Cuando hablamos de diferenciación y exclusividad, es Rolls-Royce quien marca la pauta a seguir. Ya lo hizo hace unos años con el Rolls-Royce Sweptail y ahora vuelve a marca un hito al fabricar el coche nuevo más caro del mundo, un Rolls-Royce Boat Tail que cuesta nada menos que 23 millones de euros.

Todos los accesorios de picnic para el Rolls-Royce Cullinan

Las claves para poder pedir tamaña cifra por el modelo son claras: garantizar la exclusividad con una producción de tres unidades que, además, son diferentes entre sí y dejar cada una al gusto de su adinerado dueño.

Rolls-Royce Boat Tail

El primero de ellos, que es quien tiene el ejemplar que ilustra estas líneas, es un viejo conocido de la marca británica que ya cuenta con un Boat Tail original, de los años 30, en su colección.

Las entrañas del descapotable de cuatro plazas son idénticas a las del Rolls-Royce Phantom (plataforma de aluminio y motor 6.75 V12 de aspiración natural de 563 CV), pero todo lo demás es completamente diferente y es que los artesanos de la firma han creado a mano todos los paneles de aluminio de la carrocería y los innumerables detalles del modelo.

Rolls-Royce Boat Tail

A lo largo de sus 5,8 metros de longitud presenta una estética realmente cuidada, con una línea elegante y superficies limpias que huyen del recargo. El frontal muestra una versión de la característica parrilla del Rolls-Royce, flanqueada por unos minimalistas grupos ópticos. La carrocería luce un acabado bitono en dos colores de azul también presentes en las llantas. Y la zaga es la protagonista gracias a su estilizado acabado y a la cubierta de madera Caleidolegno que esconde dos estancias refrigeradas con todo lo necesario para un picnic de lujo: botellas de champán, copas, cubiertos, caviar, etc.

Hasta es posible montar un parasol en la zona central y crear una pequeña zona de recreo gracias a las bandejas extraíbles y a las dos pequeñas sillas hechas de fibra de carbono. Llama la atención que en lugar de un techo duro retráctil o una capota de lona plegable, el Rolls-Royce Boat Tail cuenta con un techo fijo que se monta y desmonta de manera manual.

Rolls-Royce Boat Tail

El habitáculo presenta el alto nivel que se presupone en un coche de estas características, con tapicería de cuero, molduras de madera, un equipo de sonido de alta fidelidad, un reloj analógico creado ex profeso por el relojero suizo Bovey 1822, etc.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.