Dodge Challenger SRT Demon: con hasta 840 CV de potencia

Dodge Challenger SRT Demon

Nos pilló por sorpresa. No nos lo esperábamos. Sabíamos que FCA estaba trabajando en un Jeep Grand Cherokee con motor de Hellcat, un brutal bloque 6.2 V8 HEMI sobrealimentado capaz de generar nada menos que 716 CV de potencia y unos colosales 881 Nm de par motor, el Jeep Grand Cherokee Trackhawk. Sin embargo, paralelamente, la firma también está trabajando en una nueva evolución del Challenger SRT Hellcat que promete llevar a un nuevo nivel al modelo, tanto en términos de potencia bruta como de comportamiento dinámico. Y para ello rescatarán una denominación mítica: Dodge Challenger SRT Demon.

Te interesa: Probamos el salvaje Dodge Charger SRT Hellcat

Llevábamos semanas esperando su llegada y finalmente se ha producido en el Salón de Nueva York 2017 como el fabricante había anunciado. El Dodge Challenger SRT Demon ha sido oficialmente presentado y llega con dos importantes títulos bajo el brazo, el de más rápido en el cero a 100 km/h y de ser el primero en conseguir que las ruedas delanteras se levanten en una aceleración, todo ello para un coche de producción.

Toma como base el Dodge Challenger SRT Hellcat (prueba), salvo que en esta ocasión recibe una serie de tratamientos que le permiten mejorar las espectaculares cifras de éste. El motor V8 Hemi de 6.2 litros sobrealimentado mejora en rendimiento para obtener 840 CV de potencia, cifra obtenida gracias a la instalación de un sobrealimentador más grande de 2.7 litros, una presión de soplado que pasa de 14,5 a 11,6 psi, nuevos pistones, varillas y tren de válvulas, y dos nuevas bombas de combustible.

Otras actualizaciones han permitido elevar el límite de revoluciones del motor de 6.200 a 6.500 rpm, reforzar las bielas e incorporar tres tomas de admisión de aire, una en el capó, otra en el faro del conductor y otra cerca del paso de rueda. Esto consigue que el Challenger SRT Demon pase de cero a 100 km/h en 2,3 segundos, logre el cuarto de milla en 9,65 segundos a una velocidad de 225 km/h y que sea el primer vehículo de producción que, gracias a los 1,8 G de fuerza generada en la aceleración, consiga despegar sus ruedas delanteras del asfalto.

Dodge Challenger SRT Demon

Aunque las cosas no terminan aquí, ya que la última criatura de Dodge puede funcionar con combustible de más de 100 octanos para desatar la furia de los 840 CV. Con combustible normal, que también funciona, su potencia se limita a 808 CV, mientras que el denominado ‘Demon Crate’ incluye un nuevo módulo de control del motor que desencadena su máxima potencia. Al igual que el Hellcat, el Demon cuenta con dos llaves, una que limita la potencia a 500 CV y otra que desata los 808 u 840 CV (en función del combustible).

El propulsor trabaja junto a una caja de cambios automática reforzada de ocho velocidades, así como con un convertidor de par actualizado que ofrece un aumento del 18% en la multiplicación de par junto al sistema TransBrake, un sistema que bloque el eje de salida de la transmisión para mantener al Demon en su lugar, lo que permite aumentar las revoluciones del motor hasta las 2.350 rpm y ejecutar una salida perfecta, una especie de sistema Launch Control. Gracias, además, a los neumáticos legales para calle de la firma Nitto, la fuerza de salida es de un 40% superior a la del Hellcat.

Dodge Challenger SRT Demon

Además, el Dodge Challenger SRT Demon es más de 90 kilogramos más ligero que el Hellcat, un ahorro de peso que se ha obtenido gracias a la eliminación del asiento del acompañante, los asientos traseros, los 16 altavoces, pinzas de freno de aluminio ligero y la eliminación de una gran cantidad de cableado. Aunque si quieres los asientos que falta, por tan solo 1 dólar extra, la compañía los instalará.

A nivel estético, el Challenger SRT Demon añade diferentes logotipos a la carrocería, una entrada de aire, denominada ‘Air Grabber’ más grande sobre el capó con 290,32 cm2, una carrocería más ancha en los pasos de rueda, nuevas llantas específicas y nuevas salidas de escape. El interior, por su parte, comparte la mayoría de los componentes con el Dodge Challenger SRT Hellcat, aunque el sistema multimedia Uconnect incluye diferentes parámetros ajustables para optimizar la respuesta del vehículo en las exigentes carreras de aceleración.

Y como muestra de que se trata de un coche de competición apto para la calle, la marca ha anunciado que el nuevo Challenger SRT Demon equipará de serie una completa caja de herramientas desarrollada en colaboración con Snap-On. Se trata de un set disponible en cantidades limitadas que está pensado específicamente para que los usuarios puedan transformar este coche a pie de pista de un automóvil de calle a un bólido para carreras de aceleración. El conjunto incluye un gato hidráulico, una llave dinamométrica para el ajuste de las ruedas, un manómetro para controlar la presión de los neumáticos… así hasta un total de más de una docena de herramientas.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here