Scott Chivers, un youtuber famoso por la restauración de modelos de Ferrari que lleva a cabo en su canal, inició hace unos días una campaña para intentar localizar un coche. No se trataba de un automóvil cualquiera, pues el objetivo que perseguía era el de encontrar el Ferrari F40 abandonado del hijo de Saddam Hussein. Sí, un auténtico Ferrari F40 (prueba) que podría estar escondido en algún rincón del Iraq.

Los coches de los dictadores más famosos

La intención de Scott era la de encontrar el coche abandonado del hijo de Saddam Hussein para tratar de comprarlo y devolverlo a su estado original. Una tarea a todas luces complicada pero que, con mucha suerte, podría haberse hecho realidad gracias a la ayuda desinteresada (o no) de los internautas y usuarios de las redes sociales. Y así ha sido, aunque la historia no tiene el final que todos esperábamos.

Ferrari F40 abandonado del hijo de Saddam Hussein delantera

La gran pregunta era si realmente el Ferrari F40 abandonado que tienes en las fotos logró sobrevivir a la Guerra de Iraq. Porque en un principio se creía que este ejemplar del icónico F40 fue destruido junto a otros muchos vehículos de la colección del hijo de Saddam. El New York Post afirmó hace unos años que en un momento de enfado, Saddam Hussein ordenó quemar toda su colección de coches de su hijo Uday para darle una lección, entre ellos el F40.

Pero por suerte, no hay ninguna imagen que demuestre que el F40 acabó calcinado junto a las decenas de ejemplares Rolls-Royce, Porsche o Ferrari que sí ardieron. De lo que sí hay fotografías sin embargo es del Ferrari F40 abandonado en mitad de lo que parece ser un descampado. La última de estas fotos fue tomada en 2012 según cuenta Scott Chivers.

Ferrari F40 abandonado del hijo de Saddam Hussein interior

Fue en 1995 cuando Saddam ordenó quemar la colección de coches de Uday, por lo que la existencia de estas imágenes capturadas en 2012 demostraría que el F40 habría sobrevivido a la quema. Esto significaría que el Ferrari F40 del hijo de Saddam Hussein podría estar en estos momentos en algún lugar de Iraq. Y efectivamente así es, pues Scott ha recibido multitud de imágenes y vídeos del coche en cuestión en la actualidad, incluso circulando por las calles del país.

Los mejores coches que, por desgracia, fueron abandonados

Las mencionadas instantáneas también revelan que el Ferrari F40 de Uday Hussein se encuentra en un estado lamentable. Muchos componentes aparecen rotos o dañados, otros han sido sustituidos por elementos que nada tienen que ver con los originales (como el volante) y en algún caso incluso podemos ver piezas provenientes de un Nissan. Sea como sea, te dejamos el vídeo de Scott a continuación.

Gracias a la publicación de la historia de su búsqueda, Scott Chivers ha recibido la ayuda, entre otros, de Chris Smith de Gas Monkey Garage. Chris viajó a Iraq en 2016 para localizar el Ferrari F40 del hijo de Saddam Hussein, objetivó que consiguió tras mucho esfuerzo. En aquel momento, tuvo ocasión de realizar una inspección en profundidad al coche y pudo comprobar que se encontraba en muy mal estado. Es más, Chris llega a asegurar en la entrevista que realiza con Scott que nunca en su vida había visto un Ferrari F40 tan mal conservado.

No acabó comprando el coche por lo complicado que habría sido sacarlo del país. Ahora, cuatro años más tarde, se sabe que el F40 sigue allí en Erbil, la capital del Kurdistán iraquí. De hecho, Scott Chivers ha tenido la ocasión de hablar con su actual dueño, quien le ha ofrecido el coche por la nada despreciable cantidad de 1,15 millones de dólares estadounidenses. Una suma muy elevada, demasiado, para que la historia acabara como esperábamos.

Imágenes y fuente: Ratarossa

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.