Uno de los grandes problemas en el mundo de la automoción en los últimos años ha sido la contaminación ambiental. Frente a ella se han buscado numerosas soluciones. Entre todas destaca la llegada de los vehículos eléctricos y de combustibles alternativos. Sin embargo, todavía pueden construirse coches diésel limpios para luchar contra el “populismo energético” producido por el coche eléctrico.

Porsche Impact reduce la contaminación de tu Porsche

Coches diésel limpios vs. vehículos eléctricos

Al menos así lo aseguran desde la Asociación Española de Profesionales de Automoción. Esta agrupación ha realizado un estudio denominado “Los motores de combustión contra la crisis climática”. Un análisis que ha sido realizado por ingenieros del sector, profesores universitarios y catedráticos.

Según el estudio, los motores de combustión deben tener un papel fundamental en la reducción de las futuras emisiones y en la lucha contra el cambio climático. Además, señala que el escándalo del ‘Dieselgate’, producido por el Grupo Volkswagen en 2015, ha actuado como un efecto dominó.

coches diésel limpios ateca

A partir de ahí, las regulaciones para con los motores de combustión son mucho más restrictivas. Lo que obliga a fabricar coches diésel limpios y eficientes, así como de gasolina. Esto es una consecuencia muy buena. Sin embargo, también hay otra muy mala: la percepción social que se tiene ahora de los motores de combustión.

El “populismo energético”

Tras el ‘Dieselgate’, según el estudio, los políticos han generado el llamado “populismo energético”. Este tiene como objetivo final la muerte de los motores de combustión a medio plazo, sustituyéndolos por eléctricos y por sus baterías. Algo que “no ayudará en absoluto ni para mejorar la calidad del aire ni para mitigar el calentamiento global”.

En conclusión, se trata de “un diagnóstico deficiente de la situación”. Y es que el análisis defiende que la tecnología eléctrica “no es nueva, no es limpia y, en general, no está libre de problemas. No usa una fuente de energía, sino un vector energético”. Además, añade que, “pese al progreso observado, las baterías son una tecnología totalmente inmadura”.

Audi e-tron 50 quattro: nueva versión de acceso para el SUV eléctrico

La contaminación del coche eléctrico

Y es que también defienden que el coche eléctrico contamina. “La electricidad se produce en la mayoría de casos a partir de fuentes de energía no renovables -con un 60% de pérdidas- y tiene que ser transportada -con pérdidas adicionales de otro 20%-. Está claro que, con el mix energético actual, la alternativa de los motores eléctricos no eliminará las emisiones globales de CO2”, argumentan.

Por último, añaden que “un motor Diésel Euro 6d Temp moderno puede limpiar el aire de partículas y esmog -niebla contaminante- en países muy contaminados o durante episodios graves de contaminación”. Y por supuesto, “ni la producción de las baterías ni la producción de electricidad están libres de emisiones de CO2 y contaminantes”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.