1992 fue un año que quedará para siempre subrayado en rojo en la memoria de España. Fue el año en el que el país se abrió definitivamente para abrazar al mundo, a través de dos acontecimientos inolvidables: los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla. Dos citas que también tuvieron su repercusión en la automoción, con SEAT, como uno de los patrocinadores de los JJOO, y Ford, patrocinador oficial de la Expo de Sevilla, de la que se cumple, justo hoy, el 30 Aniversario.

Así era el SEAT Toledo Podium, solo para los medallistas de Barcelona’92

Hay una Sevilla completamente diferente antes y después de la Expo de 1992. El paisaje urbanístico de la ciudad cambió radicalmente, como ya ocurrió en la anterior Exposición Iberoamericana de 1929, las dos citas que crearon la Híspalis actual. La Expo’92 también sirvió para conectar el sur de España con la capital, a través de la línea de alta velocidad. Había nacido el AVE. Y Ford no quiso perderse un evento tan importante.

30 años de la Expo de Sevilla de 1992, en la que Ford fue patrocinador oficial

La compañía norteamericana, que ya contaba con varias décadas en suelo español, fue patrocinador oficial de la cita hispalense, cuya inauguración se produjo tal día como hoy, el 20 de abril de 1992. En aquella jornada histórica, Ford celebró su Día de Honor, presidido por el presidente de la marca en España, Jaime Carvajal, y el presidente de la división Ford Europe, Lindsay Halstead. Ese día sirvió también para celebrar el 85 aniversario de la llegada de la multinacional a nuestro país.

Ford Indigo, el peculiar biplaza V12

El acto, denominado ‘Ford en el mundo’, se celebró en un abarrotado Palenque, presentado por el periodista Carlos Herrera, y en el que no faltaron los habituales discursos protocolarios. Después, una veintena de coches descapotables de la marca desfilaron por el escenario, portando la bandera de los respectivos países a los que representaban, a modo de homenaje.

Ford Fiesta Expo’92, la edición especial

Ford Expo Sevilla 92

La Exposición Universal de Sevilla sirvió para homenajear el V Centenario de la llegada a América, cuyos marineros, liderados por Cristóbal Colón, partieron, precisamente, desde Sevilla, saliendo al océano través del Guadalquivir, por Sanlúcar de Barrameda. Aprovechando el tirón de la cita universal, la marca del óvalo presentó una edición especial del Ford Fiesta, que incluía el logo ‘Expo 92 Sevilla’ en el portón trasero.

Se trataba de una serie limitada de su popular utilitario de tercera generación, con un motor 1.4 litros de inyección que producía 71 CV y un equipamiento más completo, que incluía asientos traseros abatibles, limpialunetas trasero, espejos retrovisores regulables desde el interior, tacómetro, lunas tintadas y, como elemento estrella, aire acondicionado de serie para soportar las altas temperaturas del verano sevillano. Además, se podía elegir con carrocería de tres y cinco puertas y en varios colores, incluido un verde nórdico.

Otros modelos oficiales de la Expo de Sevilla 1992

Ford Expo Sevilla 92

Además del Fiesta, la marca estadounidense comercializó una serie de unidades del Ford Escort y Ford Orion destinadas a la Exposición Universal que no se matricularon y sirvieron de exhibición, a unos precios más atractivos.

Como rezaba el anuncio que puedes ver arriba, para acceder a esos modelos, había que realizar una solicitud y las entregas se produjeron por riguroso orden de petición, hasta liquidación de stock. Las unidades estaban disponibles en cualquier concesionario de la red comercial de Ford.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.