En los últimos años hemos asistido a la demonización de los coches diésel. En cuestión de menos de dos décadas, el gasóleo ha pasado de ser una compra inteligente a obtener el veto de la mayoría de conductores. Tanto es así, que en la actualidad estamos viviendo una vital transición hacia la electrificación del sector del automóvil. Esto supone terminar con los modelos tradicionales y sacrificar al longevo motor de combustión interna. Aunque esto parece que llevará algunos años y que son varios los fabricantes que no están dispuestos a renunciar a las bondades del motor térmico. De hecho, según los últimos informes, el diésel no está muerto para Toyota, no al menos en la gama de vehículos comerciales.

Europa vetará las ventas de coches de gasolina y diésel a partir de 2035

Según un informe publicado por BestCarWeb, Toyota estaría iniciando el proceso de desarrollo de un nuevo motor diésel. Para cumplir con las cada vez más restrictivas medidas anticontaminación impuestas en mercados como Japón o Europa, esta nueva mecánica debería recurrir a algún tipo de electrificación que le ayude a cumplir con estos límites. Además, el informe apunta a que este nuevo motor podría llegar en la década de 2030.

El diésel no está muerto para Toyota, no al menos en la gama comercial

toyota diesel gama comercial

Recordemos que Toyota es considerado uno de los precursores de la electrificación del automóvil. Lleva más de 20 años trabajando en la tecnología híbrida y, en la actualidad, su oferta de vehículos incluye en su mayoría modelos híbridos. Por lo tanto, la hibridación de un motor diésel no debería suponer ningún desafío para Toyota. También es cierto que un híbrido diésel no es convencional, aunque tampoco es exactamente una novedad.

Si este informe está en lo cierto, este motor sería perfecto para el Toyota Land Cruiser, así como para la gama de vehículos comerciales. Un diésel electrificado combinaría altos niveles de par, una autonomía extendida, consumos contenidos y una gran fiabilidad. También sería una solución perfecta para aquellos conductores que residan en zonas aisladas sin acceso a puntos de recarga.

El Grupo PSA ya empleó esta tecnología en las variantes Hybrid4 de los Peugeot 3008 (prueba) y 508, así como el DS 5 entre 2011 y 2016. Sin embargo, el fabricante galo reemplazaría el motor diésel por unidades de gasolina, abandonando este concepto. En la actualidad, encontramos esta atípica combinación en Mercedes y sus variantes híbridas enchufables diésel presentes en el Clase E, Clase C, GLE y GLC.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.