Cuando se habla de coches de policía espectaculares lo primero que se viene a la cabeza es Dubái, algo lógico porque a lo largo de los años en la ciudad de oriente medio han incorporado superdeportivo tras superdeportivo a su flota de vehículos. Sin embargo, no es la única que sigue este camino, puesto que en la Policía japonesa también hay muchos casos de este tipo, y su última incorporación, el Lexus LC 500, solo es el último ejemplo de una larga lista.

La Policía japonesa recibe un Nissan GT-R para su flota

De hecho, es posible concretar todavía más el lugar en el que los agentes están encantados de patrullar las calles: la prefectura de Tochigi, que ya ha presentado con anterioridad nada menos que un Nissan GT-R R34, un Nissan GT-R actual y un Honda NSX. Por lo menos, “barren para casa” y optan por modelos de procedencia nipona.

Lexus LC 500 policía japonesa

El coupé fue donado por un ejecutivo Lexus, Kazuo Nakamura, quien también donó el GT-R y que, en una llamada al cuerpo de Policía les dijo que quería que usasen el vehículo “para prevenir accidentes de tráfico”. Dicho y hecho, puesto que el bólido se ha sumado a la unidad de tráfico móvil y se dedicará a perseguir a quienes sobrepasen los límites de velocidad (además de para estar en eventos promocionales).

Según la compañía las modificaciones que se han llevado a cabo para transformar el Lexus LC en coche de policía han costado nada menos que 17,4 millones de yenes, lo que al cambio actual suponen unos 139.000 euros. Sin embargo, más allá de la pintura exterior, de las luces del techo y suponemos que un equipo de radio específico, no se ha concretado que tipo de transformación se ha llevado a cambio, ni si esta afecta a su apartado mecánico, que en el LC supone un bloque 5.0 V8 de 471 CV, con el que pasa de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.