Los coches nos entran por los ojos, pero es el interior de los mismos con lo que tenemos que lidiar día a día. Citroën ha trabajado en este aspecto con el Citroën C5 Aircross, buscando el mayor confort con soluciones como la Suspensión de Amortiguadores Progresivos Hidráulicos, pero también la versatilidad, creando un habitáculo con grandes posibilidades de modularidad.

Citroën C5 Aircross, así es el nuevo buque insignia de la marca

La marca francesa afirma que el SUV puede presentar hasta 81 configuraciones diferentes, contando con múltiples elementos que pueden variar su posición, montarse o desmontarse para adaptar el interior a las necesidades de cada ocasión.

Los asientos son uno de ellos. Denominados como Advanced Comfort, en la fila trasera son independientes, tienen cinco posiciones diferentes de reclinación y pueden desplazarse hasta en 150 mm desde delante hacia atrás, lo que aporta bastantes posibilidades al maletero.

Pegados atrás del todo, con la bandeja en posición alta y la traviesa montada, cubica 466 litros; pero si colocan lo más adelante posible, se rebaja la bandeja y se quita la traviesa, la capacidad crece hasta los 674 litros. Si todavía se necesita más espacio para transportar algún bulto voluminoso, plegando los asientos completamente se pueden alcanzar los 1.400 litros.

No son más que tres de las opciones que ofrece el Citroën C5 Aircross, con las que el usuario puede jugar: abatir todos los asientos de la derecha para transportar esquís o tablas de snowboard, retrasar los traseros para que los pasajeros vayan más cómodos, etc.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.