Aston Martin, Bentley, BMW, Lotus… los coches de James Bond, el agente secreto más famoso del mundo, son variados y elegantes, como su propia imagen. Sin embargo, entre los vehículos que ha aparecido en las 25 películas de la franquicia, destaca por su rareza el Citroën 2CV 007 de 1981. Este icono de la industria automotriz francesa apareció en la película ‘Solo para sus ojos’ y, más tarde, se convertiría en una edición especial limitada a 500 unidades.

¿Recuerdas el Citroën 2CV par Hermès? Así era el one-off de ultralujo

Para ubicar este modelo tan característico, debemos viajar hasta 1981, cuando se estrenó la 12ª edición de la saga de películas de James Bond. En ‘Solo para sus ojos’, Roger Moore interpreta a James Bond en la que sería su quinta película en el papel. También fue la primera dirigida por John Glen, mientras que Carole Bouquet tuvo el papel de ‘Chica Bond’.

Lotus Turbo Esprit Solo para sus ojos 1981
El Lotus Turbo Esprit que conducía James Bond (Roger Moore) en ‘Solo para sus ojos’ (1981).

En el apartado de vehículos, que es el que realmente nos interesa a nosotros, el gran protagonista fue un Lotus Turbo Esprit de color blanco. Quizá igualmente recordado sea esa intensa persecución a bordo de un Citroën 2CV 6 Club terminado en Amarillo Mimosa AC 333. Tal fue la importancia de esta escena, que Citroën lanzó una edición especial de su ‘dos caballos’ inspirada en el modelo que apareció en la gran pantalla.

Citroën 2CV 007 (1981): la edición especial de James Bond

Para el rodaje de ‘Solo para sus ojos’ se emplearon tres unidades idénticas del 2CV. Todas ellas equipaban un chasis reforzado y un motor de cuatro cilindros heredado del Citroën GS. La unidad de 1.015 cm3 ofrecía unas prestaciones superiores, pero esto significaba que también se tuvo que modificar el sonido para que imitara al del 2CV original mediante un sistema de escape específico. Dos de estos se emplearon para el rodaje de la persecución, mientras que en el tercero se captaron las escenas del interior.

El acabado Club era fácilmente reconocible por los faros delanteros rectangulares y la denominación 2CV 6 Club claramente visible en las escenas de la película. Y, sobre la base del 2CV 6 Especial, la compañía francesa desarrolló el Citroën 2CV 007 de edición especial que llegaría al mercado en octubre de 1981, hace ahora 40 años.

La serie especial se presentó junto al elenco de actores de ‘Solo para sus ojos’ en la Plaza Vendôme de París y se lanzó primero en Inglaterra. Solo se fabricaron unas pocas unidades con el volante a la derecha, pero la verdadera edición limitada a 500 unidades se comercializó en Francia.

Los ‘agujeros de bala’ en la carrocería

Citroën 2CV 007 1981

Todas las unidades del 2CV 007 de 1981 estaban terminadas en color amarillo con unos adhesivos laterales con el logotipo 007, con el número 7 que representaba la forma de una pistola. El logo estaba presente en las puertas, el capó delantero y la tapa del maletero. Lo mas llamativo eran las pegatinas que emulaban los impactos de bala como guiño a la persecución de la película.

Citroën mandó colocar estos adhesivos en la fábrica, pero sin una posición exacta en la carrocería, por lo que no hay ningún Citroën 2CV 007 igual. Se cuenta, incluso, que los operarios tenían órdenes de colocar las pegatinas en aquellos puntos donde se detectara una pequeña imperfección en la pintura o alguna gota de barniz. Además, estos adhesivos con forma de agujero de bala estaban disponibles para comprar, lo que permitía a los propietarios del 2CV personalizar sus coches.

Las muchas diferencias que había con el modelo de ‘Solo para sus ojos’

Citroën 2CV 007 1981

El 2CV 007 Especial es el único modelo que se pintó en el color amarillo Hélios AC 336. En realidad, el Citroën 2CV Charleston también lucía esta pintura, pero la combinaba con paneles de carrocería en color negro. Cuando Citroën inició la producción de esta edición especial, el amarillo Mimosa del 2CV, como el que bañaba la carrocería de la unidad de la película, se había eliminado hacía ya un año de la paleta de colores. El amarillo Hélios era ligeramente más intenso que el Mimosa.

En cuanto al interior, Citroën no implementó cambios. El Citroën 2CV 007 lucía el habitáculo de la versión Especial. También había algunas diferencias, como la capota, que en la serie limitada era negra y en la versión de la película era amarilla. El único punto en común entre las unidades de la serie limitada y el coche utilizado en ‘Solo para sus ojos’ eran los faros rectangulares.

Hoy, el 2CV 007 de 1981 es una rara edición muy demandada por los coleccionistas del pequeño coche francés y los seguidores de James Bond.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.