Hay fabricantes de coches que no logran remontar el vuelo. Uno de ellos es Fisker, una compañía americana que, con el Ocean en su portfolio de productos, no consigue convencer a clientes y probadores. Tampoco a organismos sin ánimo de lucro como Consumer Reports, revista que pertenece a la Unión de Consumidores, quien se ha mostrado profundamente decepcionado con el Fisker Ocean.

La revista adquirió una unidad en propiedad y decidió iniciar una prueba de larga duración para evaluar detenidamente qué ofrece este SUV eléctrico. Y el resultado no ha podido ser peor, lo cual no ayuda a una marca que en los últimos meses ha recibido una mala crítica por parte de un famoso youtuber estadounidense, que ha visto cómo ha caído el valor de sus acciones, que ha tenido que despedir al 15% de su plantilla y en cuyas oficinas empieza a sonar la palabra bancarrota.

Duro golpe de Consumer Reports a Fisker tras probar el nuevo Ocean

“Hasta ahora, nuestra experiencia con el Ocean es como pedir pizza en un restaurante nuevo y animado, solo para recibir un pastel de masa poco cocida y sin salsa porque los tomates aún están creciendo”, señala Consumer Reports acerca del coche eléctrico. “La tentadora promesa del producto final está justo frente a nosotros, pero es bastante poco atractivo en su estado actual”.

Los 10 mejores coches electrificados de 2024, según Consumer Reports

La revista señala los numerosos problemas de software que tiene Fisker y que la compañía promete que solucionará a través de actualizaciones inalámbricas. “Es el coche más incompleto que he conducido en mi carrera, y eso incluye modelos de preproducción”, señala uno de los probadores de Consumer Reports.

Una de las principales preocupaciones tiene que ver con el apartado de tecnología de seguridad. Según Consumer Reports, los sistemas avanzados de asistencia al conductor funcionaban correctamente cuando recibieron el coche. Al día siguiente, el control de ángulo muerto y asistente de mantenimiento en carril no funcionaban. Tampoco ha funcionado nunca el control de crucero adaptativo, a pesar de que figura en su equipamiento de serie.

No solo es pésimo en tecnología, también en los frenos y el interior

fisker ocean

Los frenos son otro aspecto que han criticado en Consumer Reports. El sistema funciona de forma predeterminada con la configuración de frenado regenerativo más agresivo, lo que obliga al conductor ha desactivarlo a través de un proceso de tres pasos en la pantalla táctil. Sin embargo, la experiencia con el sistema de infoentretenimiento es tan lento que genera frustración, llegando a ser catalogada de “nauseosa”.

Por otro lado, el interior no se salva de la evaluación de Consumer Reports. Según la revista americana, la tapicería “parece un traje de poliéster barato”. El tirador de la puerta está situado en la zona posterior y requiere un movimiento extraño para cerrarla. El salpicadero ya suena y la suspensión permite que los impactos fuertes “golpee la cabina”.

Si quieres conocer más de las nefastas impresiones de Consumer Reports tras probar a fondo el Fisker Ocean, no te pierdas el vídeo que acompaña a estas líneas (en inglés).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.