El Audi Quattro (prueba) es uno de los coches más exitosos de la firma de los cuatro aros. Audi consiguió dominar el Grupo B de rallyes con él y ocupa un lugar especial en la historia en competición de la compañía alemana. Por ese motivo, cuando un ejemplar sale a la venta, generalmente se vende por una buena suma. Este es el caso del este Audi Quattro S1 Pikes Peak de 1985 que va a salir a subasta el mes que viene.

Adquirido nuevo en 1985 por Keith Edwards como coche familiar, el piloto de rallyes decidió que podía ser un buen proyecto convertirlo en un coche para subidas. Inicialmente, el Audi Quattro competiría a nivel local, pero poco a poco fue recibiendo mejoras que al final impedían que se pudiera conducir por la calle legalmente.

A subasta este Audi Quattro S1 Pikes Peak de 1985

subasta audi quattro s1 pikes peak 1985
Silverstone Auctions

Keith invirtió más de 240.000 euros en mejoras para participar en el Campeonato Británico de Subidas durante una década antes de recibir una invitación para competir en Pikes Peak. La primera aparición tuvo lugar en 2018, pero el motor se sobrecalentó. Un año más tarde volvería a ‘la carrera hacia las nubes’, pero el clima no acompañó. Esto significa que el Quattro S1 de Keith Edwards no llegó a establecer un tiempo en la carrera de subida o ‘Hill Climb’ más famosa del mundo.

A la venta este Lexus LFA de 2011 con solo 6.000 km

Entre las modificaciones que realizó Keith se encuentra un cambio de motor por el conocido 2.2 turbo de 20 válvulas y cinco cilindros en línea. Equipa culatas de aluminio, bielas personalizadas, pistones forjados y un acelerador electrónico de Porsche. También se instaló un intercooler a medida y un colector de admisión procedente de un Audi S6, turbos Garrett y una caja de cambios secuencial de seis velocidades. El resultado son unos impresionantes 800 CV de potencia que canaliza a las cuatro ruedas.

subasta audi quattro s1 pikes peak 1985
Silverstone Auctions

El exterior también recibe algunas mejoras, como un completo kit de carrocería, llantas Speedline Motorsport de magnesio con neumáticos slick, suspensión Bilstein y un equipo de frenos AP Racing de seis pistones. Dentro, Keith eliminó todo lo necesario para reducir el peso. Recubrió los paneles y molduras con Kevlar copiado directamente del coche del Grupo B, instaló un baquet Sparco, arneses TRS y una completa jaula de seguridad. Además, hay un volante MOMO de competición, un freno de mano hidráulico y un salpicadero de carreras.

Este Audi Quattro S1 Pikes Peak de 1985 saldrá a subasta en Sywell Aerodrome el próximo 28 de mayo en un evento organizado por Silverstone Auctions. Se estima que se venderá por entre 225.000 y 250.000 libras esterlinas (270.000-300.000 euros).

Fotos: Silverstone Auctions

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.