familia Land Cruiser. Tanto es así que Toyota se vio forzada a paralizar durante un mes la planta donde se produce el modelo en Japón. Y para más inri, esto sucedía tan solo unos pocos meses después del lanzamiento del modelo, momento en el que experimentaba una enorme demanda inicial.

El número de pedidos supera en un 400% la capacidad de producción

Toyota Land Cruiser 300 trasera

Así, se dio una situación cada vez es más habitual en el sector: una avalancha de pedidos y la consecuente ampliación de los plazos de entrega. Lo que no es tan común es que el número de reservas supere en un 400% la capacidad de producción de un modelo, como sucede con el Land Cruiser 300, según informaciones publicadas por medios locales. Tal es la acumulación de pedidos que se habla de esperas de hasta cuatro años para recibir el coche desde que se formaliza la reserva.

Una verdadera eternidad en -términos automovilísticos- que ha llevado a Toyota a pedir disculpas y publicar un mensaje sobre el asunto: “Gracias por considerar y pedir nuestro vehículo. Nos disculpamos sinceramente por el hecho de que el Land Cruiser ha sido muy bien recibido no solo en Japón sino también en todo el mundo”.

Toyota Land Cruiser 300 delantera

Esta es una traducción del mensaje que aparece en la web japonesa de Toyota. Una nota aclaratoria que además añade que “el plazo de entrega de los pedidos realizados a partir de ahora puede ser de unos cuatro años”. La marca confirma de esta manera lo que ya se rumoreaba desde hace meses y que a buen seguro afectará negativamente las ventas del modelo.

Y seguramente provocará que las pocas unidades que ya se hayan entregado alcancen precios de venta superiores en el mercado de ocasión a los que tiene el coche nuevo, en concesionario. Un hecho cada vez más habitual, especialmente entre vehículos tan de nicho como este.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.