Revelado junto al Charger Scat Pack, el nuevo Dodge Charger SRT Hellcat Widebody es la joya de la corona de la línea Charger gracias a un nuevo kit de carrocería específico que permite aumentar la anchura del potente sedán en hasta 89 mm gracias a unos guardabarros ensanchados. Además, el extra de anchura ha permitido a los ingenieros de Dodge instalar un juego de llantas de 20 pulgadas más anchas con neumáticos 305/35 ZR20.

Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye 2019: ahora con 797 CV

Otros puntos destacables en el nuevo Charger SRT Hellcat Widebody es una suspensión Bilstein puesta a punto de forma exclusiva con amortiguación adaptativa en tres modos, mientras que para mantenerlo todo bajo control se ha instalado un potente sistema de frenos de alto rendimiento que cuenta con pinzas delanteras Brembo de seis pistones y traseras de dos.

Dodge Charger SRT Hellcat Widebody

Bajo el capó seguimos sin sorpresas. Muchos hablaban de una posible versión adaptada del motor del Dodge Challenger SRT Demon, pero finalmente se ha optado por mantener la mecánica original, un V8 HEMI de 6.2 litros sobrealimentado con 717 CV de potencia y 881 Nm de par motor máximo. Pasa de cero a 96 km/h (0-60 mph) en 3,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 315 km/h, lo que lo convierte, según Dodge, en el “sedán de producción más potente y rápido del mundo”.

Pero, las mejoras en el Dodge Charger SRT Hellcat Widebody van más allá de un kit de carrocería, una suspensión y unos frenos. Dodge ha equipado un sistema Launch Control y una función Launch Assist que optimiza más aún la salida lanzada, con niveles de par óptimos en cada rueda que reducen la pérdida de tracción. También se incluye una función Race Cooldown, la cual activa la bomba del intercooler y el ventilador del radiador incluso después de que el motor se haya apagado.

Dodge Charger SRT Hellcat Widebody

El Dodge Charger SRT Hellcat (prueba) con kit de carrocería también ofrece un nuevo sistema de dirección asistida eléctrica totalmente ajustable, apoyada a través de cuatro modos de conducción específicos: Street, Sport, Track y Custom. Este último permite al conductor ajustar la dirección en función de sus propias necesidades.

Aunque el exterior solo recibe cambios menores que incluyen una nueva parrilla, taloneras laterales, un nuevo alerón y dos insignias SRT Hellcat en cromo satinado, el interior ahora equipa asientos de cuero Laguna climatizados y con logotipos Hellcat en relieve, un volante calefactado con fondo plano y diferentes logotipos SRT Hellcat con acabado negro y rojo. Opcionalmente, los compradores pueden optar por el nuevo Carbon & Suede Package que incluye detalles en fibra de carbono y tapicería de piel vuelta en techo, parasoles y pilares A.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.