Tras el Cadillac Lyriq, la marca de General Motors ha presentado su segundo coche eléctrico, el Cadillac Celestiq. En este caso, se trata de una berlina muy deportiva, todavía en un estado conceptual, con un aspecto bastante moderno y futurista, especialmente, en el exterior. Su llegada al mercado estadounidense está prevista para mediados de 2024.

Estamos ante el buque insignia de Cadillac, una marca que siempre ha gozado de un notable prestigio en Estados Unidos. La firma americana pretende convertir el Celestiq en su nueva punta de lanza en cuanto a diseño y tecnología. Aún queda mucho para ver el modelo de producción, pero en GM no han querido esperar más para mostrarnos un adelanto de su nueva berlina eléctrica.

Así es el Cadillac Celestiq, la nueva berlina eléctrica el otro lado del Atlántico

Cadillac Celestiq

El Cadillac Celestiq es una berlina de lujo y gran tamaño. Con más de cinco metros de longitud, será un rival directo para modelos como el Mercedes Clase S y el BMW Serie 7, entre otros. El diseño juega un papel clave cuando hablamos de coches premium y eso lo saben en Cadillac.

El Celestiq presenta un frontal muy vanguardista, con unos grupos ópticos horizontales y muy delgados unidos por el centro, creando una única firma lumínica, complementados con otras luces verticales en los extremos, en forma de colmillo, un recurso que recuerda a Peugeot. Todo el frontal está cubierto por una parrilla cerrada.

Este Cadillac Escalade blindado está hecho a prueba de misiles

La vista lateral no es menos llamativa. Aquí, el Celestiq adopta una silueta a medio camino entre un coupé y un familiar, algo así como un Shooting Brake. Encontramos detalles como la ausencia de tiradores de las puertas (escamoteables eléctricamente) y unas llantas forjadas de 23 pulgadas que le dan una imagen muy deportiva. Por último, mención aparte merecen los pilotos traseros, ubicados en los montantes traseros y compuestos por 1.600 diodos. Una segunda sección de los pilotos se encuentra en el paragolpes.

Interior minimalista y muy lujoso

Si por fuera el Cadillac Celestiq sorprende por su diseño vanguardista, el interior no deja tampoco indiferente a nadie. Encontramos un salpicadero muy horizontal y ancho, completamente digitalizado mediante una pantalla de 55 pulgadas y otra táctil de 11 pulgadas ubicada en el túnel de transmisión. En las plazas traseras hay otras tres pantallas, una de 12,6 pulgadas en los respaldos de los asientos delanteros y otra de ocho pulgadas en el túnel de transmisión.

Cadillac Project GTP Hypercar: el prototipo LMDh de la marca americana para el WEC

El techo es panorámico, de cristal, y cuenta con cuatro zonas diferenciadas que regulan la cantidad de luz que penetra en el habitáculo. Los asientos traseros son individuales para ofrecer el máximo confort posible a los pasajeros. Cada uno dispone de un sistema de climatización propio, con calefacción, refrigeración y una función Airscarf en el cuello.

600 CV y 483 kilómetros de autonomía

Cadillac Celestiq

El nuevo coche eléctrico de Cadillac está construido sobre la plataforma Ultium de General Motors, la arquitectura modular para todos los vehículos eléctrico del grupo americano. Integra dos motores eléctricos que impulsan las ruedas de ambos ejes y producen una potencia total de 600 CV. Incluye una batería de 111 kWh que proporciona una autonomía de 483 kilómetros con una sola recarga y admite recargas de hasta 200 kW.

En cuanto a ayudas a la conducción, el Celestiq incluye funciones de conducción autónoma “Ultra Cruise” que se irán incorporando a lo largo de 2024 a través de actualizaciones inalámbricas OTA del software. El vehículo entrará en la cadena de montaje en diciembre de 2023 y llegará a los concesionarios de Estados Unidos a mediados de 2024. Posteriormente, llegará a China y Oriente Medio. No está previsto que aterrice en Europa.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.