La marca de Henrik Fisker apenas ha echando a andar y ya tiene en la agenda el segundo modelo. El Fisker Ocean ha sido el primero en llegar, un SUV grande totalmente eléctrico que, más pronto que tarde, tendrá un hermano pequeño. De hecho, la compañía ya ha anunciado su nombre y conocemos algunos detalles interesantes de este segundo modelo, el Fisker Pear.

Fisker ya ha abierto los libros de pedidos de este nuevo modelo, un SUV de tamaño compacto y totalmente eléctrico que apunta a los segmentos de vehículos urbanos donde los coches eléctricos han ganado especial protagonismo en los últimos años. Por lo tanto, el Pear será más pequeño y más barato que el Ocean, y, aunque aún no ha sido oficialmente revelado, ya tenemos algunos detalles interesantes que debes conocer.

Fisker Pear: el hermano pequeño del Ocean llegará en 2024 con precios a partir de 25.000 euros

fisker pear

Pear es en realidad un acrónimo de “Personal Electric Automotive Revolution”. Con esta carta de intenciones, Fisker dará un golpe en la mesa en el mercado europeo al lanzar en 2024 un modelo de vehículo eléctrico perteneciente al popular segmento SUV y con un precio accesible. La producción está prevista para que dé comienzo a finales de 2023, con las primeras entregas programadas para principios del año siguiente.

El nuevo Lucid Air aterrizará en Europa este mismo verano

El Fisker Pear será un SUV de unos 4,5 metros de largo con un interior en el que podrán viajar hasta cinco pasajeros. Estará basado en la plataforma FP28 desarrollada entre Fisker y Foxconn, y contará con una completa gama de sistemas de propulsión compuesto por diferentes niveles de potencia y autonomía. Por el momento, los detalles acerca de la potencia o la capacidad de la batería siguen siendo un misterio.

En febrero de este año, Fisker anunciaba que ya había conseguido 1.500 reservas del Pear y que lo había logrado en tan solo unos días. Las reservas se realizaron en Estados Unidos, donde tienen un coste de 250 dólares (238 euros) y son totalmente reembolsables. Por otro lado, la compañía espera un volumen de producción de unas 250.000 unidades al año que saldrán de su fábrica de Ohio (Estados Unidos).

Por último, el Fisker Pear tendrá un precio de salida en Estados Unidos de 29.900 dólares más impuestos. Esto significa que costará unos 28.400 euros sin impuestos, por lo que, en Europa, donde se presupone que tendrá una gran aceptación y se convertirá en uno de sus principales mercados, debería estar disponible por unos 25.000 euros, o tal vez menos si se añaden las ayudas oficiales a la compra de coches eléctricos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.