Existen diferentes fuentes de energía para impulsar los motores de nuestros vehículos. Una de las más novedosas, al menos en cuanto a comercialización se refiere, es la electricidad, pero también existen alternativas como el hidrógeno o el gas natural. Sin embargo, hoy vamos a hablar de los combustibles fósiles tradicionales, concretamente la gasolina. ¿Cuál es mejor, la gasolina 95 o 98? ¿Merece la pena? ¿Cuáles son las diferencias? Todas estas preguntas nos las hemos hecho todos alguna vez cuando llegamos al surtidor a llenar el depósito de nuestro coche.

E-gasolina y e-diésel: ¿qué son los combustibles sintéticos?

Y es que no es lo mismo, ni en especificaciones ni en precio, la gasolina de 95 que la de 98 octanos. Pero, ¿qué es el octanaje? El octanaje indica la resistencia a la detonación de un carburante, lo que supone que, a mayor octanaje, mayor será la compresión del motor. Esto es, cuánto más se comprima la mezcla, mayor será el rendimiento y así se aprovecha mejor el poder energético de la gasolina. Pero no todos los motores están diseñados para funcionar mejor con gasolina 95 o 98.

gasolina 95 o 98

Gasolina 95 o 98: diferencias

En este apartado, existen diferencias, ya que los fabricantes diseñan los motores para que funcionen mejor con uno u otro tipo de gasolina. Para la mayoría de conductores, la diferencia es tan irrisoria que no llega a percibirse. De hecho, si tu motor está diseñado para gasolina de 95 octanos, es posible que con la de 98 no se aprecie ninguna diferencia y acabes pagando de más por llenar el depósito. Según Aficionados a la Mecánica, el efecto de la gasolina de 98 octanos empieza a notarse cuando el motor tiene una compresión mayor a 10,5:1.

A su vez, los motores diseñados para funcionar con gasolina de 95 octanos también admiten la de 98, sin embargo, en el caso contrario no ocurre lo mismo, ya que notaremos una disminución del rendimiento y un aumento del consumo. Generalmente, este tipo de combustibles de alto octanaje están reservados a vehículos deportivos de altas prestaciones, como, por ejemplo, el Audi R8 (prueba) o el Nissan GT-R (prueba), tan solo por mencionar algunos.

¿Por qué es más caro el combustible de alto octanaje?

Pero la gasolina también ha mejorado, pasando de los 63 octanos en la década de 1920 a la de 75 y en 1950 a la de 85 octanos. En la década de 1980 el octanaje pasó a ser de 91 y más adelante apareció la de 97, colmando toda la oferta de gasolina. Estos dos últimos tipos contaban con un aditivo de plomo que permitía incrementar más todavía su poder antidetonante. A partir de 2001, este tipo de gasolina empezó a desparecer por orden de la Unión Europea y aparecieron la de 95 y 98 octanos sin plomo.

gasolina 95 o 98

Gasolina 95 o 98: ¿cuál es mejor?

Analicemos las ventajas que ofrecen ambos tipos de gasolina. Por un lado, la gasolina de 95 octanos mejora el rendimiento del motor, reduce el consumo, ayuda a mantenerlo limpio y limita las emisiones de partículas contaminantes por su cantidad en azufre. Por el otro, la gasolina de 98 octanos posee un menor contenido aún en azufre, mejora las prestaciones del motor, disminuye el consumo, alarga la vida del catalizador y mejora las prestaciones en los motores de alto rendimiento.

Desde un punto de vista general, ni la gasolina de 95 octanos es mejor que la de 98, ni al contrario. Más bien se debe al uso que vayamos a hacer del vehículo, del tipo de motor con el que esté equipado y de la recomendación del fabricante que encontraremos en el manual de instrucciones del coche.

gasolina 95 o 98

Gasolina 95 o 98: ¿merece la pena?

Lo más recomendable es que la gasolina 95 se emplee cuando hagamos un uso normal y habitual del vehículo, mientras que la gasolina 98, además de ser recomendada explícitamente por el fabricante, la utilicemos cuándo hagamos un uso más intenso del motor, como, por ejemplo, en un circuito o en una conducción deportiva, con el fin de garantizar su integridad y reducir su desgaste.

5 razones por las que los diésel tienen más par que los de gasolina

Ahora bien, ¿merece la pena? En el caso de que recomiende el fabricante el uso de gasolina de 98 octanos, sí, ya que mantendremos un rendimiento óptimo obteniendo todas las prestaciones del motor. Sin embargo, cuando el fabricante recomienda la gasolina de 95 octanos, salvo que tengas un motor muy pequeño, puede ser interesante utilizar 98 si eres de alrededor de ese 3% de conductores que es capaz de percibir la mejora. Si tienes un coche con un motor de poca cilindrada o incluso tricilíndrico, la gasolina de 95 es la que más merece la pena por el ahorro de dinero que supone llenar el depósito por la diferencia de precio entre ambas.

Fuente: UrbanTecno, Qualitas Auto

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.