Hay un mercado de coches para el común de los mortales y luego hay otro más especial y exclusivo, destinado a una porción muy pequeña de la población. Gente que no busca un vehículo como medio de transporte, sino como una proyección de su estatus social y económico en la carretera. Algunos fabricantes ofrecen a sus clientes más exclusivos un servicio de personalización para crear automóviles únicos. Y hay una marca que ha creado el coche nuevo más caro del mundo.

Ese fabricante tiene nombre y apellidos. En realidad, tiene dos nombres: Rolls-Royce, en honor a sus fundadores, Henry Royce y Charles Stewart Rolls. A estas alturas, no descubrimos nada si decimos que la firma británica es una de las más lujosas del mundo, con una larga tradición haciendo coches exclusivos desde 1904. Pero hace unos años decidió ir más allá, construyendo una obra de arte única para un cliente muy exclusivo.

Este es el coche nuevo más caro del mundo

Este es el coche nuevo más caro del mundo

Hace varios años la marca británica se embarcó en un exclusivo proyecto, bajo petición de uno de sus clientes más habituales, cuyo resultado fue desvelado en 2017. Se trató del Rolls-Royce Sweptail, una berlina que se convertiría en el coche más caro del mundo en su momento. La compañía nunca desveló el precio, pero se rumorea que alcanzó los 10 millones de libras, casi 12 millones de euros al cambio.

Rolls-Royce Boat Tail: el coche de los 23 millones de euros

Sin embargo, este año Rolls-Royce se ha superado a sí misma y ha fabricado otro coche cuyo precio supera con creces el del Stweptail. Se trata del Rolls-Royce Boat Tail, un elegante y moderno descapotable de inspiración náutica que, bajo las puertas de su cubierta trasera de madera, se esconde una nevera para guardar champán y copas, así como un juego de cubiertos de plata con el emblema Boat Tail grabado, platos de porcelana con bordes de platino, una sombrilla y dos sillas plegables de tela. Todo esto se completa con dos pequeñas bandejas que se abren para posar las copas y los platos.

Cuatro años para crear una obra única

Este es el coche nuevo más caro del mundo

El Boat Tail fue presentado en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este el pasado mes de mayo, después de cuatro años de desarrollo. El público que tuvo la fortuna de asistir al prestigioso evento celebrado en las orillas del Lago di Como, en Italia, pudo comprobar un descapotable lleno de detalles muy llamativos y singulares, como un parabrisas envolvente, una carrocería bitono, las llantas en las mismas tonalidades de la carrocería, inserciones de aluminio y la característica cubierta de madera en la zaga que acabamos de describir.

A subasta un Rolls-Royce 20/25 carrocería Baker vendido en España en 1935

 

El interior cuenta con una tapicería de cuero azul bitono como la carrocería y un peculiar salpicadero de madera de estilo náutico, con instrumentación de tipo Guilloché. Una última curiosidad: la capota es de lona extraíble y funciona de manera manual.

¿Y qué hay del motor? Quizá sea lo menos importante en este tipo de vehículos y lo cierto es que no han trascendido detalles sobre la mecánica del Rolls-Royce Boat Tail. No obstante, es probable que recurre al mismo V12 de 6.75 litros y cerca de 600 CV que utilizan otros modelos de la marca británica.

Solo se ha fabricado una unidad y su precio es de 20 millones de libras, es decir, más de 23 millones de euros que alguien ha pagado por él.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.